El informe de Appleseed detalla cómo el no cumplimiento de las leyes...

El informe de Appleseed detalla cómo el no cumplimiento de las leyes de EE. UU. pone en peligro a los niños mexicanos detenidos



COMPARTE ESTA NOTA

WASHINGTON, 28 de abril de 2011 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — Hoy, Appleseed y Mexico Appleseed dan a conocer un informe innovador que identifica muchos casos de incumplimiento de las leyes federales en relación con el tratamiento de los niños mexicanos detenidos luego de cruzar la frontera EE. UU. – México cuando no están acompañados por uno de sus padres o un tutor.

El informe, “Children at the Border: The Screening, Protection and Repatriation of Unaccompanied Mexican Minor” (“Niños en la frontera: investigación, protección y repatriación de menores mexicanos no acompañados”) presentado por Appleseed y Mexico Appleseed, muestra, entre otras cosas, que una ley federal de 2008, que apuntaba a impedir el tráfico y la explotación de seres humanos, no ha sido implementada completamente ni se cumple con ella, lo que posibilita la rutinaria violación de los derechos de los niños que no van acompañados. Como resultado de ello, miles de niños se ven expuestos innecesariamente al tráfico de seres humanos por cárteles de la droga y bandas criminales, y son repatriados hacia situaciones potencialmente abusivas y peligrosas, sin tener una oportunidad razonable de hacer valer sus derechos.

Cada año, más de 15,000 niños cruzan solos la frontera de EE. UU. con México. Si bien muchos buscan oportunidades económicas o tratan de reunirse con miembros de su familia, algunos buscan escapar de situaciones de violencia, abuso o abandono, o son traficados para el negocio del sexo o trabajo forzado. Algunos corren mucho riesgo de convertirse en víctimas del tráfico al ser devueltos a México.

En diciembre de 2008, el Congreso aprobó la Ley William Wilberforce sobre Reautorización y Protección de Víctimas de Trata, del año 2008 (la TVPRA) para proteger a los menores no acompañados del tráfico de seres humanos y la explotación y para ayudar a poner fin a la política de “puerta giratoria” por la que muchos eran repatriados a situaciones y entornos peligrosos.

A pesar de la aprobación de la TVPRA y las reformas de políticas en Estados Unidos y México, nuestra investigación determinó que la “puerta giratoria” que ha existido en la frontera durante años – por la que los niños son rutinariamente enviados de vuelta de inmediato sin una investigación seria de sus circunstancias personales o la determinación de si serán repatriados de manera segura – es todavía hoy la norma.

De acuerdo con la ley TVPRA, el Departamento de Seguridad Interna de EE. UU. (Department of Homeland Security, DHS) debe entrevistar a cada menor que cruza la frontera sin los padres o tutores legales para asegurarse de que esos niños no corren peligro de ser objetos de trata, no tienen reclamos posibles de asilo; y pueden regresar (y regresan) voluntariamente a su hogar.

La investigación de Appleseed revela que los menores que no van acompañados generalmente están mal informados sobre sus derechos a presentar un pedido de asilo y presentarse ante un juez. Además, las evaluaciones de la TVPRA no se están realizando de un modo o en un entorno que indicarían si el menor es una víctima potencial de tráfico o abuso. La manera de entrevistar a los niños no les permite hacer una elección verdaderamente “voluntaria” sobre si regresar o no a México.

Las recomendaciones de Appleseed, si se implementan, reducirían de manera significativa los riesgos que enfrentan estos niños. Los problemas clave que Appleseed recomienda abordar incluyen:

— DHS, que está manejando el tratamiento de estos menores, ha dado a la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (Customs and Border Protection, CBP) la responsabilidad primaria de entrevistar a estos niños y determinar si son víctimas de abuso o tráfico. Pero los funcionarios de la CBP no reciben capacitación obligatoria para manejar a los menores que no van acompañados, lo que no cumple con los requisitos de la TVPRA. Además, los funcionarios de la CBP no tienen experiencia en temas relacionados con el bienestar de los niños y generalmente entrevistan a los niños en las celdas y en lugares abiertos de los centros de detención donde estarán a la vista de los traficantes.

— Appleseed y Mexico Appleseed piden a DHS que dé la responsabilidad de determinar el estado de estos menores al Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (U.S. Citizenship and Immigration Services, USCIS). El USCIS ya maneja solicitudes de asilo para todos los niños que no están acompañados y tiene experiencia en asuntos relacionados con el bienestar de los niños. El USCIS es supervisado por el DHS y, de ese modo, el DHS puede hacer que este cambio ocurra.

Todas las conclusiones de Appleseed y sus recomendaciones se detallan en “Children at the Border” (“Niños en la Frontera”) disponible en: www.appleseednetwork.org.

El informe y las recomendaciones para reforma llegan luego de dos años de investigación realizada por un equipo pro bono de 32 abogados. El proyecto implicó visitas en 14 lugares diferentes a ambos lados de la frontera EE. UU. – México. La sociedad fue una colaboración única con los asesores legales pro bono de cuatro destacados bufetes: Akin Gump, Mayer Brown, DLA Piper en EE. UU.; y Jauregui, Navarrete y Nader S.C. en México.

Appleseed

“Pro Bono’s New Frontier” – American Lawyer Magazine

Appleseed es una red sin fines de lucro de centros de justicia de interés público y profesionales dedicados a construir una sociedad donde las oportunidades sean genuinas, el acceso a la ley sea universal y los gobiernos promuevan el interés público.

CONTACTO: Keith Rushing, +1-757-897-2147, krushing@appleseednetwork.org

FUENTE Appleseed

El informe de Appleseed detalla cómo el no cumplimiento de las leyes de EE. UU. pone en peligro a los niños mexicanos detenidos