Enfermeras escolares impulsan la vacunación para prevenir la meningitis

Enfermeras escolares impulsan la vacunación para prevenir la meningitis



COMPARTE ESTA NOTA

–(HISPANIC PR WIRE – CONTEXTO LATINO)–¿Tiene usted un hijo entre las edades de 11 y 18? Si tan, su hijo corre el riesgo de contraer una infección bacteriana potencialmente mortal conocida como enfermedad meningocóccica, a la que también se le da el nombre de meningitis.

Ahora que ya comenzó el curso escolar, la Asociación Nacional de Enfermeras Escolares (National Association of School Nurses, NASN) esta impulsando a los padres de adolescentes y pre-adolescentes a que hablen con la enfermera de la escuela de sus hijos, o con su proveedor de cuidado de salud, acerca de la vacuna que puede ayudar a prevenir la enfermedad meningocóccica.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC) recomiendan que se vacunen a todos los pre-adolescentes y adolescentes de 11 a 18 años de edad contra la meningitis.

“Durante el año escolar, los adolescentes están varias horas diarias en contacto con otros estudiantes, tanto en las clases como en los deportes y otras actividades después del horario escolar, lo cual puede hacerles correr el riesgo de contraer meningitis”, afirmó Carolina Sandoval MSN, PNP, RN, miembro, NASN.

Los pre-adolescentes y los adolescentes componen el 30 por ciento del estimado de 3,000 casos de enfermedad meningocóccica que se reportan cada año en los Estados Unidos, y son más propensos al fallecimiento provocado por ese mal que los demás grupos etarios. La mayoría de estos casos se pueden evitar mediante la vacunación.

“Usualmente sólo se necesita una sola vacuna para ayudar a que los adolescentes estén protegidos en sus años de enseñanza intermedia, secundaria y universitaria”, añadió Sandoval. “Si su hijo no fue vacunado durante el examen físico previo al inicio del curso, aún está a tiempo de vacunarlo para protegerlo en este año escolar”.

La enfermedad meningocóccica se propaga rápidamente y puede provocar en cuestión de horas daños cerebrales, amputación de brazos y piernas, pérdida de las capacidades auditivas, insuficiencia en los órganos o incluso la muerte. Entre los primeros síntomas de la enfermedad meningocóccica figuran: dolor de cabeza, fiebre, rigidez en el cuello, agotamiento, vómitos y sensibilidad a la luz. Además, en etapas más avanzadas de la enfermedad también puede aparecer un salpullido de color púrpura.

“La enfermedad meningocóccica se confunde frecuentemente con la influenza, porque los síntomas son muy similares”, explicó Sandoval. “Incluso con un tratamiento rápido, muchos enfermos de meningitis quedan discapacitados para toda la vida, por lo que la mejor manera de proteger a su hijo es vacunándolo”.

NASN es una organización sin fines de lucro dedicada a mejorar la salud y garantizar el éxito educacional de niños y jóvenes, creando y proporcionando liderazgo para el progreso de la práctica de la enfermería escolar. Para obtener más información acerca de la enfermedad meningocóccica, visite la sección “Get S.M.A.R.T. About Meningitis” del sitio Web de NASN, http://www.nasn.org o el sitio Web de los CDC, http://www.cdc.gov.

Enfermeras escolares impulsan la vacunación para prevenir la meningitis