Ganando Terreno: Los niños mexicano-estadounidenses de California logran grandes progresos educativos con...

Ganando Terreno: Los niños mexicano-estadounidenses de California logran grandes progresos educativos con respecto a sus padres, abuelos; Sin embargo, la tercera generación aun queda rezagada con respecto a otros grupos



COMPARTE ESTA NOTA

San Francisco, CA–(HISPANIC PR WIRE – US Newswire)–8 de septiembre de 2005–A pesar de algunos hallazgos de investigaciones e impresiones populares de lo contrario, los niños inmigrantes mexicano-estadounidenses están obteniendo mayores logros educativos que sus padres y abuelos. Según un estudio publicado hoy por el Public Policy Institute of California (PPIC, por sus siglas en ingles), los mexicano-estadounidenses han obtenido mayores logros en la finalización de la escuela secundaria y la universidad entre la primera, segunda y tercera generación. Sin embargo, los mexicano-estadounidenses no reciben tanta educación como otros grupos inmigratorios, aun en la tercera generación. Esto es particularmente importante para ellos, y para el estado, dado el tamaño y el aumento de la población mexicano-estadounidense de California.

En general, los hijos de inmigrantes reciben clara y consistentemente mas educación que sus padres. Por ejemplo, el numero de padres inmigrantes de primera generación que son graduados universitarios (15%) es el doble en sus descendientes de segunda generación (30%). Y entre los padres de segunda generación y sus descendientes de tercera generación, el numero de graduados universitarios asciende del 16 al 26 por ciento.

Los mexicano-estadounidenses no son la excepción. Mientras que investigaciones anteriores han hallado poco o ningún progreso en los logros educativos entre la segunda y la tercera generación de inmigrantes con ascendencia mexicana, el estudio del PPIC proporciona pruebas de que, de hecho, ese grupo esta logrando un progreso constante. La proporción que obtiene un diploma de la escuela secundaria aumenta abruptamente desde el 25 al 86 por ciento entre los padres de primera generación y sus hijos de segunda generación. Además, las tasas de finalización de la universidad se cuadruplican del 3 al 12 por ciento. Aunque el progreso entre la segunda y la tercera generación no es tan grande, es considerable ya que aumenta del 46 al 82 por ciento para la graduación de la escuela secundaria y del 5 al 11 por ciento para la graduación de la universidad.

“En general, los hallazgos son buenas noticias para el estado, si se los considera con precaución,” señala Deborah Reed, directora del programa del PPIC y coautora del estudio junto con los investigadores Laura Hill, Christopher Jepsen, y Hans Johnson. “Aunque todos los grupos étnicos están obteniendo grandes logros de generación en generación, la poca educación que encontramos en los mexicano-estadounidenses es alarmante”.

En verdad, a pesar de los avances, los logros educativos en los mexicano-estadounidenses permanecen comparativamente bajos. Entre los californianos adultos jóvenes en la tercera generación y la siguiente, solo una fracción de mexicano-estadounidenses se gradúa en la universidad (11%), en comparación con fracciones mucho mas grandes de asiáticos del sur y del este (46%) y de blancos (38%).

Esto es particularmente inquietante porque los mexicano-estadounidenses representan una gran proporción de la población joven de California. Entre los jóvenes de 13 a 24 anos en el estado, los latinos son el grupo mas numeroso (41%), y una gran mayoría de ellos es de ascendencia mexicana (83%).

En su mayor parte, la brecha entre los mexicano-estadounidenses y otros grupos étnicos refleja diferencias en la educación de la familia. Los niños mexicano-estadounidenses representan dos tercios (68%) de los niños de California en familias donde ninguno de los padres finalizo la escuela secundaria. “Cuando los padres tienen poca educación y pocos recursos, sus hijos simplemente tienen mayor espacio para compensar,” señala Reed. “Dado el papel preponderante que juegan las condiciones socioeconómicas, el estado debe considerar el refuerzo de programas que ayuden a los padres, tales como mejorar la alfabetización y las destrezas del idioma ingles, y que tengan como objetivo los lugares de trabajo.”

Este estudio fue posible gracias al financiamiento de The William and Flora Hewlett Foundation.

El Public Policy Institute of California es una entidad privada y sin fines de lucro dedicada a mejorar la política publica en California a través de investigación independiente, objetiva, no partidista, acerca de los asuntos económicos, sociales y políticos. El instituto fue creado en 1994 con una donación de William R. Hewlett.

–30–

CONTACTO:

Victoria Pike Bond

(415) 291-4412

o

Abby Cook

(415) 291-4436

Ganando Terreno: Los niños mexicano-estadounidenses de California logran grandes progresos educativos con respecto a sus padres, abuelos; Sin embargo, la tercera generación aun queda rezagada con respecto a otros grupos