El informe Licencia para Salvar y Ahorrar encuentra que las licencias graduales...

El informe Licencia para Salvar y Ahorrar encuentra que las licencias graduales para conducir podrían salvar 2,000 vidas y permitir ahorrar US$13,600 millones al año

El Contrato de Manejo entre Padres e Hijos Adolescentes de la Fundación Allstate ayuda a los padres a comenzar a hablar sobre la forma segura de conducir


COMPARTE ESTA NOTA

NORTHBROOK, Illinois, 6 de diciembre de 2011 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — El informe Licencia para Salvar y Ahorrar de la Fundación Allstate, desarrollado en colaboración con el National Safety Council (Consejo de Seguridad Nacional), demuestra que si todos los estados instrumentaran leyes integrales de licencias graduales para conducir (GDL, por sus siglas en inglés), podrían salvarse unas 2,000 vidas. Es más, si los 50 estados promulgaran leyes integrales de GDL, podrían conseguirse ahorros por US$13,600 millones al año.

Los hallazgos del informe son oportunos, ya que el Congreso se prepara para considerar la reautorización de la inversión en autopistas e infraestructura, legislación que históricamente ha incluido audaces medidas en salud pública y seguridad.

Los nuevos conductores adolescentes son los más proclives a sufrir accidentes automovilísticos en la calle. De hecho, los conductores de 16 años tienen tasas de accidentes dos veces superiores a la de los conductores de 18 a 19 años, y cuatro veces más elevadas que las de los conductores de mayor edad.

La GDL ayuda a los nuevos conductores a adquirir experiencia bajo supervisión y en condiciones menos riesgosas. Las leyes más integrales de GDL incluyen restricciones para conducir de noche, límites a la cantidad de pasajeros, prohibición a los teléfonos celulares y a los mensajes de texto, tiempo máximo de estar detrás del volante, edad mínima para tramitar un permiso de aprendizaje (16 años) y de 18 años para obtener la licencia total para conducir. En algunos estados que promulgaron severas leyes de GDL, la incidencia de muertes relacionadas con conductores adolescentes cayeron tanto como 40 por ciento.

“Las muertes causadas por conductores adolescentes constituyen una verdadera crisis de salud pública”, explicó Vicky Dinges, vicepresidente de responsabilidad social pública de Allstate. “Lo que es peor es que estas muertes pueden evitarse. Podemos tomar medidas muy simples y de sentido común, que protegerían a los conductores jóvenes en todo el país. Nuestros agentes Allstate ven de primera mano los peligros que existen en la calle para los conductores jóvenes; y como compañía estamos comprometidos a terminar con esta epidemia”.

Más de 81,000 personas murieron en accidentes en los que participaron conductores de 15 a 20 años en la década que va de 2000 a 2009, lo que convierte a los accidentes con conductores adolescentes en la principal causa de muerte de adolescentes en todo el país.

Además de las vidas perdidas, se estimó que el costo total para el país resultante de accidentes que involucraron conductores adolescentes en 2009 ascendió a US$38,300 millones. Estos costos incluyen pérdidas de salarios y de productividad, gastos médicos, gastos administrativos por seguros públicos y privados, costos de policía y legales, daños a los vehículos, costos no asegurados de los empleadores y pérdidas por incendio. Estos costos fueron pagados por los empleadores, por los gobiernos estatales y locales, y por los ciudadanos, a través de impuestos, honorarios y primas de seguro.

“Durante los últimos 20 años, las leyes de licencias graduales para conducir han salvado unas 15,000 vidas. Estas leyes pueden salvar miles de vidas estadounidenses y ahorrar miles de millones de dólares a los consumidores, a las empresas, y a los gobiernos estatales y locales”, dijo Janet Froetscher, presidente y CEO del National Safety Council. “Nuestros funcionarios elegidos no tienen muchas oportunidades en sus carreras de tomar medidas que salvarán miles de vidas y ahorrarán miles de millones de dólares en una acción legislativa. Éste es uno de esos momentos”.

Para examinar el informe completo y el contenido relacionado, visite http://www.allstatenewsroom.com.

Llegando a un acuerdo

Las leyes de GDL son estándares mínimos que pueden ayudar a mantener a los adolescentes más a salvo en la calle; sin embargo, cuanto más se involucren los padres en la experiencia de manejo de sus hijos adolescentes, es más probable que sean conductores y pasajeros más seguros. Para ayudar a educar a los padres y a los adolescentes acerca de las medidas de seguridad que mantienen protegidos a los conductores, la Fundación Allstate creó un nuevo y gratuito Contrato de Manejo entre Padres e Hijos Adolescentes. El contrato puede ayudar a los padres y a sus hijos adolescentes a tomar decisiones más seguras cuando están detrás del volante y cuando viajan como pasajeros con sus amigos.

“El Contrato de Manejo entre Padres e Hijos Adolescentes ayuda a abrir la puerta al diálogo con su hijo adolescente sobre el manejo seguro”, dijo Dinges. “El contrato funciona mejor cuando se lo acompaña con acciones que demuestren esas conductas de manejo seguro que uno quiere que tengan sus hijos adolescentes; y cuando se refuerzan esos comportamientos con intercambios de ideas continuos y progresivos a medida que sus hijos se ven expuestos a nuevas situaciones de manejo”.

