Fundación Bill & Melinda Gates anuncia nueva iniciativa para duplicar cifra de...

Fundación Bill & Melinda Gates anuncia nueva iniciativa para duplicar cifra de alumnos estadounidenses de bajos ingresos que se gradúan de enseñanza postsecundaria al cumplir los 26 años

Los hispanos son menos propensos a graduarse de una institución universitaria de cuatro años en comparación a los demás grupos étnicos


COMPARTE ESTA NOTA

SEATTLE, 9 de diciembre /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — La Fundación Bill & Melinda Gates anunció hoy el otorgamiento de subvenciones por un total de $69.8 millones, a organizaciones dedicadas a mejorar los índices de matrícula y graduación de la enseñanza universitaria en Estados Unidos, incluyendo instituciones radicadas en la ciudad de Nueva York, así como en Nuevo México y California, que prestan servicios fundamentalmente a alumnos hispanos. Con el propósito de que más alumnos se matriculen y se gradúen de la educación superior, la fundación se propone duplicar la cifra de estudiantes de bajos ingresos que obtienen su diploma de enseñanza postsecundaria o su credencial con valor genuino en el campo laboral a los 26 años, o sea, un incremento de aproximadamente 250,000 graduados cada año.

“Cuando nuestros co-presidentes preguntaron qué más podíamos hacer para reducir las desigualdades en los Estados Unidos, teníamos todas las opciones sobre la mesa. Pero las evidencias hicieron que volviéramos a insistir en la educación. En este país no hay una puerta mayor a la oportunidad que el acceso a una educación de calidad”, expresó Allan Golston, presidente del Programa para Estados Unidos de la fundación. “En la actualidad, los estadounidenses sin título universitario viven en un nivel cercano al límite de pobreza, en el caso de una familia de cuatro personas. Por esa razón estamos haciendo un compromiso a largo plazo para incrementar enormemente la cifra de graduados universitarios, un objetivo ambicioso y necesario”.

La puesta en marcha de esta nueva iniciativa nacional es reflejo del compromiso de la fundación de solidificar las oportunidades de educación para todos los estadounidenses, y de su optimismo con respecto a que, en un momento donde impera la escasez de recursos, la innovación es esencial y el éxito posible. Aunque se trata de una iniciativa distinta, este trabajo reforzará la labor continua de la fundación en el mejoramiento de los índices de egresados listos para la educación universitaria.

Si bien los índices de graduados de centros de educación secundaria que prosiguen estudios superiores siguen estando entre los mejores del mundo, la mayoría de los estudiantes que se matriculan en instituciones universitarias no se graduarán jamás, incluyendo una cantidad desproporcionada de hispanos. En general, el nivel actual de graduación postsecundaria en los Estados Unidos está empatado en el décimo lugar entre las naciones industrializadas. Sólo un 25 por ciento aproximadamente de los estudiantes de bajos ingresos obtendrán su diploma postsecundario, un índice que disminuye al 20 por ciento en el caso de los estudiantes afroamericanos e hispanos.

“Los índices de matrícula universitaria han aumentado rápidamente en los últimos cuarenta años, pero los de graduación han quedado a la zaga”, aseguró Hilary Pennington, quien estará al frente del trabajo para el éxito postsecundario de la fundación. “No basta con lograr que los alumnos matriculen en centros universitarios. Debemos ayudarlos a graduarse. Nos enorgullece unirnos a otras fundaciones que ya están trabajando en esta importante iniciativa”.

Las subvenciones cuyo otorgamiento se anunció hoy son reflejo del compromiso de la fundación de usar datos para conformar sus inversiones, aprovechar la existencia de los programas y políticas más promisorios en vigor, catalizar la innovación en áreas donde el éxito ha sido limitado, y, a largo plazo, llevar a escala las prácticas más prometedoras.

En primer lugar, la fundación trabajará para obtener el compromiso de notables legisladores, educadores y líderes comunitarios y de negocios para incrementar los índices de graduación postsecundaria. El trabajo financiado por las subvenciones comenzará a establecer una base de evidencias para el cambio, mediante investigaciones e informes destinados a llamar la atención sobre el tema como Measuring Up, y la creación de recomendaciones de política para estimular un mayor acceso a estudios superiores y a la conclusión de los mismos. Además, de acuerdo a los retos económicos que encara la nación es vital, ahora más que nunca, que los jóvenes adquieran las destrezas necesarias que los preparen para el futuro. La inversión en la investigación y en mejores prácticas les garantizará a educadores, alumnos y legisladores, una mejor comprensión de cuáles títulos postsecundarios producen los mejores ingresos en el mercado laboral.

“Los hispanos siguen creciendo como proporción de la fuerza laboral, pero aún no están obteniendo los títulos postsecundarios que los prepararán para tener éxito en la economía moderna”, añadió Gilberto Conchas, Ph.D., funcionario principal de programas de la Fundación Bill & Melinda Gates. “Con estas nuevas subvenciones, las organizaciones podrán ayudar a que más jóvenes puedan concluir sus estudios universitarios”.

