Estudio revela que el 22 por ciento de los niños hispanos permanece...

Estudio revela que el 22 por ciento de los niños hispanos permanece sin supervisión al finalizar la jornada escolar

Si se crearan programas después de horas escolares se reportaría una gran matrícula en los mismos


COMPARTE ESTA NOTA

Washington, DC–(HISPANIC PR WIRE)–18 de junio de 2004–El gobierno de los Estados Unidos no ha sido capaz de ofrecer a su niñez actividades seguras y supervisadas durante las horas vespertinas, con frecuencia peligrosas, y las familias hispanas están experimentando las consecuencias. Alrededor de 1.9 millones de niños hispanos de kindergarten a duodécimo grado (un 22 por ciento) permanecen sin supervisión en las tardes, según reveló un nuevo estudio al respecto.

America After 3 PM: A Household Survey on Afterschool in America asegura que sólo el 15 por ciento de los niños hispanos participan en programas después de horas escolares. Pero la demanda es mucho mayor en las comunidades Latinas. El cuarenta y cuatro por ciento de los padres de niños hispanos que no participan en programas después del horario escolar, asegura que matricularía a sus hijos en programas de calidad si los mismos estuviesen disponibles, en comparación al 23 por ciento entre la población americana de la raza blanca, y el 30 por ciento de todos los padres encuestados.

“La carencia de programas después del horario escolar obliga a los padres en muchas comunidades a tomar opciones imposibles. Los padres están preocupados por lo que hacen sus hijos entre las tres y las seis de la tarde, por muchas razones. A pesar del creciente énfasis que se ha dado a los programas extra escolares en toda la nación, aún no estamos haciendo lo suficiente. El estudio debe ser un llamado de alerta a los legisladores y a todo el país”, afirmó Judy Y. Samelson Directora Ejecutiva de Afterschool Alliance.

El estudio, financiado por JCPenney Afterschool Fund, fue dado a la publicidad en mayo pasado por la institución Afterschool Alliance, que está exhortando a los legisladores para el logro de un aumento en los fondos destinados a programas después del horario escolar. La ley “Ningún Niño a la Zaga”, solicita dos mil millones de dólares para la iniciativa de programas extra escolares 21st Century Community Learning Centers en el año fiscal 2005; lo cual facilitaría a 2.8 millones de niños el acceso a programas después de horas escolares, subvencionados a nivel federal el año próximo.

“Sabemos desde hace tiempo que la demanda de programas extra escolares supera la disponibilidad de los mismos, y ahora lo hemos podido cuantificar. Los padres de más de quince millones de niños afirman que sus hijos participarían en un programa después del horario escolar, si se creara uno en su comunidad. Tenemos una gran tarea por delante”.

Entre los hallazgos del estudio America After 3 PM figuran los siguientes:

— La demanda de programas extra escolares es mucho mayor entre las familias hispanas y afroamericanas, en comparación con la población general. El 44 por ciento de los padres hispanos, y el 53 por ciento de los padres afroamericanos afirmaron que matricularían a sus hijos en un programa después de horario escolar, si tuvieran uno a disposición. Por su parte, sólo un 23 por ciento de los padres americanos de la raza blanca afirmaron lo mismo.

— Sólo un 11 por ciento de la juventud de la nación está matriculado en programas extra escolares, mientras que el 25 por ciento permanece sin supervisión en horas de la tarde.

— Entre los niños que permanecen sin supervisión de adultos en las tardes de lunes a viernes, y de 3 – 6 PM, los jóvenes hispanos y afroamericanos estuvieron más tiempo solos que otros niños: ocho horas por semana, en comparación con un promedio de siete horas entre todos los demás niños..

— El 88 por ciento de los padres de niños hispanos matriculados en programas después del horario escolar están extremadamente o algo satisfechos con dichos programas.

— Los padres de niños hispanos que no están matriculados en programas después del horario escolar son más propensos que otros padres a decir que el costo del cuidado de sus hijos a esas horas limita sus opciones. Asimismo, entre los padres hispanos cuyos hijos están matriculados en esos programas, la costeabilidad es la principal razón citada para decidir en qué programa deben matricularlos (73 por ciento)

— Como promedio, las familias estadounidenses invirtieron $22 semanales en programas después del horario escolar.

El estudio revela que los programas mencionados constituyen una buena inversión. Los jóvenes que participan en los mismos experimentaron un mejor rendimiento escolar, y mayores expectativas para el futuro; mientras que aquellos sin supervisión en horas de la tarde corren mayores riesgos de involucrarse en un delito, en el abuso de sustancias y en el embarazo juvenil.

El estudio America After 3 PM contó con la participación de más de 1,800 padres de niños participantes en programas extra escolares; así como más de 16,000 padres con niños sin supervisión en ese horario. Todos llenaron formularios de seguimiento. Asimismo, en cada estado se analizaron al menos 200 núcleos familiares con niños en edad escolar. Los niveles de participación nacional alcanzaron un nivel de error de +/- 1 por ciento. GE Consumer Finance donó el equipo de expertos que analizó los datos. Por su parte, Rothstein-Tauber, Inc-Directions for Decisions (RTi-DFD) colaboró con el diseño de la encuesta, la recolección de datos y los procedimientos de medición de los mismos.

The Afterschool Alliance es una organización de defensa y concientización, sin fines de lucro, apoyada por un grupo de entidades públicas, privadas y no lucrativas; con el objetivo de garantizar que todos los niños y jóvenes tengan acceso a programas después del horario escolar en el año 2010. Para más información, visite el sitio http://www.afterschoolalliance.org

JCPenney Afterschool Fund es una organización sin fines de lucro y adscrita al capítulo 501(c)(3) que contribuye con apoyo financiero a cinco de las más importantes instituciones defensoras de la educación en los Estados Unidos: YMCA of the USA, Boys & Girls Clubs of America, 4-H, Junior Achievement y Afterschool Alliance. El apoyo de JCPenney Afterschool Fund ayuda a ofrece programas extra escolares seguros, divertidos y educativos, y promueve la concientización en torno a la necesidad de dichos programas en toda la nación.

–30–

CONTACTO:

Gretchen Wright, (202)371-1999

Estudio revela que el 22 por ciento de los niños hispanos permanece sin supervisión al finalizar la jornada escolar