Fundación Robert Wood Johnson anuncia compromiso de $300 millones para mejorar drásticamente...

Fundación Robert Wood Johnson anuncia compromiso de $300 millones para mejorar drásticamente calidad de atención médica en Estados Unidos

Disparidades en calidad de asistencia médica llevan a organización filantrópica más grande del país en temas de salud a atacar problema de 14 comunidades de Estados Unidos Nuevo Informe demuestra profundas diferencias en asistencia médica basadas en raza y ubicación geográfica de pacientes


COMPARTE ESTA NOTA

WASHINGTON, 5 de junio /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — Tras recientes informes acerca de peligrosas deficiencias en la calidad de la atención médica, la fundación más grande del país especializada en estos temas anunció hoy un compromiso de $300 millones para mejorar la calidad de los cuidados de salud en regiones a lo largo y ancho de Estados Unidos.

Para dar mayor énfasis al problema, la fundación Robert Wood Johnson dio a conocer un nuevo estudio que demuestra que la calidad de la asistencia que los pacientes reciben puede variar drásticamente dependiendo de su raza y el lugar donde viven.

El compromiso de $300 millones para mejorar la calidad de la atención médica en 14 comunidades que en conjunto cubren 11 por ciento de la población del país, es el esfuerzo más grande de su tipo jamás realizado por una organización filantrópica nacional. Conocido como Aligning Forces for Quality, el programa se enfoca en las comunidades afectadas y aumentará la calidad de la atención médica en general, reducirá las disparidades raciales y étnicas en los cuidados de salud y ofrecerá modelos para una reforma nacional.

“A lo largo y ancho del país existen grandes vacíos entre la atención médica que la gente debería recibir y la asistencia que realmente recibe”, expresó la Doctora y Licenciada Risa Lavizzo-Mourey, (M.D., M.B.A.), presidenta y directora ejecutiva de la fundación Robert Wood Johnson. “A pesar de que Estados Unidos tiene el sistema de salud más caro del mundo, los pacientes están sujetos a muchísimos errores, malos entendidos y desigualdad. Como resultado, sinnúmero de pacientes en todo el país no reciben la asistencia que necesitan y merecen. Este compromiso de recursos, conocimientos especializados y capacitación sin precedentes, convertirá prácticas comprobadas que mejoran la calidad de la atención médica en resultados reales en comunidades de todo el país,” agregó Lavizzo-Mourey.

La nueva investigación, realizada por el Dartmouth Atlas Project del Dartmouth Institute for Health Policy and Clinical Practice (Instituto para la política sanitaria y la práctica clínica) para la iniciativa de Aligning Forces for Quality analiza las solicitudes de beneficios médicos de Medicare para ilustrar las enormes variaciones en la calidad de la atención médica en todo el país. Los investigadores analizaron cinco medidas diferentes de asistencia médica a nivel estatal y en las 14 comunidades bajo el programa Aligning Forces for Quality .

Más sorprendente aún es que los investigadores encontraron diferencias significativas por raza y por región en las que los pacientes perdieron una pierna debido a una amputación, una complicación de insuficiencia venosa periférica y diabetes.

Los afro-americanos recibieron amputaciones en un índice casi cinco veces mayor que los blancos, o el equivalente a 4,17 por cada 1.000 beneficiarios de Medicare, en comparación con el 0,88 por cada 1.000 beneficiarios de Medicare blancos. En Louisiana, el estado con el índice más alto de amputaciones, 1,66 de cada 1.000 beneficiarios perdieron una pierna por amputación entre los años 2003 y 2005, en comparación con el promedio nacional de 1,14. A Utah le fue mejor, 0,50 por 1.000 beneficiarios.

El informe también demuestra diferencias significativas con respecto a si la gente recibe la asistencia básica recomendada. Por ejemplo, si las mujeres se hacen mamografías o los pacientes con diabetes se realizan los exámenes de sangre esenciales.

* Una de cada tres mujeres aseguradas por Medicare no se hacen las

mamografías recomendadas. En conjunto, el estudio muestra que el 64 por

ciento de las mujeres blancas se hizo una mamografía en comparación con el

57 por ciento de las mujeres afro-americanas. En Mississippi, el 57 por

ciento de las pacientes entre 65 y 69 años de edad, se hizo una mamografía

entre 2004 y 2005, comparado con el promedio nacional del 64 por ciento. A

Maine le fue mejor con un 74 por ciento, una brecha de 17 puntos entre los

estados más altos y más bajos.

* Aproximadamente uno de cada siete pacientes con diabetes no se realiza los

análisis de sangre críticos. Aproximadamente el 85 por ciento de los

pacientes blancos con diabetes se realizó los análisis para el control de

la glucemia, comparado con el resultado del 79 por ciento para los afro-

americanos. En Alaska, el 71 por ciento de los pacientes con diabetes

recibió un análisis importante para el control de la glucemia por año,

comparado con el promedio nacional del 84 por ciento. A Vermont le fue

mejor, un 91 por ciento se realizó el análisis anualmente, una brecha de

20 puntos entre los estados más altos y más bajos.

