Estudio de Evercare y NAC revela que la mitad de los proveedores...

Estudio de Evercare y NAC revela que la mitad de los proveedores de cuidados gastan el 10 por ciento de sus ingresos para cuidar a un ser querido de edad avanzada

Los 500,000 proveedores de cuidados de Arizona dedican 585 millones de horas al año en tiempo personal


COMPARTE ESTA NOTA

Phoenix, AZ–(HISPANIC PR WIRE)–20 de noviembre de 2007–El estudio de Evercare y la National Alliance sobre los proveedores de cuidados que se publicó hoy indica que la mitad de las personas que cuidan a un ser querido de más de 50 años de edad gastan en promedio más del 10 por ciento de sus ingresos anuales en la provisión de cuidados y muchas veces sacrifican su propio bienestar económico y personal para hacerlo. Actualmente, 34 millones de residentes de los Estados Unidos cuidan a algún ser querido y el 17 por ciento de los hogares hispanos tienen un proveedor de cuidados. En Arizona, hay 546,456 proveedores de cuidados que invierten 585 millones de horas al año cuidando a un ser querido, y se espera que esa cifra aumente considerablemente en los próximos 20 años a medida que la generación de los baby boomers envejece.

Evercare, uno de los programas de coordinación de atención médica líderes en la nación, realizó el estudio integral en colaboración con la National Alliance for Caregiving (NAC), el experto a la vanguardia de las investigaciones de provisión de cuidados en la nación. El estudio de Evercare y NAC ofrece el primer examen a fondo de los costos económicos y “personales” de la provisión de cuidados. Por ejemplo, uno de cada tres participantes (34 por ciento) había usado parte de sus ahorros para cubrir los costos de brindar cuidados y una cuarta parte (23 por ciento) indicó haber hecho recortes en sus propios gastos de atención médica.

“Los proveedores de cuidados juegan un papel vital —que no se les reconoce lo suficiente— para asegurar la salud y el bienestar de la población en envejecimiento, pero al hacerlo están descuidando sus propios futuros” —dice la Dra. Ana Fuentevilla, M.D., directora médica de Evercare en Arizona—. El estudio de Evercare y NAC también revela evidencia adicional que indica que el apoyo a los proveedores de cuidados debe convertirse en un componente fundamental de la atención médica, los cuidados a largo plazo y la formulación de leyes de servicio social”.

Un informe anterior de NAC y AARP demostró que el 21 por ciento de los hogares en los Estados Unidos tienen por lo menos un proveedor de cuidados. Según la Agencia de Censos de los Estados Unidos se espera que esa cifra aumente a medida que el número de residentes mayores de 65 en los Estados Unidos años se duplique en los próximos 10 a 15 años.

Para ayudar a aliviar los problemas adicionales que reveló el estudio, Evercare lanzó el primer Plan Medicare Advantage para Necesidades Especiales que se concentra en las personas con Alzheimer y demencia crónica. El nuevo plan fue creado por los beneficiarios de Medicare en el Condado de Maricopa, Arizona como modelo de cuidados que se puede replicar en todo el país.

El programa se inauguró ahí porque el Alzheimer es la sexta causa principal de muertes en Arizona: por encima de otros padecimientos crónicos como la diabetes. En 2004, se estimaba que en el Condado de Maricopa vivían 47,000 personas con Alzheimer y se proyectaba que la cifra explotaría a 80,000 para el 2020, según la Oficina de Estadísticas de Salud Pública (Bureau of Public Health Statistics). Además, se espera que el número de latinos con Alzheimer y la demencia asociada con la enfermedad aumente en un 600 por ciento para 2050, en el que habrá una cifra desproporcionalmente alta de hispanos afectados.

Por ejemplo, uno de los pilares del Plan de Evercare para Alzheimer y demencia son los gerentes de cuidados que ofrecen cuidados humanitarios personalizados. El plan ofrece una amplia gama de servicios que ayudan no sólo a los pacientes sino además a los proveedores de cuidados. Los cuidados incluyen terapia ortofónica (de habla), artículos médicos para el hogar, asistencia temporal, compras de comestibles, servicios de limpieza, asistencia para el baño y aseo personal, orientación para los proveedores de cuidados y compañía.

Lo que gastan los proveedores de cuidados: ¿En qué se usa el dinero?

Según información de la Agencia de Censos de los Estados Unidos para el 2006, la media de ingresos de los hogares en el país es de $59,894 dólares. En el estudio de Evercare y NAC, la media de ingresos de los 1,000 participantes de la encuesta telefónica se computó en $43,026.

El estudio indica los gastos más comunes que mencionaron los participantes para la provisión de cuidados:

— Productos para el hogar, alimentos y comidas (42 por ciento).

— Costos de viaje y transporte (39 por ciento).

— Copagos médicos y productos farmacéuticos (31 por ciento).

— Equipos y artículos médicos (22 por ciento).

— Ropa (21 por ciento).

