Escuela de primera calidad convierte a ex pandillero en organizador comunitario

Escuela de primera calidad convierte a ex pandillero en organizador comunitario



COMPARTE ESTA NOTA

LOS ANGELES, 29 de septiembre /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — Ely Flores recuerda el día en que, cuando tenía seis años, escuchó por primera vez disparos en su barrio, en medio de un combate entre pandillas rivales. Crecer en South Central Los Angeles, donde predominaban las pandillas y las drogas, implicó numerosos obstáculos para el éxito.

“Mi padre abandonó a mi familia cuando yo era muy pequeño”, afirma Flores. “Eso entristeció mucho a mi madre, y nos empujó a mí y a mis hermanos al pandillerismo”.

Eventualmente, Flores fue expulsado de su escuela secundaria por pandillero, y condenado a arresto domiciliario en varias ocasiones. Con respecto a la educación, Flores experimentó una situación común para muchos hispanos. Menos de seis de cada diez alumnos hispanos en los Estados Unidos pueden graduarse de la enseñanza secundaria puntualmente con un diploma tradicional, y más de dos de cada cinco abandonan los estudios, según un estudio de la publicación Education Week.

Pero después de incorporarse a LA CAUSA YouthBuild de East Los Angeles –una escuela alternativa patrocinada en parte por la Fundación Bill & Melinda Gates– Flores pudo ver ante sí un nuevo futuro.

LA CAUSA es una de 29 escuelas pertenecientes a la Iniciativa Nacional de Escuelas de YouthBuild USA (YouthBuild USA’s National Schools Initiative), que les proporciona modelos de escuelas secundarias alternativas a alumnos de bajos recursos que abandonaron previamente los estudios. El programa los ayuda a obtener un diploma de escuela secundaria, y prepararse para una carrera universitaria o la vida laboral.

Los maestros de las escuelas YouthBuild les demuestran a sus alumnos –muchos de los cuales han estado en prisión o confrontaron otro tipo de problemas– que pueden tener éxito, a pesar de un pasado conflictivo. Los estudiantes disfrutan de aulas con la cantidad mínima de alumnos, y ambientes solidarios de aprendizaje, así como adiestramiento de desarrollo de liderazgo y asesoría de carreras. Además, adquieren destrezas de construcción mediante el aprendizaje práctico mientras cursan estudios secundarios. En algunos casos, también pueden obtener créditos universitarios adelantados.

Para muchos estudiantes, el modelo YouthBuild es transformador.

“Estas escuelas y programas están intentando cosas muy interesantes, y están a la vanguardia de la educación”, afirma Lissette Rodríguez, vicepresidenta de servicios de campo de YouthBuild. “Muchas personas coinciden en que los jóvenes que han abandonado los estudios merecen una oportunidad. Pero les cuesta más trabajo creer que esos jóvenes pueden lograr el éxito a un alto nivel, y graduarse de la enseñanza universitaria”.

Los líderes de YouthBuild ya están demostrando que las circunstancias del pasado no limita el éxito de los estudiantes. En el año escolar 2006-07, aproximadamente dos de cada tres alumnos de escuelas YouthBuild obtuvieron sus diplomas de enseñanza secundaria, o recibieron el diploma general de equivalencia (GED). Cuatro de cada diez estudiantes fueron aceptados en un programa universitario.

Ely Flores fue uno de los primeros ejemplos de éxito de YouthBuild, al graduarse de LA CAUSA en el 2005 con su diploma de enseñanza secundaria y de GED.

“Ely siempre fue un líder, pero usaba su capacidad de liderazgo para actividades erróneas”, asegura Alejandro Covarrubias, quien fundó LA CAUSA YouthBuild en el 2002. “Sólo necesitaba ver un modelo de conducta positiva”.

Después de algunos períodos turbulentos, y con la ayuda de la escuela, Flores abandonó su pandilla. Ahora, con 21 años, es un joven padre, estudiante universitario y alumno mentor de estudiantes. Flores desarrolló una pasión por la organización comunitaria gracias a LA CAUSA, y ahora dirige talleres de liderazgo, empoderamiento juvenil y derechos humanos para la juventud.

Historias de éxito como la de Flores no son inusuales en los cientos de escuelas de la nación que usan subvenciones de la Fundación Gates para transformar la enseñanza secundaria tradicional. Y aunque cada institución subvencionada sigue una ruta ligeramente diferente, la fundación está más interesada en escuelas con menor cantidad de alumnos, y con altas expectativas y enseñanza de alta calidad.

La Fundación Gates y sus aliados están profundamente preocupados con los índices históricamente deficientes de graduación de enseñanza secundaria y de asistencia a cursos secundarios de los estudiantes hispanos. Desde el año 2000, la fundación ha invertido más de $1.9 mil millones en más de 1,800 escuelas de la nación.

Flores afirma que experiencias como la suya demuestran que las escuelas secundarias con métodos novedosos pueden cambiar el curso de las vidas de sus alumnos.

Flores quiso mostrarle a su hijo recién nacido una nueva forma de vida. Pero durante años estuvo consumido por el conflicto, pues creía que abandonar su pandilla sería un enorme acto de deslealtad. “LA CAUSA me enseñó finalmente lo que estaba ocurriendo [con la pandilla]”, revela Flores. “Y en vez de seguir en lo de siempre, comencé a decirme a mí mismo que podía ayudar a mis amigos a salir del pandillerismo otorgándoles poder. Me di cuenta que en mi vida había algo mucho más grande”.

FUENTE YouthBuild USA

Escuela de primera calidad convierte a ex pandillero en organizador comunitario