Freddy Balsera: ‘Cómo Obama logró cerrar el trato con los hispanos’

Freddy Balsera: ‘Cómo Obama logró cerrar el trato con los hispanos’



COMPARTE ESTA NOTA

MIAMI, 3 de noviembre /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — El comunicado siguiente se está publicando cerca Freddy Balsera, Managing Partner of Balsera Communications:

Tres semanas antes de la elección de noviembre, el equipo de medios hispanos de la campaña de Obama se resistió a seguir la tendencia de una campaña negativa y emprendió una acción audaz al hacer que todos los mensajes pagados en idioma español fueran completamente positivos. Detrás quedaron las críticas a John McCain o los ataques a su política. Éstos fueron reemplazados con mensajes inspiradores sobre cómo Obama ayudaría a las familias hispanas a lograr el sueño americano mediante la reducción de impuestos, el acceso al cuidado de la salud y la ayuda para los estudios universitarios. Con una estrategia de promesa y esperanza en vez de una de difamación y temor fue que Obama logró cerrar el trato con los votantes hispanos.

Mantener la disciplina de saber resistir los puñetazos mientras el oponente está destilando veneno contra nosotros se dice muy fácil pero en la práctica no lo es. Para poner las cosas en perspectiva, este rumbo fue trazado en un momento en que McCain y los republicanos estaban presentando a Obama como el responsable de todo lo que marchaba mal en la vida de los latinos: la derrota de la propuesta de inmigración, los abortos entre adolescentes y la alta tasa del crimen en los vecindarios urbanos. En Miami, donde vivo, la campaña de McCain fue todavía más allá. McCain y sus representantes se comportaron más bien como McCarthy, sin sentir vergüenza de mostrar a Obama como un comunista al estilo dramático de la guerra fría. De acuerdo con ellos, Obama tenía más en común con Fidel Castro, Hugo Chávez y Daniel Ortega que Franklin Roosevelt, John F. Kennedy y Bill Clinton. Procedieron a servir esas calumnias en bandeja de plata a sus seguidores al emprender una “guerra de cultura” latina. El 100% de los anuncios de radio y televisión en español de McCain fueron negativos.

Y en el medio de esta tormenta de ataques y distorsiones, el equipo de medios hispanos de Obama respiró profundo y se dio cuenta de que sencillamente McCain había perdido el tren con los votantes latinos. Éste es otro ejemplo de cómo McCain estaba ajeno a la realidad. Los latinos no querían escuchar insultos y ataques; ellos querían políticas de principios sólidos basados en planes e ideas. Ellos querían soluciones reales para sus problemas.

Los expertos que dijeron durante el proceso de las primarias que los hispanos no apoyarían a un candidato afro-americano, no sabían realmente cómo nuestra comunidad piensa y actúa. Ellos interpretaron erróneamente las razones por las que Hillary Clinton recibió una cantidad desproporcionada de apoyo hispano durante las primarias. No se trataba de rechazar a un candidato negro, como dijeron los supuestos expertos; se trataba de apoyar a una persona en la que ellos creían y con la cual sentían que podían identificarse. Por este motivo, el reto de Obama en las elecciones generales fue el de lograr desarrollar su propia relación y nivel de identificación con los hispanos. Y él supo estar a la altura de su misión.

La campaña de McCain se encaminó hacia las elecciones generales con grandes anteojeras que los hicieron sentir seguros y fuertes, de manera casi arrogante, sobre la popularidad de McCain entre los hispanos debido a su papel en la reforma de inmigración. Aceptamos que éste es un tema importante para los votantes hispanos y que demostraron un extraordinario liderazgo en el mismo, pero en lo que realmente fallaron fue en reconocer que la inmigración no es el único tema que les interesaba a los hispanos en estas elecciones. El desempleo, el cuidado de la salud, la guerra y los altos precios de la gasolina también eran temas que afectaban a los hispanos, al igual que al resto de la población. Por eso con respecto a McCain, comprobamos que su buen papel en el tema de la inmigración no fue suficiente ante los ojos de los hispanos ya que ellos no estuvieron de acuerdo con sus puntos de vista sobre otros temas importantes.

Los hispanos querían a alguien por quién pudieran votar a favor, no en contra. McCain nunca les dijo a los hispanos lo que él representaba ni las razones por las que debían votar por él; sino que solamente nos dijo porqué no debíamos votar por Obama. En estos tiempos que corren eso ya no basta. Pudimos observar cómo Obama se dedicó a decirles a los votantes hispanos quién era él y cómo mejoraría nuestra vida mediante empleos mejores pagados, un mayor acceso al cuidado de la salud y ayuda universitaria para nuestros hijos. El factor decisivo fue cuando él mismo lo dijo en español en su último anuncio de televisión “Sueño Americano.”

Estas elecciones fueron el mejor ejemplo de la evolución del electorado hispano. Nuestra comunidad desempeñó un papel vital en estados reñidos como Colorado, la Florida, North Carolina, Nevada, New Mexico, Pennsylvania y Virginia. Además, los hispanos demostraron que aunque luchamos para preservar nuestra cultura y nuestras tradiciones, también nos sentimos muy orgullosos de ser nuevos estadounidenses y tomamos muy en serio el futuro de esta nación. Llegamos a estas tierras buscando el sueno americano y queremos lo mejor para este país y para todo su pueblo.

Obama logró que los hispanos se sintieran respetados al hablar sobre temas importantes de una forma en que nos inspiró a todos. Invirtió en nuestra comunidad y llevó a cabo un esfuerzo histórico para comunicar su visión en términos que fueron positivos y efectivos para los votantes de habla hispana. Al final, Obama supo demostrarnos a los hispanos que él nos comprendía. La campaña hispana de Obama ha sido la más prolífica en la historia de las elecciones presidenciales y se llevó a cabo de la única forma correcta: con una absoluta integridad.

Freddy Balsera es el socio administrativo de Balsera Communications. Ayudó a crear la campaña de mensajes y medios hispanos de Obama y también fungió como representante latino para la campaña.

FUENTE Balsera Communications

Freddy Balsera: ‘Cómo Obama logró cerrar el trato con los hispanos’