Encuesta Refleja que la Mayoría de los Trabajadores Estadounidenses No Están Preparados...

Encuesta Refleja que la Mayoría de los Trabajadores Estadounidenses No Están Preparados Financieramente para Afrontar una Incapacidad; Confiarían en los Recursos y no en Ellos Mismos

Mayo es el Mes de Concientización del Seguro por Incapacidad; la Fundación LIFE Refuta Conceptos Falsos Comunes sobre el Seguro por Incapacidad


COMPARTE ESTA NOTA

ARLINGTON, Virginia, 1 de mayo /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — ¿Qué pasaría si de repente usted no pudiera trabajar debido a una incapacidad? ¿Por cuánto tiempo usted podría seguir pagando sus cuentas? ¿A dónde acudiría para solicitar apoyo financiero si no tuviera trabajo durante un período extendido de tiempo? Los resultados de una nueva encuesta realizada por la Fundación Educativa de Seguros de Vida y Salud (LIFE, por sus siglas en inglés) muestran que casi el 80% de los trabajadores estadounidenses afirman que probablemente recurrirían a su empleador o al gobierno para obtener apoyo financiero en el caso de sufrir una enfermedad o lesión que les causara incapacidad. Sólo un 11% utilizaría un seguro por incapacidad adquirido por ellos mismos. Por ello, surge la siguiente pregunta: ¿Es prudente dejar su seguridad financiera en manos de entidades que podrían no estar dispuestas a ayudarlo en caso de que usted lo necesitara?

“Los resultados de esta encuesta reflejan que la mayoría de las personas tienen un falso sentido de la seguridad cuando se trata de estar preparado financieramente para sobrellevar una incapacidad de largo plazo. La realidad indica que la mayoría de los trabajadores no poseen cobertura de seguro por incapacidad por medio de su empleo, y que los beneficios por incapacidad que ofrece el gobierno — como el Seguro Social y Compensación al Trabajador — pueden tener rigurosos requisitos de calificación y pueden no brindar la cobertura adecuada cuando se la necesita”, expresó Antonio Bolado, un experto de seguros por incapacidad y portavoz de la Fundación LIFE.

Según el Comité Nacional para Mantener el Seguro Social y Medicare, los estadounidenses hispanos ocupan los índices de incapacidad más elevados y están representados de manera desproporcionada entre los trabajadores incapacitados y aquéllos con salarios bajos en este país. Los datos también indican que también tienen mayores probabilidades de recibir los beneficios del programa de Seguro por Incapacidad del Seguro Social (SSDI, por sus siglas en inglés).

Bolado agregó: “Las probabilidades de sufrir una incapacidad son mucho más grandes de lo que la mayoría de la gente cree. El seguro por incapacidad, ya sea adquirido a través del empleo o por uno mismo, es la mejor red de seguridad financiera que una persona puede tener como protección contra riesgos financieros significativos.”

Con mayo como Mes de Concientización del Seguro por Incapacidad, LIFE corrige algunas de los conceptos falsos más comunes de los estadounidenses respecto de la protección financiera por incapacidad, y brinda algunos consejos para evaluar sus necesidades de seguro.

Los beneficios del Seguro Social saldrán al rescate

Muchos trabajadores estadounidenses no saben lo difícil que es calificar para obtener beneficios del Seguro Social por incapacidad. Según la Administración del Seguro Social, en 2005 aproximadamente el 60% de las personas que solicitaron estos beneficios fueron rechazadas inicialmente. Su elegibilidad depende de si usted está incapacitado o no para trabajar en general — no sólo respecto de su ocupación habitual — y de si se espera que su condición se extienda por un año o más, o si es fatal. Si usted califica, comenzará a gozar de los beneficios después de cinco meses o más, y — en promedio — el Seguro Social paga sólo $1,000 por mes, lo cual apenas supera la línea de pobreza.

Los beneficios del seguro por incapacidad que poseo a través de mi empleador me ofrecen la cobertura suficiente

Es muy bueno que su empleo le brinde beneficios de seguro por incapacidad, pero es importante aclarar que sólo una minoría de los trabajadores recibe cobertura a través de sus empleadores. Según el Departamento de Trabajo de los Estados Unidos, menos del 30% de los trabajadores estadounidenses cuentan con cobertura de seguro por incapacidad de largo plazo a través de su empleo, y sólo el 37% tiene cobertura por incapacidad de corto plazo. Incluso si tuviera la suerte de que su empleo le brindara estos beneficios, existe la probabilidad de que no sea suficiente para satisfacer sus necesidades de reemplazo de ingresos. Por lo tanto, si su empleador le ofrece la oportunidad de aumentar su cobertura por débito automático a su salario, definitivamente usted debería considerar esta opción consultando a su administrador de recursos humanos.

Si todo lo demás falla, puedo recurrir a la Compensación al Trabajador

No cuente con ello. La Compensación al Trabajador únicamente le ofrece cobertura si usted sufre una lesión, enfermedad o si fallece como consecuencia de su trabajo, y sólo un 10% de las incapacidades están relacionadas con el trabajo. Incluso si la incapacidad fuera ocasionada en el trabajo, los pagos de Compensación al Trabajador por lo general son bastante limitados, y algunos de los solicitantes no califican para ningún beneficio. Adquirir un seguro por incapacidad -ya sea a través de su empleo o por usted mismo- es la mejor manera de garantizar que usted estará protegido financieramente en caso de que sufra una incapacidad fuera del trabajo.

Asegurarse de que usted cuenta con protección suficiente para sus ingresos en caso de incapacidad puede resultar una tarea desalentadora si tiene que hacerlo usted solo. Afortunadamente, existen recursos disponibles que pueden ayudarlo. Para obtener más información y herramientas sobre cómo hacerlo, visite la sección de seguros por incapacidad del sitio en Internet de LIFE en http://www.lifehappens.org/disabilityinsurance . O, aún mejor, consulte a su administrador de recursos humanos en su empleo, o a un profesional de seguros calificado en su comunidad. Ellos podrán explicarle las diversas opciones disponibles y lo ayudarán a elegir un programa de seguros que lo proteja en caso de sufrir una incapacidad por lesión o enfermedad.

Acerca del Mes de Concientización del Seguro por Incapacidad

El Mes de Concientización del Seguro por Incapacidad (DIAM, por sus siglas en inglés) fue creado para que los trabajadores estadounidenses reflexionen sobre la necesidad de proteger su activo más valioso: La capacidad de generar ingresos. El DIAM, que se celebra en mayo, es un esfuerzo de toda la industria coordinado por la Fundación LIFE sin fines de lucro.

Acerca de LIFE

La Fundación Educativa de Seguros de Vida y Salud (LIFE, por sus siglas en inglés) fue fundada en 1994 como respuesta a la creciente necesidad del público sobre información y educación acerca de seguros de vida, salud, incapacidad y cuidado a largo plazo. LIFE también se esfuerza por recordarle a la gente el papel importante que cumplen los profesionales de seguros ayudando a familias, empresas e individuos a encontrar productos de seguros que se ajusten mejor a sus necesidades. Para más información acerca de estos temas, por favor visite http://www.life-line.org .

Encuesta Refleja que la Mayoría de los Trabajadores Estadounidenses No Están Preparados Financieramente para Afrontar una Incapacidad; Confiarían en los Recursos y no en Ellos Mismos