Estadounidenses de primera generación alcanzan metas empresariales con Little Caesars

Estadounidenses de primera generación alcanzan metas empresariales con Little Caesars

Un refugiado de la Guerra de Vietnam, un obrero de fábrica y un veterano de la industria automotriz persiguen ambiciones personales y profesionales en Estados Unidos con Little Caesars


COMPARTE ESTA NOTA

DETROIT, 11 de mayo /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — Los estadounidenses de primera generación que persiguen las oportunidades de emprendimiento de negocios que ofrece Estados Unidos y la posibilidad de operar sus negocios sobre la base de los valores tradicionales de la familia se convierten en franquiciados de Little Caesars. Como empresarios ambiciosos y decididos a alcanzar su potencial como líderes de negocios, los estadounidenses de primera generación invierten en la reconocida marca de pizza para lograr las metas que están fuera de su alcance en sus países natales.

David Scrivano, presidente y CEO de Little Caesar Enterprises Inc., dijo que le enorgullece ver a estos individuos invertir en la oportunidad de franquicia de Little Caesars como un negocio que pueden mantener en su familia durante los años por venir. “Valoramos la diversidad de nuestras franquicias y apreciamos las perspectivas únicas que traen a sus negocios”, dijo Scrivano. “Little Caesars ofrece una oportunidad de negocios dinámica para los estadounidenses de primera generación que buscan emprender negocios propios”.

En su afán de apoyar a sus franquiciados y mantener el continuo crecimiento, Little Caesars ofrece las herramientas de su sistema comprobado, incluyendo entrenamiento constante, servicios de arquitectura para ayudar con el diseño y construcción, prestamistas preferenciales para ayudar con el financiamiento, investigación y desarrollo constante de nuevos productos y programas de marketing continuos y eficaces.

Duc Huynh, Vietnam

La transición a una carrera profesional como propietario de negocio puede ser un gran reto, sin embargo muchos estadounidenses de primera generación traen consigo una ética de trabajo sólida adquirida en sus países natales que les puede ayudar a alcanzar sus metas en Estados Unidos. Algunos empresarios como Duc Huynh, que nació en Saigón, Vietnam durante la Guerra de Vietnam, han superado la adversidad en su tierra natal para convertirse en empresarios aquí.

“Vengo de un país destruido por la guerra, y por esta razón desarrollé una apreciación por el arduo trabajo y por ayudar a otras personas que trabajan en mis locales a expandir su capacidad profesional”, dijo Huynh. “Como estadounidense de primera generación tuve que sobrepasar muchos obstáculos, tales como aprender un nuevo idioma y adaptarme a una nueva cultura”.

Anteriormente a ser franquiciado de Little Caesars, Huynh trabajó como gerente general de Little Caesars por varios años en California. En 2003, abrió su primer restaurante Little Caesars en San José, California. Huynh y un primo abrieron un segundo local en 2007 y planean abrir un tercero.

Elie Feghali, Líbano

Elie Feghali nació en Beirut, Líbano, e inmigró a Estados Unidos a la edad de 14 años. Cuando era niño abrió una heladería en el techo de su casa en Beirut, y cuando los clientes le compraban sus golosinas les convencía de que también se hagan clientes de la sastrería de su padre.

“Me sueño era ser propietario de un negocio, tal como mi padre”, dijo Feghali. “Está en mi sangre, cuando un amigo se convirtió en franquiciado de Little Caesars, fui a trabajar para él y aprendí el negocio antes de abrir mi propio local”.

Con una gran pasión por las ventas y mercadeo, Feghali reconoció que la comida de alta calidad, su gran valor y el modelo de operación simple convirtieron a Little Caesars en la opción acertada para él. Feghali abrió su primer restaurante en 1985 y hoy opera 12 locales en Bakersfield, California. Adicionalmente, es socio con sus dos hermanos en cinco restaurantes Little Caesars en San Diego.

Marino Lluberes, República Dominicana

La herencia y valores de familia también juegan un papel significativo en dar forma al enfoque que Marino Lluberes, de República Dominicana, tiene hacia la operación de sus dos restaurantes Little Caesars.

“La influencia de mi padre jugó un papel decisivo en mi capacidad de lanzar mi carrera como empresario y hacer crecer mi negocio de Little Caesars”, dijo Lluberes, que es propietario de dos locales en el vecindario Bronx de Nueva York y Union City, Nueva Jersey. “Mi padre fue un hombre de negocios desde que yo era un niño pequeño, y trabajé con él en todos los negocios que tuvo”.

Uno de esos negocios era un concesionario de autos usados, donde Lluberes trabajó durante ocho años con su padre. Más tarde, Lluberes abrió una tienda de teléfonos celulares en el Bronx, sin embargo las multitudes a la hora de las comidas en el restaurante Little Caesars vecino atrajo su atención constantemente. Lluberes compró el restaurante en 2007 y planea abrir otros 10 durante los próximos cinco años, todos en el Bronx y Union City, N.Y.

“Little Caesars es una gran oportunidad para un estadounidense de primera generación”, dijo Lluberes. “El modelo de negocios comprobado, los costos de inicio razonables y las oportunidades de crecimiento hacen que sea una inversión atractiva. Además, el personal corporativo de Little Caesars siempre está disponible para cualquier necesidad, siempre nos brindan su apoyo”.

Al igual que Lluberes, Huynh y Feghali motivan a los norteamericanos de primera generación en Estados Unidos, que deseen ser propietarios de negocios, a unirse a Little Caesars como franquiciados.

“Little Caesars es una excelente empresa con una filosofía corporativa maravillosa”, dijo Feghali. “Recomiendo que los estadounidenses de primera generación consideren seriamente ser propietarios de una franquicia de Little Caesars”.

Acerca de Little Caesars Pizza

Los fundadores de Little Caesars Pizza, Michael y Marian Ilitch, abrieron su primer restaurante en Garden City, Michigan en 1959. Little Caesars añadió más locales en el mundo en 2009 que ninguna otra cadena de pizzería y hoy es la cadena de pizzerías con servicio para llevar líder internacional con restaurantes en cinco continentes. Little Caesars se expande en los principales mercados en todo el país y ofrece a los candidatos a franquiciados fuertes una oportunidad de independencia con un sistema comprobado. Por tercer año consecutivo, Little Caesars fue reconocida por su “Best Value in America”* (Mejor Valor en Estados Unidos) entre todas las cadenas de restaurantes de servicio rápido. Además, Little Caesars ofrece una sólida concienciación de la marca con uno de los personajes más reconocidos y atractivos en el país, Little Caesar.

Además de Little Caesars Pizza, las empresas de Michael y Marian Ilitch en los segmentos de comida, deporte y entretenimiento incluyen: Detroit Red Wings, Olympia Entertainment, Olympia Development, Blue Line Foodservice Distribution, Champion Foods, Ilitch Holdings, Inc., Uptown Entertainment, Kit de Programa de Recaudación de Fondos Little Caesars Pizza y una variedad de establecimientos dentro de estas entidades. Michael Ilitch es propietaria de los Tigres de Detroit y Marian Ilitch es propietaria de MotorCity Casino Hotel.

Para más información acerca de Little Caesars y las oportunidades de franquicia disponibles, visite, www.LittleCaesars.com o llame al 1.800.553.5776.

* “Highest Rated Chain — Value for the Money” (Cadena más altamente calificada por el valor por el dinero), en base a una encuesta nacional de consumidores de servicios rápidos conducida por Sandelman & Associates, 2009.

FUENTE Little Caesars Pizza

Estadounidenses de primera generación alcanzan metas empresariales con Little Caesars