El estudio del 2010 encargado por USA Swimming muestra resultados alarmantes: aproximadamente...

El estudio del 2010 encargado por USA Swimming muestra resultados alarmantes: aproximadamente el 70% de los niños afro-estadounidenses y el 58% de los niños hispanos reportan habilidades escasas o nulas para la natación, lo que los pone en peligro de morir ahogados

El miedo, la falta de estímulo de los padres y la apariencia personal son los principales factores por los que los niños no aprenden a nadar; el acceso a piscinas y los límites económicos son factores de menor importancia


COMPARTE ESTA NOTA

COLORADO SPRINGS, Colorado, 27 de mayo /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — Al acercarse el fin de semana del Día de los Caídos en Combate, que marca el tradicional inicio de la temporada de las piscinas en todo el país, un estudio reciente encargado por USA Swimming y realizado por la University of Memphis da a conocer estadísticas alarmantes sobre muchos de los niños de nuestro país. La Fase II del estudio Constraints Impacting Minority Swimming Participation (Restricciones que afectan la participación de los grupos minoritarios en la natación) determinó que casi el 70% de los niños afro-estadounidenses y el 58% de los niños hispanos tienen aptitudes escasas o nulas para la natación, en comparación con el 40% de los caucásicos, lo que los pone en riesgo de morir ahogados. Según el estudio, el miedo de los padres es el principal determinante de la capacidad de los niños para nadar.

El estudio completa la Fase I realizada en el 2008 que planteó los problemas y sirvió como catalizador para difundir la concientización sobre la poca habilidad para nadar de los niños de grupos minoritarios. El fin de este estudio fue entender mejor las verdaderas habilidades para nadar de los niños y determinar qué factores son los que más impactan en el hecho de que los niños aprendan o no a nadar.

El miedo supera al factor económico como principal factor.

Se determinó que el “miedo a ahogarse” era el más marcado indicador de la incapacidad para nadar entre las variables que se estaban analizando.

Mientras que el estudio reveló que los niños de familias* con ingresos más bajos eran los más inclinados a reconocer que “el presupuesto familiar no incluye dinero para que yo tome clases de natación”, la investigación de los grupos motivacionales determinó que muchos padres no permitirían que sus hijos nadaran incluso si las clases fueran gratuitas, un aspecto que se evaluó cuatro veces en diferentes grupos motivacionales. En general, el miedo superó a las preocupaciones económicas en todos los grupos raciales encuestados en las familias de bajos ingresos.

Según una madre que participó en un grupo motivacional de Denver: “Uno ya está preocupado y atemorizado. Es como si “yo” estuviera pagando para tener palpitaciones mientras observo. No es una buena idea. De ninguna manera. ¿Por qué debería pagar para tener miedo?”.

Otras variables importantes incluyen la falta de estímulo de los padres en las familias afro-estadounidenses e hispanas, y temas relacionados con la apariencia (la noción de que el cloro es prejudicial para la piel y el cabello de los afro-estadounidenses). Las variables menos importantes incluían límites económicos y acceso a las piscinas.

El 40% de los niños encuestados dijeron que pueden nadar mientras que solo el 18% del total de los encuestados ha tomado clases con un instructor certificado.

Los resultados del estudio muestran que mientras que el 40% de los niños informa que pueden nadar, solo el 18% del total de los encuestados han tomado, alguna vez, clases de natación con un instructor certificado. Cuando se les preguntó cómo habían aprendido a nadar, el 28% de los niños hispanos y el 26% de los niños afro-americanos respondió: “aprendí solo”. Este falso sentido de la confianza puede producir una tragedia ya que el 60% de los niños encuestados que no tienen capacidades para nadar planean pasar tiempo en el agua o cerca del agua durante este verano al menos una vez por mes.

El estudio Constraints Impacting Minority Swimming Participation, Fase II, fue realizado por la University of Memphis entre el 1 de febrero de 2010 y el 26 de mayo de 2010, y encuestó a más de 2.000 niños y sus padres en seis ciudades por todo EE.UU., entre ellas, Atlanta, Boston, Denver, Memphis, Miniápolis y San Diego.