El nuevo contrato ofrece la oportunidad para que los padres debatan las responsabilidades de sus hijos adolescentes cuando manejan o cuando viajan como pasajeros en un auto conducido por otro adolescente, y para decidir juntos las consecuencias cuando no se cumple con esas responsabilidades. El contrato favorece la discusión acerca de diversas cuestiones diferentes que afectan la conducta de manejo seguro, entre ellas:

— No enviar mensajes de texto ni hablar por teléfono celular mientras se conduce – Las llamadas por celular y los mensajes de texto aumentan significativamente el riesgo de accidentes, y los adolescentes se ven particularmente afectados.

— Usar cinturón de seguridad – Usar cinturones sobre la falda y el hombro puede reducir en un 45% el riesgo de muerte en un accidente automovilístico.

— Detener las distracciones – En 2009, se informó que en el 16 por ciento de todos los accidentes fatales entre personas menores de 20 años estuvieron involucradas distracciones en el manejo.

— Bajar la velocidad – En 2009, los accidentes por exceso de velocidad representaron el 34% de las fatalidades entre jóvenes de 16 a 19 años.

— Conducir durante el día – Casi la mitad de los adolescentes que sufrieron accidentes automovilísticos en 2009, murieron entre las 3 p.m. y la medianoche.

— Limitar la cantidad de pasajeros – La presencia de un pasajero aumenta la posibilidad de un accidente fatal; la presencia de un pasajero varón casi duplica esa posibilidad.

— Ser un pasajero seguro – Ser un pasajero responsable puede ayudar a otros conductores a estar más seguros. Además de no permitir más personas en el auto con un conductor adolescente que lo que permite la ley, los pasajeros responsables pueden ofrecerse a hacer llamadas o a enviar mensajes de texto en lugar del conductor, negarse a entrar en un auto cuando el conductor ha bebido o esté drogado, y evitar situaciones riesgosas.

— No beber ni consumir drogas – El trece por ciento de los estudiantes de los últimos años de las escuelas secundarias informaron haber conducido bajo la influencia de marihuana, cantidad casi equivalente a quienes informaron haber manejado bajo la influencia de alcohol.

— Sacarse buenas notas – Las buenas notas no son sólo importantes para la futura carrera de su hijo adolescente, sino que también son indicadoras de conductas de manejo seguras. Los estudios han demostrado una fuerte correlación entre sacarse buenas notas y en comportarse de manera segura en la calle.

Los padres pueden conseguir contratos personalizados para sus estados particulares, que incluyen información sobre las leyes de GDL aplicables a sus hijos adolescentes, visitado http://www.allstatefoundation.org/parent-teen-agreement.

Metodología

Los estimados de vidas salvadas del informe Licencia para Salvar y Ahorrar de la Fundación Allstate fueron generados usando un estudio de 2007 que analizaba el efecto de los programas de licencias graduales para conducir (GDL) para producir estimados de reducción de porcentajes comparados con el estimado de la National Highway Traffic Safety Administration (NHTSA) (Administración Nacional para la Seguridad del Tránsito en las Autopistas) sobre la cantidad de fatalidades en las que participaron conductores jóvenes en cada estado. Además, dos elementos adicionales de las leyes de GDL que no fueron examinados en el estudio de 2007 recibieron un valor conservador de 7 por ciento de reducción de accidentes fatales; y la prohibición de uso de teléfonos celulares por parte de adolescentes obtuvo un factor de reducción de accidentes fatales de 14 por ciento, tomando como base estimados de la NHTSA y del National Safety Council. Los estimados de dólares ahorrados según el informe Licencia para Salvar y Ahorrar se calcularon aplicando los estimados de la NHTSA de la cantidad de fatalidades en accidentes que involucraron conductores jóvenes, al costo promedio de los accidentes automovilísticos. Para obtener una explicación detallada de los estimados realizados en el informe Licencia para Salvar y Ahorrar de la Fundación Allstate, sírvase visitar http://www.allstatenewsroom.com.

Acerca de la Fundación Allstate

La Fundación Allstate fue creada en 1952. Se trata de una institución benéfica independiente que existe gracias a las subsidiarias de la Allstate Corporation (NYSE: ALL). Mediante asociaciones con organizaciones sin fines de lucro de todo el país, la Fundación Allstate lleva las relaciones, la reputación y los recursos de Allstate para apoyar soluciones innovadoras y duraderas que estimulen el bienestar y la prosperidad de las personas. La Fundación Allstate se centra en la forma segura de conducir de los adolescentes y en construir la independencia financiera para los sobrevivientes de la violencia doméstica; en este sentido, también promueve comunidades seguras y vitales; la tolerancia, la inclusión y la diversidad; y el fortalecimiento económico. Para más información, visite http://www.AllstateFoundation.org.

Acerca del National Safety Council

El National Safety Council (http://www.nsc.org) salva vidas evitando lesiones y muertes en el trabajo, en los hogares y en las comunidades, así como en los caminos, gracias al liderazgo, la investigación, la educación y acciones de defensa.

FUENTE The Allstate Foundation

El informe Licencia para Salvar y Ahorrar encuentra que las licencias graduales para conducir podrían salvar 2,000 vidas y permitir ahorrar US$13,600 millones al año