Encuesta de Consumer Reports sobre la influenza: Aproximadamente 3 de cada 10...

Encuesta de Consumer Reports sobre la influenza: Aproximadamente 3 de cada 10 trabajadores de salud ‘viven en una burbuja’, no se vacunarán contra la influenza

Los hombres y las mujeres discrepan sobre su invencibilidad a la influenza


COMPARTE ESTA NOTA

YONKERS, Nueva York, 14 de octubre /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — Una nueva encuesta de salud de Consumer Reports revela que una proporción alarmante de grupos “de riesgo” no recibirá la vacuna contra la influenza este año. Lo más preocupante es que tan solo el 40% de los norteamericanos en riesgo, es decir, los que cuidan a niños jóvenes o trabajan en centros residenciales geriátricos, hospitales, u otro entorno de salud, dijeron que planean tomar la vacuna este año, una combinación de la influenza estacional y la gripe porcina (H1N1) de 2009, mientras que el 28% dijeron que definitivamente no tomarían la vacuna.

“Es inquietante saber que hay personas que cuidan a niños, inclusive a bebés, y a ancianos que no piensan vacunarse. Estos trabajadores de salud tienen mayores probabilidades de contagiar la enfermedad y transmitirla a las personas a quienes cuidan. Y no es ningún secreto que los niños pequeños y las personas mayores presentan mayor riesgo de complicaciones y aun la muerte”, dijo la Doctora Orly Avitzur, consultora médica, Consumer Reports Health. Los resultados principales de la encuesta e información orientadora sobre la vacuna contra la influenza y otros tipos de vacunas están disponibles en www.ConsumerReportsHealth.org.

El estudio, realizado a escala nacional por el Centro de Investigación Nacional de Consumer Reports, encontró otros ejemplos de poblaciones “de riesgo” que viven en una burbuja. Por ejemplo, solamente el 45% de los norteamericanos en riesgo de salud dijeron que planean vacunarse este año contra la influenza. Esta categoría incluye a aquellas personas con condiciones pulmonares como el asma, los diabéticos, personas con condiciones cardíacas (salvo la hipertensión), aquellas con problemas del sistema inmunológico o afecciones neurológicas o neuromusculares. Las personas que padecen estas condiciones tienen mayor probabilidad de registrar complicaciones derivadas de la influenza. “Sospechamos que parte del problema está asociada a la falta de comprensión de los riesgos de salud por parte del individuo mismo – de hecho, solamente el 42 por ciento de las personas con riesgo de complicaciones por causa de la influenza se describieron como tal”, dijo la Doctora Avitzur.

Sólo el 51% de las personas en la categoría de “riesgo de edad: (es decir, de 65 años de edad y mayores) dijeron que planean recibir la vacuna combinada. Casi un tercio (33 por ciento) de aquellas de 65 años de edad y mayores dijeron creer que corren mayor riesgo de contraer complicaciones a raíz de la influenza estacional.

Entre las razones por no vacunarse este año hay primero la creencia que la epidemia de la gripe porcina estuvo exagerada el año pasado (45 por ciento), seguido por las preocupaciones por efectos secundarios (44 por ciento) y la seguridad de la vacuna (41 por ciento). Casi un tercio (28 por ciento) dijeron creer que la vacuna no funciona.

Otros datos importantes de la encuesta:

— En conjunto, solo el 37 por ciento de los encuestados dijeron que recibirán la vacuna combinada esta temporada mientras el 31 por ciento dijeron que todo depende. El 30 por ciento confirmaron que no recibirán la vacuna este año.

— De aquellas personas que no se vacunaron contra la influenza estacional el año pasado, la principal razón citada fue la creencia errónea de que es mejor que se fortalezcan por sí solas nuestras inmunidades naturales. “Le exhortamos a todos a obtener la vacuna combinada este año contra la influenza estacional y la gripe porcina H1N1 de 2009”, dijo la Doctora Avitzur.

— Los hombres más que las mujeres (46 por ciento frente a 35 por ciento) fueron más probables a invocar la excusa “Nunca me contagio con influenza” para no vacunarse. En conjunto, el 41 por ciento citaron esta justificación, una importante reducción del 54 por ciento del 2008, lo cual indica que más norteamericanos ya captan el mensaje de que uno no se debe contar como inmune a la influenza.

— Cuando la confianza en la seguridad de la vacuna combinada se tratara, el 69 por ciento dijeron tener mucha o un tanto de confianza en la seguridad de la vacuna contra la influenza de 2010. En comparación, el 62 por ciento confiaron en la vacuna H1N1 del año pasado. En conjunto, sin embargo, el 25 por ciento no tenían mucha confianza o ninguna en la seguridad de la vacuna.

— Los americanos que son indecisos sobre si vacunarse o no vacunarse este año mencionaron los siguientes factores que podrían influir en sus planes este año:

— El consejo de su proveedor de salud (73 por ciento)

— Reportes de brotes en la comunidad (62 por ciento)

— Pautas o alertas de departamentos locales o estatales de salud y/o agencias federales tales como el Surgeon General o los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (57 por ciento).

— En una nota positiva, el 58 por ciento de los padres se aseguraron de hacer vacunar a sus hijos contra la influenza estacional el año pasado frente a solo 41 por ciento en el 2008

— Más noticias buenas, la mayoría de los norteamericanos (66 por ciento) le dijeron a Consumer Reports Health que la vacuna contra la gripe porcina y/o vacuna nasal fue administrada gratuitamente el año pasado. Y, otra señal de que el costo no es un obstáculo para los norteamericanos, una pequeña proporción (12 por ciento) citó el costo como justificación para no vacunarse contra la influenza estacional el año pasado.

Metodología de la Encuesta

Un total de 1,500 adultos de 18 años y mayores fueron contactados y aceptaron participar mediante llamadas generadas al azar por Princeton Survey Research International. El margen de error fue +/-2.9 por ciento.

OCTUBRE 2010

Consumers Union 2010. El material que aparece más arriba está dirigido únicamente a agencias de noticias legítimas. No podrá ser usado para fines comerciales ni promocionales. Consumer Reports® es una publicación de Consumers Union, una organización sin fines de lucro, experta e independiente, cuya misión es trabajar por un mercado transparente, justo y seguro para todos los consumidores, y para empoderar a los consumidores para que se protejan. No aceptamos publicidad y pagamos por todos los productos que evaluamos. No tenemos ningún tipo de interés comercial. Nuestros ingresos surgen de la venta de Consumer Reports(R), ConsumerReports.org(R) y nuestras otras publicaciones y productos de información, servicios, cargos, y aportes y subsidios no comerciales. Nuestras calificaciones e informes son solo para el uso de nuestros lectores. Ni las calificaciones ni los informes se pueden usar en publicidad o para otros fines comerciales sin nuestro permiso. Consumers Union tomará todas las acciones disponibles para evitar el uso comercial de sus materiales, de su nombre o el nombre de Consumer Reports(R).

FUENTE Consumers Union

Encuesta de Consumer Reports sobre la influenza: Aproximadamente 3 de cada 10 trabajadores de salud ‘viven en una burbuja’, no se vacunarán contra la influenza