Encuesta Nacional revela que los hispanos tienden a manejar el estrés de...

Encuesta Nacional revela que los hispanos tienden a manejar el estrés de maneras más saludables que el resto de la población

La preocupación sobre la salud familiar es la causa principal de estrés Las mujeres, como supervisoras de la salud familiar, sienten más estrés que los hombres


COMPARTE ESTA NOTA

Washington, DC–(HISPANIC PR WIRE)–5 de octubre de 2006–Una encuesta nacional publicada hoy revela que los hispanos emprenden conductas saludables para manejar el estrés, tales como hacer ejercicio y buscar apoyo de familiares y amigos, más que el resto de la población estadounidense, aunque dicho estrés continúa siendo una preocupación importante para este grupo. Aunque los hispanos mencionan muchos motivos de estrés en sus vidas, la causa principal de estrés, particularmente entre las mujeres hispanas, es la preocupación por la salud de los miembros de la familia. De forma similar a otros grupos en los Estados Unidos, el dinero y el trabajo son también fuentes significativas de estrés para los hispanos.

La encuesta, realizada por la Asociación Americana de Psicología (APA, por sus siglas en inglés) buscaba identificar la forma en cómo las personas manejan el estrés y sus efectos en la salud mental/física entre grupos étnicos y raciales. La encuesta fue publicada en conjunto con el Centro Nacional de Recursos para la Salud de la Mujer (NWHRC, por sus siglas en inglés) y la Alianza Nacional para la Salud de los Hispanos. La encuesta fue traducida al español y los participantes hispanos podían escoger entre responderla en español o en inglés.

Conductas sanas para manejar el estrés

Los hallazgos de la encuesta muestran que la mayoría de los hispanos indica que pasa tiempo con familiares y amigos (56 por ciento escogió “muy probable”) para manejar el estrés y 44 por ciento de los hispanos indica que es muy probable que haga ejercicio como una forma de reducirlo. Los hispanos, como grupo, se apoyan menos en conductas no saludables tales como el fumar (8 por ciento) para manejar el estrés cuando se les compara con la población general (14 por ciento).

“El estrés es inevitable. La clave está en la efectividad con la que las personas manejan el estrés”, comenta Russ Newman, Ph.D., J.D., director ejecutivo para el ejercicio profesional de la APA. “El hacer ejercicio y buscar el apoyo de familiares y amigos son buenos ejemplos de maneras saludables para manejar el estrés. Las personas que no toman acciones proactivas para manejar el estrés o aquellas que lo manejan en formas no saludables como el fumar o comer, en efecto pueden causarse a sí mismos más problemas de salud, lo que a largo plazo conduce a un mayor estrés”.

Aunque es más probable que los hispanos indiquen que emplean conductas positivas para manejar el estrés, estas conductas con frecuencia incluyen prácticas sedentarias, tales como el escuchar música (51 por ciento), leer (34 por ciento) y ver televisión (21 por ciento).

Las mujeres hispanas que manejan la salud de la familia sienten más estrés que los hombres

De acuerdo con los resultados de la encuesta nacional publicados a principios de este año por la APA y NWHRC que estudiaba la forma en que el estrés afecta a la población general, se encontró que es mayor el estrés entre las personas que toman las decisiones sobre la atención médica de la familia. Esto también es cierto para los hispanos; entre los hispanos que afirman tomar las decisiones de atención médica para sus familias, un 61 por ciento indica sentirse preocupado por el nivel de estrés en su propia vida, en comparación con un 48 por ciento de hispanos que comparten las decisiones con el cónyuge o la pareja.

La carga de supervisar la atención médica en la familia la siente de forma desproporcionada las mujeres hispanas. Cerca de tres cuartas partes (74 por ciento) de las mujeres hispanas comenta que son ellas quienes toman las decisiones sobre la atención médica en comparación con un tercio de los hombres hispanos y un poco más de la mitad del público general (57 por ciento).

“Sin seguro médico ni acceso al cuidado médico, muchas mujeres hispanas sienten que el estrés de ser el proveedor del cuidado se agrava. E inclusive cuando tienen seguro médico, puede que no tengan acceso a servicios competentes, cultural o lingüísticamente hablando, que puedan brindarles la clase de cuidado de calidad que necesitan para ellas y para sus seres queridos”, comenta la Dra. Jane L. Delgado, Presidenta y Directora Ejecutiva de la Alianza Nacional para la Salud de los Hispanos.

