Foro se propone aumentar número de asegurados, expandir cobertura médica transfronteriza

Foro se propone aumentar número de asegurados, expandir cobertura médica transfronteriza

NHMA presentará informe a republicanos del senado sobre maneras de prestar atención médica a familias en ambos lados de la frontera de EEUU y México


COMPARTE ESTA NOTA

Washington, DC–(HISPANIC PR WIRE)–2 de febrero de 2005–Para las enfermedades no existe frontera, como tampoco debería haberla para el seguro y la atención de la salud para los hispanos y mexicanos, según la National Hispanic Medical Association (NHMA), que el 4 de febrero auspiciará un foro sobre maneras de disminuir el número de personas que carecen de seguro y aumentar el acceso a la atención de la salud en los Estados Unidos y México.

“El acceso al seguro médico económico simplemente es una buena política, independiente de en cuál lado de la frontera uno viva”, dijo la Dra. Elena Ríos, presidenta de NHMA. “Este foro es un mecanismo para expandir la red de seguridad y aumentar el número de estadounidenses asegurados, aumentando así el número de pacientes que les pagan a los médicos y disminuyendo el impacto en la sociedad”.

El foro de un día se llevará a cabo de 8:30 a.m. a 3 p.m., el viernes, 4 de febrero en la sala 428 del Dirksen Senate Office Building, en Washington, D.C.

El Foro “Seguro Médico Binacional de Estados Unidos y México” (“U.S.-Mexico Binational Health Insurance”) proporcionará información al Grupo de Trabajo Republicano sobre los Costos de la Atención de la Salud y las Personas No Aseguradas (Republican Task Force on Health Care Costs and the Uninsured) del Senado de los Estados Unidos. Examinará la situación del seguro médico a través de la frontera entre Estados Unidos y México, y las maneras en que se debe cambiar las leyes para que los trabajadores que tienen seguro médico en un país también puedan ofrecerles cobertura a sus familiares en el otro país.

“En su labor de examinar los costos de la atención de la salud y los no asegurados, la Senate Republican Task Force on Health Care Costs and the Uninsured determinó que una porción considerable de las personas no aseguradas son hispanas, muchas de las cuales están empleadas pero necesitan acceso a seguro médico económico”, dijo el Senador Judd Gregg (R-NH), presidente de la Senate Republican Task Force on Health Care Costs and the Uninsured. “El grupo de trabajo identificó una variedad de propuestas que podrían abordar esta situación y se enorgullece de trabajar con NHMA y sus médicos para desarrollar más aun estas propuestas de seguro médico económico”.

El foro también está siendo patrocinado por el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos, el California Endowment, la U.S.-Mexico Border Health Commission y Blue Cross of California. Los participantes –entre ellos, funcionarios del gobierno de Estados Unidos y México, empleadores, médicos, sindicatos y funcionarios de Arizona, California, Nuevo México y Texas– abordarán asuntos federales, estatales y normativos de la expansión estratégica de la cobertura transfronteriza. El Departamento de Trabajo tratará la función de las leyes laborales de los Estados Unidos para garantizar el seguro económico transfronterizo.

La carencia de seguro es un obstáculo significativo para el acceso a los servicios de salud y contribuye a la menor calidad de vida de los hispanos. El foro tiene como objetivo desarrollar programas ya existentes y promover recomendaciones políticas sobre el seguro médico binacional entre Estados Unidos y México para disminuir el número de personas no aseguradas y aumentar el acceso a la atención médica en ambos países.

Aproximadamente 45 millones de estadounidenses –o 15 por ciento– no tienen seguro médico. En el 2003, 13.2 millones de hispanos carecían de seguro médico –1 de cada 3 estadounidenses hispanos– una tasa de carencia de seguro 200 por ciento más alta que la de los blancos no hispanos. Según la U.S. Census Bureau, 67 por ciento de los hispanos son de ascendencia mexicana.

“Hay muchísimos estadounidenses y mexicanos de la primera, segunda y tercera generación que cruzan la frontera diariamente”, dijo Ríos de la NHMA, una organización sin fines de lucro que representa a los médicos diplomados en los Estados Unidos. “La salud no comienza ni termina en la frontera. La enfermedad no conoce barreras”.

El grupo de trabajo republicano fue designado por el líder del partido mayoritario en el Senado, Bill Frist (R-TN), en el 2003 para tratar los costos en aumento y mejorar el acceso a la atención y el seguro médico económico; dedicar la ayuda con el seguro a aquéllos que más la necesitan; reforzar la red de seguridad de la atención; desarrollar los programas más eficaces, y dar poder a los consumidores de la atención de la salud.

“Estamos tratando de aumentar las oportunidades para el seguro médico privado que es económico y disponible a todos en la familia”, dijo Ríos. “México también se puede beneficiar porque las aseguradoras de los Estados Unidos ofrecerían programas de seguro más económico en México que complementarán los programas existentes”.

En respuesta al aumento de mexicanos en los Estados Unidos, por ejemplo, algunas aseguradoras ofrecen seguro transfronterizo que cubre a los trabajadores en California y a sus familiares en México. Por ejemplo, aproximadamente 50,000 personas cruzan la frontera de Tijuana diariamente para trabajar en San Diego. Otros estados fronterizos de Estados Unidos están examinando programas similares.

El foro abordará las inquietudes de los médicos –como la certificación, la calidad de la atención y la confidencialidad de la información entre las naciones– y procurará crear redes de médicos.

“El seguro médico transfronterizo es bueno para los viajeros, las familias, los estudiantes, las personas que trabajan en un país y viven en otro, los residentes de los estados fronterizos, los trabajadores migratorios y para tanto los estadounidenses como los mexicanos”, dijo Ríos. “Los costos de la falta de seguro son astronómicos”.

Los avances en la tecnología médica no están alcanzando a millones de estadounidenses que carecen de seguro médico, una brecha de acceso que le está costando a los Estados Unidos $1,100 millones al año, según un informe por el Commonwealth Fund Task Force on the Future of Health Insurance.

La NHMA, fundada en 1994 en Washington, DC, es una organización sin fines de lucro que representa a los médicos hispanos diplomados en los Estados Unidos. La misión de la NHMA es mejorar la atención de la salud para los hispanos y los grupos subatendidos. Para obtener más información, consulte http://www.nhmamd.org.

–30–

CONTACTO:

Castaneda Global Communications

Carol Castaneda, 703-369-0414

Celular: 703-863-9960

Foro se propone aumentar número de asegurados, expandir cobertura médica transfronteriza