Gobernadora de Puerto Rico Anuncia Campaña Hispana No Partidista de Inscripción de...

Gobernadora de Puerto Rico Anuncia Campaña Hispana No Partidista de Inscripción de Votantes Más Grande de la Nación Alcanza Meta de Inscribir sobre 300,000 Votantes; 300,000 Puertorriqueños e Hispanos Inscritos en 14 Estados, incluyendo Estados Claves como Florida, Ohio y Pennsylvania

Oficiales electos de origen puertorriqueño provenientes de varias comunidades a través de la nación participan para dar testimonio sobre el impacto nacional de esta iniciativa


COMPARTE ESTA NOTA

NOTA A EDITORES: Coordenadas de Satelite para la Telvision: 4:30 p.m. – 4:45 p.m. EST – C band Analog Galaxy 4 Transponder 12, Downlink Fequency 3940 vertical. Fotos de alta resolución estarán disponibles en http://www.prfaa.com/eng/News.asp

Washington, DC–(HISPANIC PR WIRE)–7 de septiembre de 2004–Desde el Cannon House Office Building, la Gobernadora del Estado Libre Asociado de Puerto Rico, la Hon. Sila M. Calderón, anunció hoy que la campaña no partidista de inscripción, educación y movilización electoral“¡Que Nada Nos Detenga!” logró su meta de inscribir a más de 300,000 votantes antes de las elecciones generales de noviembre del 2004.

Este esfuerzo comenzó en julio del 2002 con el fin de apoderar a los 642,000 puertorriqueños hábiles para votar que no estaban inscritos en sus comunidades en los Estados Unidos. Según el Censo del 2000, de los aproximadamente 3.5 millones de puertorriqueños en los EE.UU., solo 1.7 millones estaban capacitados para votar.

“Me complace anunciar que nuestro esfuerzo no partidista de inscripción electoral ha sobrepasado nuestra meta de inscribir a 300,000 votantes a través de la nación,” indicó la Gobernadora. “No se trata de haber alcanzado esta cifra. Este logro tiene un impacto trascendental; se trata del apoderamiento de nuestra gente y de la transformación de nuestras comunidades en los EE.UU.”

Al enfocarse tanto los republicanos como los demócratas en el voto hispano, los puertorriqueños tienen el potencial de jugar un papel importante en las elecciones locales, estatales y generales. Varias comunidades de altas concentraciones de puertorriqueños se encuentran en áreas estratégicas, y, debido a que el voto puertorriqueño representa un bloque aún indeciso, se espera que se convierta en un voto decisivo para las elecciones presidenciales de noviembre. Durante las elecciones presidenciales de 1992, 100 votos electorales fueron determinados por una diferencia de menos de un dos por ciento de los votos; los puertorriqueños suman sobre el dos por ciento de la población en más de siete estados a través de la nación.

“Muchas comunidades puertorriqueñas representan votos que tienen el potencial de decidir las elecciones en sus respectivos estados. Toda la atención estará enfocada en las elecciones presidenciales y las comunidades puertorriqueñas serán claves en varios estados, tales como Forida, Pennsylvania y Ohio,” puntualizó Mari Carmen Aponte, directora ejecutiva de la Administración de Asuntos Federales de Puerto Rico (PRFAA, por sus siglas en inglés) y quien lleva administrando el programa de inscripción.

“Maximizaremos el impacto de esta iniciativa al movilizar a los puertorriqueños para que voten en las contiendas locales y estatales. Hemos inundado nuestras comunidades con información, para que así comprendan que ejercer el derecho al voto es clave para influir los asuntos que afectan su diario vivir – asuntos tales como el presupuesto escolar, la seguridad, obras públicas, en fin, todas las decisiones claves que les afectan,” expresó Aponte.

El censo del 2000 reveló que la población puertorriqueña en los EE.UU. suma 3.5 millones de habitantes, lo que representa un salto de 30 por ciento en los últimos diez años. El censo también demostró que hay comunidades puertorriqueñas en los 50 estados y el Distrito de Columbia.

“Este esfuerzo se trata de apoderar a las comunidades para que logren mejoras en donde quiera que vivan, a través de la nación” dijo Calderón.