Las mujeres hispanas indican muchas más fuentes de estrés en sus vidas relacionadas con la salud que el público general, y señalan que la salud de los seres queridos es una fuente de estrés “muy significativa”. Más de un tercio (35 por ciento) de las mujeres hispanas indica que los problemas de salud que afectan a su cónyuge, pareja o a sus hijos es una fuente de estrés muy significativa (contra 24 por ciento del público general), y 36 por ciento señala como causa muy significativa de estrés los problemas de salud que afectan a sus padres o a otros miembros de la familia (contra 23 por ciento del público general).

“Con mucha frecuencia, las mujeres están atrapadas entre el tener que hacerse cargo de las necesidades del cuidado de la salud de sus niños y las del cónyuge o de uno de los padres de edad avanzada”, comenta Shirley Lozano Nelson, M.S.W., coordinadora de alcance para la salud de minorías del Centro Nacional de Recursos para la Salud de la Mujer. “Esto es particularmente cierto en la comunidad hispana centrada en la familia. Desafortunadamente, la carga de ser quien administra el cuidado médico en la familia se agrava en el caso de las mujeres hispanas debido a que aquellas personas en la familia que pudiesen ayudarle a aliviar el estrés podrían ser los mismos familiares que le causan los altos niveles de estrés”.

Diferencias de Sexo y Estrés entre Hispanos

Curiosamente, los hombres hispanos también encuentran que las preocupaciones por la salud de la familia son estresantes y la indican como una causa de estrés con más frecuencia que el público general. Un tercio (32 por ciento) de los hombres hispanos (comparado con 23 por ciento de la población general) informa que la salud de sus padres es una causa muy importante de estrés. Comparado con 24 por ciento de la población general, 26 por ciento de los hispanos informa que la salud de su familia inmediata es una causa muy significativa de estrés. Los hispanos indican estar preocupados por el estrés con más frecuencia que el público general (54 por ciento contra 47 por ciento).

Los hombres y mujeres hispanas señalan causas diferentes de estrés. La mayoría de los hombres hispanos suelen indicar que su estrés procede del trabajo (57 por ciento contra 28 por ciento que informa que proviene del hogar). Las mujeres hispanas, por otra parte, pueden decir de igual forma que la mayor parte de su estrés proviene del hogar y del trabajo (42 por ciento contra 39 por ciento que dice que proviene del trabajo).

Los síntomas de estrés varían entre hombres y mujeres de la comunidad hispana. Las mujeres hispanas con estrés tienen mayor probabilidad que los hombres de experimentar síntomas de nerviosismo o dolores de cabeza. Los hombres y mujeres hispanos indican síntomas como irritabilidad, problemas para dormir y tensión muscular.

Acceso al Cuidado de la Salud Mental

Los hallazgos de la encuesta determinaron que más de una quinta parte (22 por ciento) de los hispanos están abiertos a buscar cuidados para la salud mental, comparados con sólo 15 por ciento de la población general. Aunque están dispuestos a buscar tratamiento, muchos carecen de la cobertura para recibir ayuda profesional. Únicamente 41 por ciento de los hispanos con seguro médico indica que tiene cobertura para el cuidado de la salud mental, más de un 20 por ciento menos que la población general.

Relativamente pocos hispanos informaron que tienen acceso a servicios para el cuidado de la salud mental. Sólo 41 por ciento de los hispanos informa que tiene un seguro médico que cubre servicios para el cuidado de la salud mental, en comparación con 65 por ciento de blancos y 63 por ciento de afro americanos. Más de un tercio (39 por ciento) de los hispanos indica no estar asegurado.

“Es alentador saber que los hispanos están dispuestos a buscar fuentes profesionales de ayuda para manejar sus necesidades de salud mental”, añadió la Dra. Delgado. “El estrés es un asunto de importancia para el cuidado médico, aunque el acceso a servicios asequibles que reúnan las necesidades culturales y de idioma, sigue siendo una barrera para los hispanos”.

El estrés afecta la salud mental/física:

Al igual que ocurre con la población general, el estrés afecta la salud de los hispanos. Cerca de una quinta parte (17 por ciento) de los hispanos preocupados por el estrés ha sido diagnosticada con obesidad, contra sólo 6 por ciento de aquellos que no están preocupados por el estrés. Los hispanos preocupados por el estrés también tienen una probabilidad mayor de indicar que han sido diagnosticados con ansiedad o depresión que aquellos que no están preocupados por el estrés (25 por ciento contra 13 por ciento).

