EyeCare America incentiva a todos a conocer la realidad durante el Mes...

EyeCare America incentiva a todos a conocer la realidad durante el Mes de la Concienciación sobre las Cataratas de agosto

La educación es vital para evitar y tratar la causa líder en el mundo de pérdida de la visión


COMPARTE ESTA NOTA

SAN FRANCISCO, 25 de julio del 2011 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — A pesar de que las cataratas son la principal causa de la pérdida de la visión en todo el mundo, persisten los mitos sobre su causa y tratamiento. Más de 20 millones de personas de los Estados Unidos mayores de 40 sufren de
cataratas, y más de la mitad de ellas desarrollará cataratas a la edad de 80, según el Instituto Nacional del Ojo.

“Las cataratas no son evitables, pero se pueden tratar”, aseguró Richard P. Mills, M.D., “y la mejor manera de asegurarse de que la visión permanezca saludable para toda la vida es fijando una visita con un oftalmólogo. De hecho, más del 90% de las personas que se someten a una cirugía por cataratas recobran la vista útil”.

En conmemoración del Mes de la Concienciación sobre las Cataratas, EyeCare America, un programa de servicio público de la Fundación de la Academia Estadounidense de Oftalmología, ofrece revisiones oculares sin costo en efectivo para personas 65 o mayor [la asistencia de medicación no es pertinente a las cataratas]. A cargo de los exámenes
está un equipo de aproximadamente 7,000 oftalmólogos voluntarios de los Estados Unidos y Puerto Rico. Los interesados en el programa pueden visitar www.eyecareamerica.org para averiguar si califican. El centro de derivación en línea de la organización también les permite a los amigos y familiares enterarse de manera inmediata si sus seres queridos pueden ser elegidos para una consulta con los oftalmólogos voluntarios de EyeCare America.

Mitos y realidades de las cataratas

Las cataratas son una consecuencia natural del envejecimiento. A medida que el cristalino del ojo, que se ubica detrás de la pupila, envejece, sus células mueren y se acumulan, haciendo que los cristalinos se pongan amarillentos y nublados, lo que provoca una visión borrosa e imágenes “confusas”. Se sabe que ciertas
enfermedades oculares, algunas medicaciones y otras enfermedades como la diabetes causan cataratas. Durante las primeras etapas, una mejor iluminación y el uso de gafas pueden disminuir los problemas de visión causados por las cataratas, pero en cierto punto, la cirugía de cataratas — la operación realizada con más frecuencia en los Estados Unidos — puede ser necesaria para mejorar la visión.

Cinco mitos comunes sobre las cataratas que hay que develar

  • MITO 1: Las gotas oculares pueden prevenir o disolver las cataratas.
    • REALIDAD: No. La Administración de Alimentos y Medicamentos no ha aprobado gotas que curen o retrasen las cataratas. Algunos de esos productos se venden con el argumento de que pueden evitar las cataratas, cuando su aparición, en realidad, es una parte
      natural del proceso de envejecimiento del ojo. Otros productos se promocionan diciendo que logran “disolver” las cataratas. Pero, como las cataratas no son una “sustancia”, no hay nada que las gotas puedan disolver.
  • MITO 2: La tareas que exigen fijar la vista, como leer o coser, empeoran las cataratas.
    • REALIDAD: No. Las cataratas no surgen a consecuencia de cómo las personas usan los ojos. Sin embargo, suele suceder que las cataratas se hagan más perceptibles durante tareas de ese tipo. Un indicio de cataratas es la necesidad de utilizar más luz para hacer bien las mismas actividades.
  • MITO 3: Las cataratas son reversibles.
    • REALIDAD: No. Los cristalinos se nublan a medida que envejecen. Este proceso es inevitable. Sin embargo, se puede
      enlentecer su progreso dejando de fumar, llevando una dieta equilibrada y utilizando gafas de sol con protección UVA y UVB 100%.
  • MITO 4: La cirugía de cataratas es peligrosa y lleva meses recuperarse.
    • REALIDAD: No. Esta cirugía es uno de los procedimientos quirúrgicos más seguros y más perfeccionados de la medicina, con una tasa de éxito del 95%. Por supuesto, como en toda cirugía, los riesgos existen y deben consultarse con un médico antes de la operación. Los pacientes deberán evitar inclinarse o levantar cosas pesadas hasta tres semanas después del procedimiento, así como también deberán evitar fregarse o presionarse los ojos. Las actividades normales pueden retomarse al día siguiente de la cirugía, cuando el parche ocular se remueva. Los pacientes
      de cataratas suelen percibir una mejora en la visión inmediatamente después de la cirugía y otros notarán más mejoras graduales unos meses después.
  • MITO 5: Las cataratas “retroceden”.
    • REALIDAD: No. Las cataratas se presentan a medida que las células del cristalino mueren y se acumulan; no “crecen” sobre el ojo. Sin embargo, ocasionalmente, los pacientes desarrollan una catarata diferente, secundaria. Cuando la membrana que sostiene el implante de cristalino se torna borrosa, se puede comprometer la visión. Pero esta complicación puede tratarse mediante una cirugía con láser, que es un procedimiento de unos 15 minutos, que no duele y que suele realizarse en el consultorio del oftalmólogo.

EyeCare America está diseñado
para personas que

  • sean ciudadanos o residentes legales de los Estados Unidos;
  • tengan 65 años o más;
  • no hayan consultado con un oftalmólogo en tres o más años;
  • no pertenezcan a organizaciones de mantenimiento de la salud ni reciban beneficios de tratamientos oculares a través del Departamento de Asuntos de Veteranos.

Para saber de manera inmediata si usted, un familiar o un amigo, de 65 o mayor, cumple los requisitos para recibir una derivación con el fin de realizarse un examen ocular y recibir tratamiento, visite www.eyecareamerica.org.

EyeCare America está coauspiciado por la Knights Templar Eye Foundation, Inc., con apoyo adicional de Alcon. El programa está aprobado por sociedades oftalmológicas de especialidad y estaduales.

Acerca de EyeCare
America

Establecido en 1985, EyeCare America, el programa de servicio público de la Fundación de la Academia Americana de Oftalmología, está comprometido con la preservación de la vista y realiza su misión mediante el servicio público y la educación. EyeCare America ofrece servicios de tratamiento ocular para ancianos con carencias de atención médica y aquellos que posean un riesgo incrementado de enfermedades oculares mediante su equipo de aproximadamente 7,000 oftalmólogos voluntarios dedicados a atender a sus comunidades. Más del 90% de la atención disponible se ofrece sin costo en efectivo para los pacientes. Desde su nacimiento, EyeCare America ha ayudado a más de 1.5 millones de personas. EyeCare America es un programa sin fines de lucro cuyo éxito se posibilita mediante contribuciones caritativas
de individuos, fundaciones y empresas. Se puede obtener más información aquí: www.eyecareamerica.org

FUENTE EyeCare America

EyeCare America incentiva a todos a conocer la realidad durante el Mes de la Concienciación sobre las Cataratas de agosto