“Esta iniciativa está enfocada en la solidaridad, el orgullo y el apoderamiento,” dijo Calderón. “Estamos movilizando a las comunidades puertorriqueñas para que tengan un impacto directo en sus comunidades y en las decisiones que afectan a la Isla. Todos los ciudadanos juegan un papel muy importante en el proceso democrático y deben tener la información que los capacite a influenciar dichas decisiones.”

El porciento de inscripción y participación electoral en la Isla es de sobre 95 por ciento y de 86 por ciento respectivamente, siendo el más alto en comparación a otros estados de la nación. Pero al trasladarse los puertorriqueños a los EE.UU., ambas cifras decaen dramáticamente; a sólo un 40 por ciento.

“Estudios realizados por PRFAA y la Liga de Defensa y Educación Puertorriqueña (PRLDEF, por sus siglas en inglés) indicaron los posibles factores que causan esta decaída en las cifras de participación electoral entre los puertorriqueños” dijo Aponte. “En algunos casos existen barreras físicas como la falta de fluidez en el idioma, la percepción de un proceso electoral complejo, o hasta discriminación racial. Muchas veces las barreras son psicológicas, como por ejemplo, la falta de confianza en el proceso electoral o la convicción de que votar no es beneficioso o impacta el diario vivir de todos.”

La campaña de inscripción de votantes ha eliminado estas barreras a través de una red extensa de trabajadores de campo que han estado en contacto con miembros de las comunidades puertorriqueñas por dos años informándoles sobre el proceso democrático, como está estructurado el gobierno y por qué el voto de un individuo es importante. Este alcance sobresale en comparación a otros esfuerzos de inscripción dado el caso que se le ha prestado más enfasis al aspecto educativo de la iniciativa y además promueve la participación cívica.

El éxito de la campaña es palpable a través de encuestas llevadas a cabo luego de las elecciones del 2002 y realizadas al salir de las urnas, en las cuales se puede apreciar un aumento a un 70 por ciento entre los electores que acudieron a votar por primera vez en comparación a las elecciones presidenciales del 2000. Además, se registró un aumento de 34 por ciento entre todos los puertorriqueños que acudieron a votar. El 87 por ciento de los puertorriqueños que participaron en las encuestas en el 2002 indicaron que estaban conscientes de la campaña y el 54 por ciento indicó que votaron debido a que la campaña creó conciencia sobre la conexión entre votar y beneficiar a su comunidad. Desde que comenzó la campaña en julio del 2002, se han llevado a cabo varios eventos en las comunidades de Nueva York, New Jersey, Florida, Illinois, Ohio y Pennsylvania — estados que cuentan con un gran número de puertorriqueños.

El lema de la campaña “¡Que Nada Nos Detenga!” hace alusión al espíritu de determinación de los puertorriqueños y a la añoranza a un futuro mejor, para motivarlos a que participen en el proceso democrático. La iniciativa de la Gobernadora Sila M. Calderón combina esfuerzos de alcance comunitario por medio de publicidad, eventos especiales y otros esfuerzos dirigidos a las comunidades puertorriqueñas a través de los EE.UU.

PRFAA representa al gobierno del Estado Libre Asociado de Puerto Rico, proveyendo servicios de apoyo cultural y alcance comunitario a comunidades puertorriqueñas e hispanas a través de la nación. Con sede en Washington, DC, PRFAA opera 12 oficinas regionales en las ciudades de Boston, Chicago, Cleveland, Hartford, Houston, Los Angeles, Miami, Nueva York, Newark, Orlando, Springfield y Filaldelfia.

Para mas información visita la pagina web http://www.prfaa.com

–30–

CONTACTO:

Celeste Díaz Ferraro,

202-271-7263

o

Maite Rivera

202-271-7272

Gobernadora de Puerto Rico Anuncia Campaña Hispana No Partidista de Inscripción de Votantes Más Grande de la Nación Alcanza Meta de Inscribir sobre 300,000 Votantes; 300,000 Puertorriqueños e Hispanos Inscritos en 14 Estados, incluyendo Estados Claves como Florida, Ohio y Pennsylvania