La fundación también invertirá en iniciativas destinadas a garantizar que el sistema de educación postsecundaria pueda respaldar el incremento en los índices de graduación en centros universitarios de dos y cuatro años. En su transición a instituciones universitarias, los estudiantes procedentes de minorías son más propensos que los de la raza blanca a necesitar costosos cursos remediales, al igual que los estudiantes de primera generación. Cerca de la mitad de los alumnos universitarios necesita determinada instrucción remedial, una cifra que se eleva a cerca del 60 por ciento en los centros universitarios comunitarios o community colleges. Esa situación retrasa con frecuencia el progreso del alumno, y limita los índices de graduación. Las inversiones de la fundación se destinarán a acelerar el éxito en los cursos remediales de los centros universitarios comunitarios, incluyendo una subvención a MDC para ampliar los exitosos programas pilotos pertenecientes a la red de centros escolares “Achieving the Dream Network”. Además, el MDC también respaldará sistemas de datos en cinco estados dispuestos a dar seguimiento y evaluar públicamente el rendimiento de la educación en centros universitarios de dos y cuatro años.

“La red de centros universitarios ‘Achieving the Dream Network’ ha logrado progresos significativos en la creación de programas innovadores destinados a perfeccionar la educación remedial, algunos de los cuales han demostrado ser una promesa real”, expresó Jamie Merisotis, presidenta de la Fundación Lumina, organización benéfica dedicada a fomentar iniciativas de éxito postsecundario. “Ahora podremos respaldar los programas más promisorios para ejercer impacto en más estudiantes, y comenzar el incremento significativo de los índices de graduación”.

Finalmente, la Fundación Gates invertirá en iniciativas destinadas a garantizar que la juventud cuente con el apoyo financiero, social y académico para tener éxito en la educación universitaria. Por ejemplo, el MDRC trabajará durante cuatro años para incrementar y evaluar su “Pay for Persistence” (Pago por la Persistencia) en centros universitarios de dos y cuatro años. El programa de incentivos en base al rendimiento, que se inició como iniciativa piloto en Luisiana, se pondrá en práctica en otras cuatro áreas del país, y les proporcionará a los estudiantes dinero en efectivo y otros beneficios por matricular en centros universitarios a tiempo completo, y mantener un promedio académico (GPA) mínimo. Instituciones que han obtenido subvenciones como YouthBuild y la National Employment Youth Coalition (Coalición Nacional de Empleo para la Juventud) trabajarán en San Francisco, Portland, Filadelfia, Columbus, y otras ciudades de Estados Unidos para contribuir a que los jóvenes adultos de bajos ingresos puedan encontrar una vía de acceso a la enseñanza universitaria.

La Fundación Gates trabajará en unión de otros aliados filantrópicos como: La Fundación Charles Stewart Mott, College Access Foundation, la Fundación Edna McConnell Clark, la Fundación Ford, la Fundación Joyce, la Fundación Lumina para la Educación, la Fundación Robin Hood, la Fundación Nellie Mae para la Educación, la Fundación W.K. Kellogg y la Fundación William y Flora Hewlett.

Desde el año 2000, la Fundación Bill & Melinda Gates ha invertido cerca de $4 mil millones en subvenciones y becas para incrementar las oportunidades en los Estados Unidos, mejorando los índices de graduación de la enseñanza secundaria y la preparación para los estudios superiores, y ampliando el acceso a la enseñanza universitaria. La iniciativa para el éxito postsecundario aprovechará estas inversiones a fin de contribuir a que la fundación y sus aliados preparen a más jóvenes para el éxito en la vida y el trabajo, garantizando en última instancia un mayor acceso a la oportunidad para todos los estadounidenses.

Para una lista completa de las organizaciones recipientes de las Subvenciones de la Iniciativa para el Éxito Postsecundario, por favor contactar a Juanita Panlener al (202) 331-4323, ext. 1034 o jpanlener@vancomm.com

Acerca de la Fundación Bill & Melinda Gates

Guiada por el principio de que toda vida tiene igual valor, la Fundación Bill & Melinda Gates trabaja para ayudar a que todos lleven vidas saludables y productivas. En los países en vías de desarrollo, se enfoca en mejorar la salud del pueblo, y proporcionarle la oportunidad de salir del hambre y la extrema pobreza. En los Estados Unidos, busca garantizar que todos — especialmente aquellas personas con los más bajos recursos — tengan acceso a las oportunidades que necesitan para lograr el éxito en la escuela y la vida. La Fundación, radicada en Seattle, es liderada por su director ejecutivo Jeff Raikes y el co-presidente William H. Gates Sr., bajo la dirección de Bill & Melinda Gates y Warren Buffett.

FUENTE Fundación Bill & Melinda Gates

Fundación Bill & Melinda Gates anuncia nueva iniciativa para duplicar cifra de alumnos estadounidenses de bajos ingresos que se gradúan de enseñanza postsecundaria al cumplir los 26 años