Los hispanos sienten los efectos del estrés tanto a nivel físico como mental. Los hispanos indican que padecen el efecto simultáneo de muchos síntomas de estrés, más que los otros grupos. Entre los síntomas más comúnmente indicados se encuentran:

— Problemas para dormir (51 por ciento)

— Sentirse nervioso o triste (49 por ciento)

— Sentirse irritable o enojado (42 por ciento)

— Dolores de cabeza (47 por ciento)

Causas de estrés

Los hispanos indican muchas causas de estrés, aunque en comparación con el público general, que indica que el trabajo y el dinero son los factores principales de estrés, para los hispanos el estrés está relacionado más frecuentemente con preocupaciones por la salud de la familia.

Causas Principales de Estrés:

— 34 por ciento indica problemas de salud que afectan a padres o a otros miembros de la familia.

— 31 por ciento indica que la salud de un familiar inmediato (cónyuge, pareja o hijos).

— 28 por ciento indica preocupaciones sobre la salud.

— 28 por ciento indica el dinero.

— 27 por ciento indica la seguridad personal.

— 25 por ciento indica el trabajo.

— 24 por ciento indica los hijos.

— 19 por ciento indica el noticiero en la noche o la situación actual en el mundo.

Pruebe sus conocimientos sobre el estrés y conozca más sobre el estrés y la salud mental/física, incluso consejos prácticos para manejar el estrés en http://www.APAHelpCenter.org/espanol, http://www.healthywomen.org y http://www.hispanichealth.org.

Esta encuesta telefónica aleatoria está diseñada y administrada por Greenberg Quinlan Rosner. La encuesta fue realizada entre 2.152 adultos, mayores de 18 años. La base de muestreo de 1.600 adultos se complementó con una muestra adicional de 552 hispanos y afro americanos. En total, la encuesta se les realizó a 434 hispanos. Los datos fueron ponderados por sexo, edad, raza, ingreso, educación, estado civil y región para asegurar un reflejo exacto de la población. El tamaño de la muestra con esas ponderaciones aplicadas es de 1.600. La encuesta se realizó entre el 12 y el 24 de enero de 2006 y tiene un margen de error de +/- 2,1 puntos porcentuales.

La Asociación Americana de Psicología (APA), con sede en Washington, D.C. es la mayor organización científica y profesional en representación de la psicología en los Estados Unidos y es la asociación mundial más grande de psicólogos. Los miembros de la APA incluyen a más de 150.000 investigadores, educadores, clínicos, especialistas y estudiantes. Mediante sus divisiones en 54 sub áreas de la psicología y afiliaciones con 60 asociaciones estatales, territoriales y de provincias en Canadá, la APA trabaja para lograr el avance de la psicología como una ciencia, una profesión y un medio para promover la salud, la educación y el bienestar de los seres humanos.

El Centro Nacional de Recursos para la Salud de la Mujer (NWHRC) es la fuente principal independiente de información sobre la salud para la mujer. Esta organización sin fines de lucro desarrolla y distribuye información actualizada y objetiva sobre la salud de la mujer, con base en los últimos avances en la investigación y el ejercicio de la medicina. NWHRC considera que todas las mujeres deberían tener acceso a la información sobre salud más confiable y fidedigna.

La misión de la Alianza Nacional para la Salud de los Hispanos (la Alianza) es la de mejorar la salud y el bienestar de los hispanos. Fundada en 1973, la Alianza es la red nacional más grande y más antigua de proveedores hispanos de servicios humanos y de salud. Los miembros de la Alianza ofrecen servicios de calidad a más de 14 millones de personas anualmente. Como el foro de acción nacional para la salud y el bienestar de los hispanos, los programas de la Alianza se esfuerzan por informar y movilizar a los consumidores, por apoyar a los proveedores de atención médica en el suministro de cuidado de calidad; por promover el uso adecuado de la tecnología; por mejorar la base científica para la toma precisa de decisiones y por alentar la filantropía entre las comunidades hispanas.

Encuesta Nacional revela que los hispanos tienden a manejar el estrés de maneras más saludables que el resto de la población