Encuesta de la Fundación para la Educación acerca de la Hipertensión divulga...

Encuesta de la Fundación para la Educación acerca de la Hipertensión divulga que el 86% de los hispanos diagnosticados con presión sanguínea alta están tomando medicación, pero igual sugiere la necesidad de mejorar la concientización acerca de los riesgos

Los resultados destacan la necesidad de mejorar la educación y el manejo del estilo de vida entre los hispanos


COMPARTE ESTA NOTA

Nueva York, NY–(HISPANIC PR WIRE)–21 de mayo de 2007–Una encuesta llevada a cabo por Harris Interactive para la Fundación para la Educación acerca de la Hipertensión o HEF (Hypertension Education Foundation) revela importantes brechas en la comprensión que tienen algunos hispanos acerca de los riesgos asociados con la hipertensión (alta presión sanguínea) y de lo que pueden hacer para manejar esta condición.

“Las buenas noticias que reveló la encuesta es que muchos de los que sufren de presión alta en la comunidad hispana están recibiendo tratamiento y están siguiendo sus regímenes de medicación”, dijo el Dr. Marvin Moser, Presidente de la HEF. “Lamentablemente, la encuesta también revela claramente que la presión alta en este segmento de la población no se encuentra completamente bajo control y que esto podría deberse parcialmente a la falta de información acerca del impacto que la presión alta puede tener en la salud y también acerca de lo que se puede hacer para reducir los riesgos con cambios en el estilo de vida”.

La presión alta afecta casi a uno de cada cuatro adultos (60 millones) en los Estados Unidos. Se ha calculado que aproximadamente la mitad de los estadounidenses que sufren de alta presión arterial no saben que tienen esta condición médica porque no tiene síntomas evidentes. Esta condición es una causa primaria o contribuyente de muerte para más de un cuarto de millón de personas en los Estados Unidos cada año y constituye un factor de riesgo significativo para la enfermedad coronaria que puede llevar a una apoplejía, a un ataque al corazón o a una insuficiencia cardíaca y renal. Más del 22% de las mujeres hispanas y casi el 25% de los hombres hispanos tienen la presión sanguínea alta; las mayores causas de muerte entre los adultos hispanos son los ataques de apoplejía y la enfermedad del corazón.

La encuesta fue solventada por una subvención de King Pharmaceuticals, Inc. y en ella participaron 1,245 adultos mayores de 45 años a quienes se les había diagnosticado hipertensión.

Como nota positiva, la encuesta muestra que el 77% de los hispanos encuestados saben que la presión sanguínea óptima es de 120/80. Una gran mayoría también informó que toma medicación para ayudar a controlar la presión arterial (el 86%), y el 87% de ellos informó que siempre toman su medicación siguiendo las indicaciones.

Sin embargo, el estudio también sugiere que muchos hispanos en este momento solamente toman la medicación para controlar su condición y no están siguiendo las pautas para un estilo de vida saludable: el 50% de los hispanos encuestados informaron que no están siguiendo una dieta saludable porque están tomando medicación para controlar su presión sanguínea. Específicamente, hay más posibilidades de que los hispanos informen que no hacen actividades físicas regularmente porque están tomando medicación para controlar su presión sanguínea (el 34%) que los adultos blancos o afroamericanos (el 26% y el 24% respectivamente).

A casi la mitad (el 47%) de los hispanos encuestados, el médico le había dicho que su presión sanguínea todavía estaba demasiado alta en algún momento de su tratamiento, aunque la mayoría de los encuestados estaban tomando medicación para ayudar a controlar su hipertensión.

La encuesta provee evidencia que sugiere una falta de comunicación entre los pacientes y sus proveedores de atención médica acerca de la información para el manejo de la hipertensión; el 19% de los participantes hispanos informó que no sabían el objetivo específico del tratamiento y el 35% de ellos informó que su proveedor de atención médica no les había dicho cuál era el objetivo específico del tratamiento. Además, solamente el 38% de los hispanos encuestados informaron que hacen actividades físicas regularmente, el 64% sigue una dieta saludable, el 28% practica técnicas para relajarse y el 30% limita su consumo diario de bebidas alcohólicas con el objetivo de manejar su condición médica. Estos números sugieren que muchos hispanos no comprenden la importancia que los cambios en el estilo de vida tienen para el manejo de la presión alta.

Los hispanos carecen igualmente de información acerca de los riesgos asociados con la hipertensión. Aunque casi todos los hispanos encuestados asocian la presión sanguínea alta con el riesgo de un ataque cardíaco (el 94%), solamente el 83% de ellos la asocia con un ataque de apoplejía. Y en lo que respecta a otros riesgos como la arteriosclerosis (el endurecimiento de las arterias) (el 75%), el agrandamiento del corazón (el 60%) y la insuficiencia renal que impide que los riñones funcionen como es debido (el 46%), la brecha de información es aún mayor. Más de un tercio (el 34%) de los encuestados respondieron que su médico no les había informado, y el 14% respondió que no estaban seguros si su médico les había informado o no, acerca de los riesgos cardiovasculares asociados con la presión alta.

