El Consejo Nacional Hispano de Personas Adultas Mayores exhorta a la nación...

El Consejo Nacional Hispano de Personas Adultas Mayores exhorta a la nación a apoyar el Seguro Social y otros programas que protegen el futuro de los norteamericanos mayores

Conferencia del NHCOA el 28 y 29 de septiembre Trabajando juntos por una Norteamérica dorada fuerte


COMPARTE ESTA NOTA

WASHINGTON, 22 de septiembre /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — El Seguro Social, conjuntamente con la Ley de Norteamericanos Adultos Mayores y la nueva ley de reforma de la salud del país, es un elemento fundamental para proteger el futuro de los norteamericanos mayores, dijo el National Hispanic Council on Aging (Consejo Nacional Hispano de Personas Adultas Mayores, NHCOA) mientras se prepara para abordar el tema en su conferencia anual el 28 y 29 de septiembre de 2010, en Washington, DC.

El NHCOA es la principal organización nacional dedicada a comprender las necesidades de los hispanos adultos mayores, sus familiares y cuidadores, y proteger su bienestar. Su conferencia – “Working Together for a Strong Golden America” (Trabajando juntos por una Norteamérica dorada fuerte) tendrá lugar el 28 y 29 de septiembre en el hotel LEnfant Plaza Hotel, 480 LEnfant Plaza SW, Washington, DC. Los hispanos son el segmento demográfico de crecimiento más rápido en los Estados Unidos.

“Cuidar a nuestros padres y abuelos en sus años dorados es una obligación moral”, dijo la presidenta y CEO del NHCOA, Dra. Yanira Cruz.

La Comisión de Reducción de Deuda, una comisión bipartidista del presidente Obama, hará recomendaciones el 1 de diciembre sobre formas de mantener la solvencia del Seguro Social para generaciones futuras. En la mesa: elevar la edad para recibir el Seguro Social y reducir beneficios.

“Elevar la edad para recibir el Seguro Social afectará desproporcionadamente a los hispanos”, dijo Cruz. “Muchos hispanos de nuestra nación trabajan en labores manuales que exigen una gran actividad física. Debido a eso, el grado de lesiones que sufren los hispanos es mayor, por lo que se ven obligados a retirarse antes de tiempo. Es un doble golpe adverso para los latinos”.

La edad para la jubilación completa ya ha aumentado de 65 a 66 años y va a subir a 67 en 2022 – una reducción del beneficio del 13%. Pero ahora algunos están proponiendo que debe elevarse hasta 70 años, lo que sería una reducción del 33%. Algunos justifican esa diferencia de tres años alegando que la expectativa de vida ha aumentado, y suponen que las personas pueden trabajar fácilmente más años de su vida. Ese es el caso de las personas que necesitan menos el Seguro Social: empleados administrativos con dinero.

Entre los oradores de la conferencia están el profesor Eric Kingson, PhD, de la Escuela de Trabajo Social de Syracuse University y codirector de Social Security Works. “No importa cómo lo maquillen, elevar la edad del retiro para el Seguro Social es una reducción de beneficios. Y es especialmente perjudicial para los trabajadores de bajos salarios y jóvenes, grupos en los que los latinos están excesivamente representados”, dijo Kingson. “Los expertos, los políticos y los economistas que le dicen a todo el mundo que tienen que trabajar más tiempo y que hay que reducir el Seguro Social no parecen entender lo perjudicial que es para muchos grupos elevar la edad de retiro. Los trabajadores de bajos ingresos son los que tienen más probabilidades de sufrir graves problemas de empleo y de salud en sus últimos años de trabajo”.

El NHCOA tratará estos temas y otros en varios informes, entre ellos:

— 8:30 – 10 a.m., martes 28 de septiembre, “Estado de los Problemas de Hispanos Adultos Mayores”.