Para proveer un contraste cualitativo de los costos de los participantes, Evercare y NAC también le pidieron a 41 participantes que escribieran un diario durante 30 días con sus gastos detallados. Los participantes indicaron haber gastado un promedio de $1,029 en la provisión de cuidados a lo largo de un mes. La extrapolación de esos costos durante el plazo de un año demuestra que los participantes que participaron en el estudio del diario gastaron el doble del promedio de los demás participantes: $12,348 al año. La narrativa del diario de uno de los participantes indica: “Estoy tan retrasado en todas mis cuentas… Es difícil decirle que no a mi papá”. El estudio no evalúa si los participantes en las narrativas del diario tuvieron situaciones de provisión de cuidados más complejas que los participantes promedio o la posibilidad de que los participantes de la encuesta telefónica hayan subestimado sus costos.

El sacrificio de los proveedores de cuidados: No es sólo el dinero, también es el tiempo

Más de la mitad de los participantes en el estudio (53 por ciento) no trabajaban mientras que un 37 por ciento de los participantes señaló que había renunciado a sus empleos o recortado el número de horas de trabajo. Los participantes también reportaron que habían invertido un promedio de 35.4 horas a la semana cuidando a su ser querido; el 52 por ciento de los participantes había proveído ya cuidados durante más de 3 años y el 32 por ciento lo había hecho durante más de 5 años.

Para poder encontrar el tiempo y cubrir los gastos necesarios, los participantes del estudio hicieron los siguientes sacrificios:

— Reducción de actividades de esparcimiento (49 por ciento) y vacaciones (47 por ciento).

— Uso de sus ahorros (34 por ciento).

— Reducción de productos básicos, tales como ropa, servicios públicos o transporte (27 por ciento) y comestibles (25 por ciento).

— Reducción de gastos personales para cuidados médicos o dentales (23 por ciento).

— Reducción o eliminación de ahorros para el futuro de los niños (18 por ciento).

“El tiempo es el lujo más grande que proporciono y es algo que no tiene precio”, indicó un proveedor de cuidados en su diario. Otra señala: “Es una forma de pasar tiempo de calidad [juntos]”.

Aunque el estudio se enfocó en los costos económicos personales de brindar cuidados, también reveló un efecto de dominó: los participantes sentían que los costos de bolsillo tienen además un precio emocional y físico. Los participantes del estudio manifestaron su opinión sobre el impacto personal y emocional, que incluye mayor estrés o ansiedad (65 por ciento), dificultad para dormir (49 por ciento), incremento en preocupaciones económicas (43 por ciento), depresión o desesperanza (37 por ciento) y problemas de salud nuevos o que empeoran (26 por ciento).

La importancia de apoyar a los proveedores de cuidados

Los cuidados que brindan los proveedores de cuidados en la familia forman parte integral del sistema de atención médica de los Estados Unidos. Sin embargo, hay estadísticas alarmantes de un informe de 2005 que publicó The Commonwealth Fund que indica que los proveedores de cuidados presentan el doble de probabilidades de desarrollar enfermedades crónicas múltiples en comparación con la población general. Las personas con enfermedades crónicas también son las que utilizan con mayor frecuencia el sistema de atención médica de la nación: Aquéllas con cinco padecimientos crónicos o más forman solamente un 20 por ciento del grupo de residentes de los Estados Unidos mayores de 65 años, pero representan el 68 por ciento de todos los gastos de Medicare, según un informe de 2004 de Partnership for Solutions.

Al ser uno de los líderes en planes de cuidados especiales, diseñados para beneficiarios de Medicare con enfermedades crónicas complejas y múltiples, Evercare considera que el papel que juegan los proveedores de cuidados en la familia es esencial para la salud y el bienestar de sus seres queridos. A través de los planes de salud de Evercare, los proveedores de cuidados de la familia forman parte de un equipo de cuidados primarios que dirigen profesionales médicos y gerentes de cuidados que ayudan a coordinar los servicios y guían a los miembros para que mejoren sus resultados de salud y vivan en sus hogares el mayor tiempo posible. Además, hay más de 700,000 proveedores de cuidados con acceso a Evercare(TM) Solutions for Caregivers, un programa de servicios y apoyo para proveedores de cuidados que se ofrece a través de compañías empleadoras en todo el país o se puede adquirir de forma privada haciendo los pagos correspondientes.

NOTA A LOS EDITORES: Los resultados completos del Estudio de Evercare y NAC sobre los proveedores de cuidados: “Lo que gastan; lo que sacrifican” (What They Spend, What They Sacrifice) se pueden acceder en http://www.EvercareHealthPlans.com. Se pueden obtener hojas de datos en español, junto con otros recursos, recomendaciones e información útil adicional para los proveedores de cuidados en http://www.PlanesdeSaludEvercare.com. También se pueden conseguir paquetes de video e imágenes fijas, disponibles previa solicitud.