“Estos hallazgos resaltan la importancia del sistema de atención médica local a medida que se enfocan los esfuerzos para mejorar la atención”, comentó el Doctor Elliott Fisher, (M.D., M.P.H.), director del Center for Health Policy Research (Centro para la investigación de la política sanitaria) de Dartmouth y uno de los coautores del informe. “En la mayoría de las regiones, es menos probable que los negros reciban la asistencia recomendada en comparación con los blancos, pero las diferencias en todas las regiones generalmente son mucho más grandes que las diferencias dentro de las regiones. Y en algunas regiones del país, los afro-americanos reciben asistencia igual a la de los blancos, pero la asistencia para todos se encuentra muy por debajo del promedio nacional. Estos hallazgos señalan la importancia crítica de los esfuerzos locales que los accionistas ofrecen para mejorar la calidad y reducir las disparidades en todas partes”.

Aligning Forces for Quality concentrará sus recursos en 14 comunidades de todo el país: Cincinnati, Ohio; Cleveland, Ohio; Detroit, Michigan; condado de Humboldt, California; ciudad de Kansas, Misuri; Maine; Memphis, Tennessee.; Minnesota; Seattle, Washington; Pensilvania sur y central; Míchigan occidental; Nueva York occidental, Willamette Valley, Oregón y Wisconsin. Estas comunidades fueron seleccionadas como parte de un proceso altamente competitivo para encontrar comunidades que se colocaran en una posición para realizar cambios fundamentales y a la vanguardia para reconstruir sus sistemas de atención médica.

“Los médicos, enfermeros y hospitales, todos aquellos comprometidos en la atención médica, quieren brindar asistencia de alta calidad”, comentó el Doctor Bruce Siegel, (M.D., M.P.H.), profesor investigador del Departamento de Política Sanitaria de la Facultad de Salud Pública y Servicios Sanitarios de la Universidad George Washington y director recién nombrado del programa nacional Aligning Forces for Quality “La naturaleza fragmentada de nuestros mercados de atención médica y de los sistemas de prestación a menudo no deja que los participantes clave trabajen juntos. Al formar un equipo entre aquellos que reciben asistencia, brindan asistencia y pagan por ella, ayudaremos a esas comunidades a lograr un cambio duradero”.

El programa Aligning Forces for Quality originariamente fue lanzado por la RWJF en 2006. En la primera fase, las comunidades comenzaron a realizar sus esfuerzos para mejorar la atención médica destinada a los pacientes con enfermedades crónicas en escenarios de consultorios externos, tales como consultorios médicos y clínicas. Con esta expansión, los equipos comunitarios deAligning Forces for Quality ahora luchan para mejorar la asistencia para todos los pacientes en todos los escenarios por medio de:

* La ayuda a los médicos para mejorar la calidad de asistencia para los

pacientes;

* La entrega de información a la gente para que los ayude a asociarse mejor

con los médicos que controlan su propia salud y a realizar elecciones

informadas sobre su atención médica;

* La mejora de la asistencia dentro de los hospitales, con un enfoque

especial en el papel central que desempeñan los enfermeros, y

* La reducción de la injusticia en la asistencia a pacientes de distintas

razas y origen étnico.

La RWJF ha trabajado durante años para desarrollar estrategias y herramientas para mejorar la calidad de la atención médica. Estos esfuerzos incluyen la financiación para el desarrollo de las medidas de calidad, experimentos precoces de pago por desempeño, un nuevo modelo para brindar asistencia a largo plazo y programas para mejorar la asistencia cardíaca, servicios de enfermería y eliminar las disparidades raciales o para apuntar a enfermedades específicas tales como asma, diabetes y depresión. Aligning Forces for Quality traerá prácticas comprobadas desarrolladas en éstos y otros esfuerzos para brindar su apoyo en las 14 comunidades.

Con la expansión de su iniciativa Aligning Forces for Quality , la Fundación también pondrá a disposición nuevos contenidos en la sección de calidad e igualdad de su propio sitio web, www.rwjf.org. La sección de la Cartera de calidad e igualdad del sitio presenta una biblioteca expansiva de las nuevas intervenciones, herramientas, recursos y videos relacionados para ayudar a los prestadores y a otras personas a mejorar la calidad de la asistencia en sus comunidades. Estas “Prácticas prometedoras” han sido desarrolladas basadas en los hallazgos encontrados y las lecciones aprendidas de los programas que apoya la RWJF para mejorar la calidad de la atención médica en una diversa variedad de escenarios.

Vea el informe de hoy y obtenga más información sobre Aligning Forces for Quality en www.rwjf.org/qualityequality.

La fundación Robert Wood Johnson Foundation se concentra en los apremiantes temas de salud y atención médica que enfrenta nuestro país. Como la filantropía más grande del país que tiene devoción exclusivamente en mejorar la salud y la atención médica de todos los estadounidenses, la Fundación trabaja con un grupo diverso de organizaciones y personas para identificar soluciones y lograr cambios integrales, significativos y oportunos. Durante más de 35 años, la Fundación ha traído experiencia, compromiso, y un enfoque riguroso y equilibrado a los problemas que afectan a la salud y a la atención médica de aquellos a quienes sirven. Ayudando a los estadounidenses a llevar una vida más sana y recibir lo que necesitan, la Fundación espera marcar una diferencia en nuestra vida.

Fundación Robert Wood Johnson anuncia compromiso de $300 millones para mejorar drásticamente calidad de atención médica en Estados Unidos