“Los resultados de la encuesta muestran que hasta entre los hispanos que están siendo atendidos por hipertensión, existe una falta de completo conocimiento o de preocupación entre muchos de ellos acerca de los riesgos asociados con esta condición médica. Aunque los encuestados hispanos tenían más posibilidades de ser tratados por diabetes y por colesterol alto además de por hipertensión, es alarmante cuántos de ellos no están tomando siquiera las medidas más básicas, como seguir una dieta saludable o hacer actividades físicas, para mejorar su salud”, dijo el Dr. Frank Lavernia, miembro adjunto del profesorado de la Coalición para el Fomento de la Salud Cardiovascular (Coalition for the Advancement of Cardiovascular Health) y fundador del Diabetes Center en el North Broward Medical Center. “Dada la preponderancia de los daños a los órganos asociados con la alta presión arterial, es especialmente importante hacerle llegar a la población hispana no solamente la importancia de manejar esta enfermedad activamente, sino también que es posible reducir los riesgos relacionados a través del tratamiento correcto, incluyendo cambios en el estilo de vida, la medicación apropiada y la educación del paciente”.

“La comprensión (o la falta de comprensión) de la gente acerca de la alta presión sanguínea es un factor clave en cómo los pacientes tratan de controlarla”, dijo el Dr. Moser, quien, además [de ser el Presidente de la HEF] es Profesor Clínico de Medicina en la Facultad de Medicina de la Universidad Yale y el Jefe de Redacción del Journal of Clinical Hypertension. “El tratamiento efectivo de la hipertensión es uno de los ejemplos más espectaculares acerca del éxito que existe en la prevención de las enfermedades, pero esta encuesta muestra que todavía nos queda mucho camino por recorrer. Al bajar exitosamente la presión arterial, se reducen las apoplejías y las muertes por apoplejía, por insuficiencia cardíaca y por ataques al corazón entre el 35% y el 50%. Dados los importantes porcentajes de adultos hispanos que tienen presión alta, es imperativo que este segmento de la población esté mejor informado acerca de los riesgos cardiovasculares de la hipertensión y lo que se puede hacer para reducirlos”.

Metodología

Esta encuesta fue llevada a cabo en Internet dentro de los Estados Unidos por Harris Interactive a pedido de la Fundación para la Educación acerca de la Hipertensión (Hypertension Education Foundation) y de King Pharmaceuticals, Inc. entre el 4 y el 17 de enero de 2007 y entre 1,245 adultos mayores de 45 años de edad a quienes se les había diagnosticado hipertensión. Las cifras acerca de la educación, edad, sexo, raza u origen étnico, región e ingresos familiares fueron ponderados cuando correspondía para que correspondieran a las proporciones reales de la población. También se usó ponderación de los resultados por propensión para ajustar la propensión que existe a utilizar Internet.

Con un ejemplo de probabilidad puro de 1,245 adultos (incluyendo a 112 hispanos), uno podría decir, con un noventa y cinco por ciento de probabilidad, que los resultados generales tienen un error de muestreo de +/- 3 puntos de porcentaje. Los errores de muestreo de los datos basados en sub-muestras serían mayores y variarían. Sin embargo, eso no toma en cuenta otras fuentes de errores. Esta encuesta en Internet no está basada en una muestra de probabilidad y, por lo tanto, no se puede calcular un error de muestreo teórico.

Acerca de la HEF

La Fundación para la Educación acerca de la Hipertensión o HEF (Hypertension Education Foundation, Inc.) fue constituida como una fundación pública en 1977 con el propósito de aumentar la concientización tanto de los médicos como del público acerca de los problemas relacionados al tratamiento de la presión arterial alta y para promover los esfuerzos de investigación y de enseñanza en el área de la hipertensión. Ha organizado y participado en más de 50 simposios sobre la hipertensión en todo Estados Unidos durante los últimos ocho años y ha patrocinado visitas de oradores, becas de investigación acerca de la hipertensión y otros programas educativos, y también investigaciones acerca de las causas de la hipertensión en los diferentes grupos étnicos. La HEF distribuye dos folletos informativos, “La Presión Sanguínea Alta: Lo que Usted Debe Saber al Respecto y lo que Usted Puede Hacer para Ayudar a su Médico con el Tratamiento“ (“High Blood Pressure: What You Should Know About It and What You Can Do To Help Your Doctor Treat It”) y “La Presión Sanguínea Alta y la Diabetes: Contrólelas y Viva Más“ (“High Blood Pressure and Diabetes: Control Them and Live Longer”). Estos, al igual que otros materiales informativos para el paciente, pueden ser descargados del sitio Web de la HEF en http://www.hypertensionfoundation.org.

Acerca de Harris Interactive

Harris Interactive es la 12ª empresa de investigación de mercado con mayor y más rápido crecimiento en el mundo. La compañía provee investigación innovadora, perspicacias y asesoramiento estratégico para ayudar a que sus clientes tomen decisiones con más confianza, las cuales llevan a mejoramientos mensurables y duraderos de su desempeño. Harris Interactive es ampliamente conocida por The Harris Poll, una de las encuestas de opinión independiente de más larga duración, y por sus pioneros métodos de investigación de mercado en Internet. La compañía ha construido lo que cree que es el panel de participantes de encuestas más grande del mundo, el Harris Poll Online. Harris Interactive provee sus servicios a clientes en todo el mundo a través de sus oficinas en los Estados Unidos, Europa y Asia, a través de sus filiales de propiedad completa Novatris en Francia y MediaTransfer AG en Alemania, y a través de una red global de compañías de investigación de mercado independientes. Se puede obtener más información acerca de Harris Interactive en http://www.harrisinteractive.com.

Para hacerse miembro del Harris Poll Online y para ser invitado a participar en las encuestas en Internet, inscríbase en http://www.harrispollonline.com.

Encuesta de la Fundación para la Educación acerca de la Hipertensión divulga que el 86% de los hispanos diagnosticados con presión sanguínea alta están tomando medicación, pero igual sugiere la necesidad de mejorar la concientización acerca de los riesgos