— Con Jeff Cruz, Director Asociado, White House Office of Public Engagement; Edwin Walker, JD, Subsecretario adjunto de Operaciones de Programas, Administración de Personas Adultas Mayores, Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos; Profesor Kingson; Anna Wadia, MPA, Directora de Programa, The Ford Foundation; Leticia Miranda, Directora Asociada, Proyecto de Política Económica y Empleo, Consejo Nacional de La Raza

— 10 a.m. – mediodía, martes 28 de septiembre, “Tendencias de Seguridad Económica para Familias Hispanas”.

— Con Ralph Yaniz, MBA, Vicepresidente Regional Medio Oeste, AARP; Rene Pérez Rosenbaum, PhD, Profesor Asociado, Michigan State University; Nancy Altman, JD, Codirectora, Social Security Works; Rigo Saborio, MSG, Presidente y CEO, St. Barnabas Senior Services.

Los beneficios del Seguro Social para trabajadores jubilados y dependientes son modestos pero críticos, promediando unos $14,000 anualmente. Mantienen a millones fuera de la pobreza, especialmente mujeres de edad avanzada. Casi la mitad de los adultos mayores hispanos (49%) dependen completamente del Seguro Social para su jubilación frente al 20% de los adultos mayores blancos no hispanos. Sin el Seguro Social, el 53% de los adultos mayores hispanos viviría en la pobreza.

También fundamental para esta población: la OAA, que es un importante proveedor de servicios sociales y nutricionales para norteamericanos adultos mayores y sus cuidadores.

“Reautorizar la Ley de Norteamericanos Adultos Mayores nos da una gran oportunidad de revisar las políticas y programas establecidos para ver si son relevantes a la cambiante demografía de nuestra nación, desde los nacidos en la generación de la posguerra hasta nuestra sociedad multicultural”, dijo Jorge Lambrinos, del Instituto Edward R. Roybal de Gerontología Aplicada, University of Southern California Los Angeles. “Tenemos una oportunidad de modernizar las viviendas y los centros para personas adultas mayores, de modo que sean más relevantes para las necesidades de los norteamericanos adultos mayores de hoy”.

Los hispanos son los que más beneficios pueden recibir de la reforma de la atención de la salud, dice el NHCOA. Como los hispanos tienen los índices de seguros más bajos de cualquier población de los Estados Unidos, reciben menos servicios preventivos y tienen menos acceso a una atención médica de calidad. La falta de seguro es un factor clave en el hecho de que los hispanos sufren desproporcionadamente de un número de condiciones crónicas serias pero que se pueden prevenir, como la diabetes, el cáncer y la obesidad.

Muchos adultos mayores hispanos expresaron su confusión ante los beneficios que recibirán con la nueva ley del cuidado de la salud. Piensan que la nueva ley de la salud reducirá la cantidad de servicios a disposición de los adultos mayores, cuando en realidad la nueva ley contiene varias mejoras fundamentales en la cobertura del Medicare. Por ejemplo, la nueva ley no reduce los beneficios del Medicare. Es lo contrario: agrega nueva cobertura de visitas de salud preventiva, cierra gradualmente la brecha en la cobertura de las medicinas por receta (conocida como el “hoyo de la dona”), eleva las tasas de reembolso a los médicos de atención primaria y mejora la cobertura a largo plazo para los adultos mayores con discapacidades que viven en sus casas. Eso significa que los hispanos adultos mayores ya no tendrán que escoger entre comprar alimentos y comprar medicinas.

Dijo Cruz: “La promulgación de la reforma de la salud da esperanzas a millones de hispanos y sus familias, que no han tenido acceso a una atención médica asequible y de calidad. Nos estamos reuniendo en esta conferencia para alentar e inspirar a cada uno de nosotros a comprometernos y ser parte de la solución para crear una Norteamérica dorada fuerte.

El NHCOA es la principal organización nacional dedicada a comprender las necesidades de los hispanos adultos mayores, sus familiares y cuidadores, y proteger su bienestar. Los hispanos son el segmento demográfico de crecimiento más rápido en los Estados Unidos. Para más información, visite www.nhcoa.org.

FUENTE National Hispanic Council on Aging

El Consejo Nacional Hispano de Personas Adultas Mayores exhorta a la nación a apoyar el Seguro Social y otros programas que protegen el futuro de los norteamericanos mayores