El presidente de la NHCLC, Samuel Rodríguez, afirma que la ley de...

El presidente de la NHCLC, Samuel Rodríguez, afirma que la ley de Alabama es anticristiana, anticonservadora y antiestadounidense

La ley de Alabama sobre inmigración fomenta un espíritu de prácticas raciales y discriminatorias


COMPARTE ESTA NOTA

SACRAMENTO, California, 17 de junio del 2011 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — La política de Inmigración de Alabama, conocida como H.B. 56, promulgada ayer por el gobernador de ese estado, Robert Bentley, ya está siendo tildada como la ley inmigratoria más controversial y la más restrictiva con la inmigración ilegal en el país. Los grupos de defensa de derechos, incluida la Unión Estadounidense de Libertades Civiles de Alabama (American Civil Liberties Union of Alabama), prometen impugnar la radical medida aprobada por el gobernador Bentley el jueves, la que se considera aún más severa que la ley SB1070 de Arizona (que todavía es objeto de impugnación judicial). La ley de inmigración de Alabama entrará en vigor el 1 de septiembre del 2011.

Esta medida coloca instantáneamente al estado de Alabama al frente del debate sobre la inmigración. En la nueva ley se indica que las escuelas públicas deberán confirmar la situación de residencia legal de los estudiantes mediante certificados de nacimiento o declaraciones juradas; a los inmigrantes ilegales se les prohibirá asistir a universidades estatales. También será ilegal transportar, albergar o rentar todo tipo de propiedad a inmigrantes indocumentados. Los negocios, por su parte, deberán controlar la situación jurídica de los trabajadores mediante un sistema federal denominado E-Verify, que, según parece, invita a los efectivos de fuerzas de seguridad, así como a los dueños de propiedades y a los empleadores, a realizar perfiles raciales. La ley también les prohíbe a las ciudades aprobar disposiciones que impliquen una protección de inmigrantes indocumentados en sus jurisdicciones.

El reverendo Samuel Rodríguez, presidente de la Conferencia Nacional de Liderazgo Cristiano e Hispánico (National Hispanic Christian Leadership Conference, http://www.nhclc.org), también conocida como la Asociación Evangélica Hispánica (Hispanic Evangelical Association), la organización cristiana hispánica más grande del país, manifestó: “La nueva ley de inmigración de Alabama representa un éxito no en atender la crisis de inmigración o en ofrecer una solución sostenible, sino en fomentar un espíritu de prácticas raciales y discriminatorias. Esta ley es anticristiana, anticonservadora y antiestadounidense. Renueva el viejo espíritu de George Wallace y pone en peligro a los pastores y clérigos en su misión hacia las comunidades con el amor de Cristo.

“Hacemos un llamamiento a la Iglesia de Alabama que cree en la Biblia para que se alce en nombre de la rectitud y la justicia”, continuó Rodríguez. “Como expresó el Dr. Martin Luther King Jr. en su carta desde Birmingham, los seguidores de Cristo no se alzaron en Alabama sobre el tema según nuestro mandato bíblico. Este silencio no es una opción. La respuesta a la crisis de inmigración en los Estados Unidos yace en la Palabra de Dios. La respuesta es reconciliar Levítico 19 con Romanos 13, compasión con el imperio de la ley. La respuesta es una estrategia de integración justa que detenga toda la inmigración ilegal, prohíba la amnistía, deporte a aquellos involucrados en actividades nefastas, a la vez que se facilite un proceso de integración y legalización para los individuos trabajadores que se mantienen a sí mismos”.

El reverendo Samuel Rodríguez se reunió esta semana con el gobernador de Kansas, Sam Brownback, y se reunirá con los gobernadores republicanos para ofrecer su Estrategia de Integración Justa como solución práctica al problema de la inmigración. Rodríguez presentó la estrategia de integración en una reunión con el presidente Obama hace un año. Este año, el presidente incorporó la verborragia del reverendo Rodríguez en sus presentaciones recientes sobre inmigración.

Según el censo, la población hispana de Alabama llegó a más del doble entre el 2000 y el 2010, a 186,000, o 3.9% de las aproximadamente 4.8 millones de personas del estado.

Linton Joaquin, abogado general del Centro Nacional de Legislación sobre Inmigración (National Immigration Law Center) de Los Ángeles, declaró que la ley de Alabama cubre todos los aspectos de la vida de un inmigrante. “Es un ataque feroz contra los inmigrantes y las personas de color en general; agrega restricciones en la educación y la vivienda, entre otras áreas. Es un ataque muy amplio”, manifestó Joaquin.

El presidente de la NHCLC, Samuel Rodríguez, concluyó: “Al fin y al cabo, los inmigrantes revitalizarán la Iglesia estadounidense, reafirmarán los valores de la fe, la familia y el trabajo duro, a la vez que enriquecerán la narrativa colectiva de nuestra experiencia estadounidense. Sweet Home Alabama. Esta ley solo dice sí si no te ves como un inmigrante”.

La Conferencia Nacional de Liderazgo Hispano y Cristiano es la Asociación Evangélica Hispana que unifica, atiende y representa a la comunidad hispana mediante 34,200 iglesias miembros y 20 millones de electores reconciliando lo vertical y lo horizontal del mensaje cristiano a través de las 7 directivas de vida, familia, servicio, administración, justicia, educación y juventud.

FUENTE National Hispanic Christian Leadership Conference

El presidente de la NHCLC, Samuel Rodríguez, afirma que la ley de Alabama es anticristiana, anticonservadora y antiestadounidense