“Nos quedamos pasmados por las historias de los participantes del grupo motivacional que revelaron cuán arraigado estaba el ‘factor miedo'”, comentó el Dr. Richard Irwin quien dirigió al equipo de investigadores junto con su esposa, la Dra. Carol Irwin.

“Utilizando las soluciones delineadas por nuestros grupos motivacionales y algunos programas de natación para minorías ya existentes, podemos tener una influencia sobre las estadísticas de muerte por ahogo, y agregarle al deporte de la natación mucha más diversidad”, agregó la Dra. Carol Irwin.

El objetivo final es crear soluciones reales diseñadas para asegurar que los niños están seguros en el agua, en especial, los jóvenes de las minorías que tienen un mayor riesgo de ahogarse. La USA Swimming Foundation, Cullen Jones -nadador afro-estadounidense ganador de la medalla olímpica de oro, y Make a Splash se están asociando en este verano. Utilizarán la información de los datos obtenidos mientras viajen por el país para educar a padres y niños sobre la importancia de aprender a nadar y sobre los recursos disponibles para las familias necesitadas. Make a Splash es la iniciativa nacional de seguridad en el agua creada por la USA Swimming Foundation con el fin de brindar acceso a clases de natación, sin cargo o con costos muy bajos, para los niños de todo el país.

“Los resultados de este estudio refuerzan la importancia de concientizar sobre el aprendizaje de la natación como una habilidad que puede salvarnos la vida”, dijo Chris LaBianco, Director General de Desarrollo de Swimming Foundation. “La USA Swimming Foundation, Cullen Jones y Make a Splash continúan difundiendo este mensaje a los padres y niños de la población general en ciudades por todo Estados Unidos. También estamos trabajando con cientos de programas asociados para ofrecer lecciones de bajo costo o gratuitas para las familias necesitadas. Esperamos que juntos podamos salvar vidas y reducir las tasas de muerte por ahogo”.

*bajos ingresos entendidos como los de quienes informaron participar en el program de almuerzos gratuitos o almuerzos de costo reducido

Metodología de la encuesta

Los sitios para la recogida de datos se identificaron en colaboración con representantes de USA Swimming y abarcaron seis (6) mercados urbanos (Atlanta, Georgia; Boston, Massachusetts; Denver, Colorado; Memphis, Tennessee; Minneapolis/St. Paul, Miniápolis; y San Diego, California. Dentro de cada mercado, el equipo de investigación trabajó con representantes de la Young Men’s Christian Association (YMCA) para identificar los lugares de recogida de datos apropiados. La YMCA fue elegida como la fuente principal de recogida de datos debido al acceso de la organización a diversas poblaciones de jóvenes (nadadores y no nadadores), un gran interés en el tema de la investigación y su previa colaboración en el estudio de 2008. Se programaron visitas para recogida de datos y capacitación del personal entre el 1 de febrero y el 31 de marzo de 2010. Se utilizó un método mixto de abordaje que implicó medidas cuantitativas (encuesta) y cualitativas (entrevistas de grupos motivacionales).

Para leer el estudio completo y sus resultados, haga clic aquí ( http://www.usaswimming.org/_Rainbow/Documents/121d4497-c4be-44a6-8b28-12bf64f36036/2010%20Swim%20Report-USA%20Swimming-5-26-10.pdf ).

CONTACTO: Erin Greene de USA Swimming, +1-719-216-4212, egreene@usaswimming.org; o Katrina Florence, +1-310-995-3619, katrina@commentpr.com, para USA Swimming, o Magaly Morales, magaly@commentpr.com, +1-954-240-9818

FUENTE USA Swimming

El estudio del 2010 encargado por USA Swimming muestra resultados alarmantes: aproximadamente el 70% de los niños afro-estadounidenses y el 58% de los niños hispanos reportan habilidades escasas o nulas para la natación, lo que los pone en peligro de morir ahogados