Acerca del estudio y la metodología:

El estudio se llevó a cabo a través de una metodología mixta que consistió en una encuesta telefónica (marcado de dígitos al azar) de proveedores de cuidados en la familia. La encuesta analizó los gastos, las consecuencias y las correlaciones de dichos gastos (n=1,000). Los investigadores, Mathew Greenwald and Associates Inc., encargados de realizar la encuesta telefónica, continuaron haciendo llamadas hasta haber entrevistado a 1,000 participantes preseleccionados. Linda Naiditch fue la investigadora principal. Las tres preguntas de preselección que se formularon fueron:

1. Si el participante había invertido tiempo o no durante el mes anterior cuidando a un familiar o amigo mayor de 50 años de edad que sufriera alguna afección crónica que hiciera que cuidarse a sí mismo fuera difícil;

2. si le habían ayudado a dicha persona con frecuencia regular en las actividades cotidianas, y

3. si le habían brindado ayuda con las actividades esenciales para el diario vivir. (Las actividades esenciales para el diario vivir se definen como: compras de comestibles, servicios domésticos, transporte y preparación de alimentos; las actividades cotidianas son: las funciones de cuidado personal tales como bañarse, vestirse, comer e ir al baño).

Para formar parte de la encuesta, los participantes debían haberle proporcionado ayuda a alguien mayor de 50 años de edad y haber brindado asistencia en actividades cotidianas, en actividades esenciales para el diario vivir o en ambas. Si los participantes reportaron que habían proporcionado ayuda pero no reportaron que habían provisto alguno de los dos tipos de ayuda antes mencionados, no se les incluyó en el grupo de participantes.

La encuesta se llevó a cabo durante los meses de junio y julio de 2007 y tiene un margen de error de más o menos 3 puntos porcentuales, con un nivel de confianza del 95 por ciento (los subgrupos en esta muestra tendrían márgenes de error más grandes). La edad promedio de los participantes fue de 56 años.

La encuesta telefónica sirvió también para reclutar a un grupo de proveedores de cuidados dispuestos a hacer anotaciones diarias durante 30 días acerca de sus gastos de bolsillo y los costos de oportunidad relacionados con la provisión de cuidados. La Dra. Donna Wagner, Ph.D, directora de Gerontología de Towson University, estuvo a cargo del estudio de los diarios e incluyó en el informe los gastos totales de 41 participantes. Además de mantener registros de sus gastos, se recopilaron datos de las personas que escribieron diarios mediante llamadas telefónicas personales directas. A cada una de las personas que escribió un diario se le asignó un investigador cuya función era contactarlos a intervalos regulares para animarlos a mantenerse al día con sus narrativas diarias y obtener información sobre su situación de provisión de cuidados. La parte del estudio de las narrativas en diarios abarcó los meses de julio, agosto, septiembre y octubre de 2007. A las personas que finalizaron el diario de 30 días se les otorgó un honorario de US$100.

Acerca de Evercare

Evercare coordina servicios de atención médica y bienestar de salud para personas que sufren enfermedades crónicas o avanzadas, de edad avanzada o con incapacidades. Fundado en 1987, Evercare le ofrece servicios a más de 150,000 personas en todo el país mediante varios planes como Medicaid, Medicare y otros planes privados de seguro médico, programas y servicios residenciales, en la comunidad y en instituciones de enfermería altamente capacitadas. El programa de soluciones para proveedores de cuidados Evercare(TM) Solutions for Caregivers les brinda apoyo en la provisión de cuidados a 700,000 proveedores y sus familias, y se extiende principalmente mediante programas de trabajo que se ofrecen en compañías empleadoras. Evercare es parte de Ovations, una división de UnitedHealth Group (NYSE: UNH) dedicada a las necesidades de atención médica de los residentes de los Estados Unidos mayores de 50 años. Para mayor información acerca de Evercare en español, llame al 1-800-668-8147 o visite http://www.planesdesaludEvercare.com.

Acerca de National Alliance for Caregiving

Fundada en 1996, la National Alliance for Caregiving es una coalición sin fines de lucro de más de 40 organizaciones nacionales que se enfoca en aspectos de provisión de cuidados en familia durante todo el ciclo de vida humano. La Alianza se formó para llevar a cabo investigaciones, realizar análisis político, desarrollar programas nacionales e incrementar la concientización pública de los temas de provisión de cuidados de la familia. La NAC también trabaja en el fortalecimiento de coaliciones estatales y locales de provisión de cuidados y con otras alianzas internacionales de provisión de cuidados. La misión de la Alianza es convertirse en el principal recurso nacional en la provisión de cuidados de la familia y su meta es mejorar la calidad de vida de las familias y los pacientes, a través de su reconocimiento de la importancia social y económica de las contribuciones que hacen los proveedores de cuidados para mantener el bienestar de las personas bajo su cuidado.

*Estudio de NAC y AARP sobre la provisión de cuidados en los Estados Unidos (2004)

Estudio de Evercare y NAC revela que la mitad de los proveedores de cuidados gastan el 10 por ciento de sus ingresos para cuidar a un ser querido de edad avanzada