El programa ‘Charge for Harm’ para mitigación de los daños causados por...

El programa ‘Charge for Harm’ para mitigación de los daños causados por el alcohol es introducido por Avalos, Supervisor de San Francisco



COMPARTE ESTA NOTA

SAN FRANCISCO, 22 de junio /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — San Francisco nuevamente a la vanguardia con la introducción de un amplio programa local de tarifa de mitigación que se cobrará a mayoristas de productos alcohólicos por servicios relacionados en la ciudad y condado. Se espera que la oficina del interventor dé a conocer el jueves un estudio “nexo” que muestra la relación que existe entre las ventas de alcohol con los costos de los servicios de comportamiento social de la comunidad, el transporte de emergencias médicas de bomberos y los costos del Alguacil en relación con el manejo de personas ebrias.

(Logo: http://www.newscom.com/cgi-bin/prnh/20100329/DC77689LOGO)

(Logo: http://photos.prnewswire.com/prnh/20100329/DC77689LOGO)

“Las agencias de gobierno de San Francisco no pueden continuar subvencionando a la industria del alcohol. Cada año, el consumo de alcohol le cuesta a los residentes de San Francisco decenas de millones de dólares en daños”, dijo Bruce Lee Livingston, director ejecutivo del Marin Institute. “Ya es hora de que la gran industria del alcohol (Big Alcohol), con inclusión de los mayoristas, paguen lo que les corresponde. Ya deberían estar pagando tarifas por los daños causados por el alcohol”.

La legislación introducida por John Avalos, Presidente y Supervisor del Comité de Preexpuesto, crea una nueva tarifa de mitigación para el alcohol. Los fondos deben asignarse para los daños que el consumo de alcohol causa en la ciudad. El estudio nexo realizado por el interventor de la Ciudad de San Francisco mostrará la correlación directa entre el cuidado de la salud, los servicios humanos, la seguridad pública y los costos de transporte y consumo, y las ventas mayoristas de alcohol en la ciudad y condado.

Los daños relacionados con el alcohol se reflejan en servicios de tratamiento, de prevención, servicios de ambulancias y hospitalización para enfermedades relacionadas con el alcohol, como la cirrosis hepática y el cáncer. Otros servicios de la ciudad relacionados indican gastos relacionados con el alcohol, como el sistema de justicia penal que se ocupa de la respuesta de la policía a los accidentes de transito, violencia familiar y litigios. Sin embargo, estos importantes costos no se incluirán en el actual estudio nexo.

“En este momento en nuestra ciudad, los servicios de salud y humanos esenciales están siendo seriamente recortados”, dijo Gabriel Holland, Director Político de SEIU 1021. “Esta tarifa para daños producidos por el alcohol ayudará a reestablecer algunos de los necesarios fondos y servicios esenciales para nuestro tratamiento y agencias proveedoras, así como nuestras agencias de servicios de cuidado de la salud que se ocupan, diariamente, de temas relacionados con el alcohol”.

“El Supervisor Avalos propone cobrar la tarifa a los mayoristas, no a los minoristas, hoteles, bares o restaurantes”, agregó Livingston. “Los mayoristas no solamente están en gran medida fuera del país, sino que la mayoría de la producción de alcohol es controlada por tres corporaciones internacionales con base en Europa que lucran con dicha producción. Esta tarifa es insignificante para los consumidores de San Francisco e insignificante para las empresas, mientras que cada residente paga por los servicios de salud, médicos y de transporte”. Cuando se apruebe, la tarifa de mitigación de daños causados por el alcohol en San Francisco será el primer programa local del país en cobrar una “tarifa por daños causados por el alcohol”, sobre la base de las leyes tradicionales relacionadas con perjuicios y seguridad.

Si desea información adicional sobre los programas Charge for Harm, visite MarinInstitute.org.

CONTACTO: Jorge Castillo, 213-840-3336

Michael Scippa, 415-548-0492

FUENTE Marin Institute

El programa ‘Charge for Harm’ para mitigación de los daños causados por el alcohol es introducido por Avalos, Supervisor de San Francisco