Grupos de salud: Las tiendas Family Dollar deben dar marcha atrás a...

Grupos de salud: Las tiendas Family Dollar deben dar marcha atrás a su decisión de comenzar a vender productos de tabaco



COMPARTE ESTA NOTA

WASHINGTON, 25 de abril de 2012 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — Las principales organizaciones de salud pública están exhortando a las tiendas Family Dollar dar marcha atrás a su reciente decisión de comenzar a vender cigarrillos y otros productos de tabaco.

(Logo: http://photos.prnewswire.com/prnh/20080918/CFTFKLOGO )

La Campaign for Tobacco-Free Kids y Break Free Alliance, que obra por reducir el consumo del tabaco entre los norteamericanos de bajos recursos, han escrito al Family Dollar pidiendo que la compañía revoque esta decisión de inmediato para proteger la salud de sus clientes y permanecer fiel a su nombre como empresa que valora a las familias. Otras organizaciones que también han pedido a Family Dollar que anule su decisión incluyen a American Academy of Pediatrics, Legacy, National Latino Tobacco Control Network y Inter-tribal Council of Michigan.

El consumo del tabaco es la principal causa prevenible de muerte en los Estados Unidos, matando a más de 400,000 estadounidenses y costándole a la nación $96 mil millones anualmente en costos de atención de la salud. Casi el 90 por ciento de los fumadores comenzaron a fumar a muy temprana edad. La decisión de Family Dollar de vender productos de tabaco por primera vez en su historia intensificará las devastadoras consecuencias del tabaco y hará sufrir a las familias – en especial, las millones de familias de bajos recursos que son los principales clientes de las tiendas Family Dollar.

El mes pasado, los directivos de Family Dollar divulgaron a analistas de Wall Street los planes de la cadena de 7,100 tiendas por descuento de comenzar a vender productos de tabaco en los próximos meses.

“Dado el impacto devastador del consumo de tabaco en los niños y familias norteamericanas, creemos que su decisión es un enorme paso en la dirección equivocada”, expresaron los grupos de salud en una carta al Presidente y CEO de Family Dollar, Howard Levine.

“Vender tabaco a sus clientes hará que sea más fácil volverse adictos o continuar su presente adicción y sufrir las terribles consecuencias económicas y de salud del uso del tabaco. El hecho de que su clientela está integrada por familias de bajos recursos torna aun más inquietante su decisión. Las personas de menos recursos fuman más, sufren más, gastan más y mueren más a causa del tabaco… . Las ventas de productos de tabaco en las tiendas Family Dollar sólo empeorarán estas terribles cargas y disparidades de la salud”.

El consumo del tabaco en los Estados Unidos se ha venido concentrándose cada vez más entre las poblaciones de menores ingresos. El índice de tabaquismo entre los adultos de bajos recursos es 26.9 por ciento frente al 19.3 por ciento para otros adultos, según datos de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades. Debido a su mayor incidencia de fumar, las poblaciones más pobres padecen de manera desproporcionada enfermedades causadas por el tabaco y tienen mayores probabilidades de sufrir los efectos dañinos de la exposición al humo exhalado por un fumador.

Las personas de bajos recursos que fuman gastan un mayor porcentaje de sus ingresos en el tabaco que otras personas que fuman, y su acceso a la atención de la salud a menudo es limitado. Es más probable que sean diagnosticados con enfermedades causadas por el tabaco en una etapa posterior, cuando sus condiciones se han deteriorado y tienen una mayor necesidad de cuidados y servicios. Los programas de Medicaid estatales solos gastan más de $30 mil millones al año en tratamientos de enfermedades relacionadas con el tabaquismo entre los beneficiarios de bajos recursos.

La decisión de Family Dollar es contraria a la tendencia de las farmacias, tenderos y minoristas de retirar de las estanterías los productos de tabaco. Las grandes cadenas como Target y Wegmans han dejado de vender tabaco, y no se vende en las tiendas Dollar Tree.

La decisión de la compañía no coincide tampoco con las iniciativas en atención de la salud apoyadas desde hace tiempo por la Leon Levine Foundation, fundada por el fundador y anterior CEO de Family Dollar, Leon Levine. Aunque la fundación funciona de forma totalmente separada de Family Dollar Stores Inc., es difícil ignorar la contradicción entre vender tabaco – y, por tanto, proteger el consumo de un producto adictivo y mortal – y promover a la vez programas e instituciones de la salud.

La carta de Tobacco-Free Kids y Break Free Alliance a Family Dollar Stores: http://familydollarvalues.com/fdletter.pdf

FUENTE Campaign for Tobacco-Free Kids

Grupos de salud: Las tiendas Family Dollar deben dar marcha atrás a su decisión de comenzar a vender productos de tabaco