Hablar español en casa frecuentemente ayuda a los niños hispanos a aprender...

Hablar español en casa frecuentemente ayuda a los niños hispanos a aprender inglés



COMPARTE ESTA NOTA

Irvine, CA–(HISPANIC PR WIRE)–10 de febrero de 2005–Los padres de habla hispana pueden ayudar a que sus hijos se preparen mejor para la escuela, y sentar las bases para el aprendizaje del inglés, dedicando más tiempo a la lectura, la conversación y la interacción en su idioma natal. Este es uno de los resultados de un estudio preliminar realizado por HABLA, programa de apoyo educacional de Orange County, California.

Los hallazgos del estudio de HABLA forman parte de un creciente número de evidencias de que los niños hispanos en edad preescolar son más propensos a adquirir fluidez y habilidades de lectura y escritura en inglés, si cuentan con una base firme en el idioma que se habla en sus hogares respectivos. Para los padres que emigran a este país y quieren que sus hijos aprendan inglés, esto significa que no tienen que aprender inglés ellos primero.

“Todos los padres necesitan hablar el idioma que dominan mejor. De esa forma, podrán cumplir su papel como los primeros y más importantes maestros de sus hijos. La conversación y la lectura con sus niños lograrán mucho más que ver televisión en inglés. El español que enseñan los padres hispanos a sus hijos será la base del inglés que estos últimos aprenderán en la escuela”, aseguró la Dra. Virginia Mann, fundadora del programa.

El programa HABLA–siglas de Home-Based Activities Building Language Acquisition—fue fundado en el año 2001 por la Dra. Mann, profesora de Ciencias Cognitivas de la Universidad de California, Irvine. El mismo ha ayudado a más de 350 familias—en su mayoría inmigrantes mexicanos — aquejadas por la pobreza, el bajo nivel educacional y las barreras idiomáticas. El programa incrementó la interacción verbal en los hogares de niños latinos con desventajas económicas, y edades entre 2 y 4 años. El programa, mediante el uso de mentores culturalmente apropiados, que sirven de instructores y ejemplos de conducta para los padres; enseña métodos divertidos y directos a través de libros y juguetes que se usan en casa. Como resultado, los niños reciben una mejor preparación para triunfar académicamente.

La Comisión de Niños y Familias de Orange County ha suministrado la mayor parte de los fondos de financiamiento del programa HABLA (hasta la fecha, más de $1 millón). Entre las innovaciones de HABLA figuran la participación de profesores y estudiantes universitarios en una intervención precoz en el hogar, para promover la preparación escolar en los niños latinos necesitados; y la contratación de latinos por parte de HABLA para trabajar como visitantes a domicilio, financiada por fondos de colaboración creados por agentes federales, estatales y locales, así como el programa y estudio de trabajo de AmeriCorps.

En este momento actual, cuando la atención educacional está concentrada en los exámenes y el rendimiento en las escuelas públicas; y los hispanos constituyen el segmento minoritario mayor y de más rápido crecimiento en los Estados Unidos, la disposición para la lectura de los niños procedentes de familias de habla hispana es importante para los educadores y familias de toda la nación. En el año 2000, los hispanos conformaban más del 17 por ciento de la matrícula total en las escuelas públicas estadounidenses.

HABLA fue inspirado por el caudal de investigaciones que demuestran el daño que puede ocasionar la deficiencia de habilidades idiomáticas en la óptima preparación escolar. HABLA tiene como objetivo preparar debidamente a los niños pequeños antes que se surja un problema idiomático. Cuando los padres no les leen a sus hijos, no conversan frecuentemente con ellos, ni practican juegos lingüísticos, los niños no hablan ni escuchan como es debido. En el sur de California, los maestros de preescolar denominan a menudo a estos niños como los “no-no”, porque no saben español ni inglés. HABLA les muestra a los padres las formas mediante las cuales pueden crear y ejercitar habilidades en español, para que sus niños tengan la capacidad óptima de hablar y escuchar para el aprendizaje. HABLA es un sitio homólogo acreditado del National Parent-Child Home Program (PCHP) — uno de cinco existentes en California, y uno de los 143 en todo el mundo.

El programa no sólo contribuye a la creación de ambientes de aprendizaje para familias de bajos ingresos, sino que también constituye un ahorro del dinero de los contribuyentes.

“Es como las vitaminas prenatales. Las intervenciones a tiempo son efectivas en materia de costos. Un año de trabajo con HABLA cuesta $2,000, mientras que un año de enseñanza preescolar o de educación especial cuesta tres veces más”, agregó la Dra. Mann.

La Comisión de Niños y Familias de Orange County, a través del financiamiento de HABLA y otras iniciativas, ha creado una red única de atención a niños y familias hispanas necesitadas. Los esfuerzos de la Comisión para llegar a las familias hispanas en los barrios y hogares donde residen han tenido una excelente acogida, y están sirviendo de modelo a seguir por otras comunidades de todo el país.

La Comisión fue creada como resultado de la Proposición 10 de la Ley de Niños y Familias de California de 1998. Dicha proposición gravó un impuesto adicional de 50 centavos a los productos del tabaco vendidos en California, y exige que los fondos recaudados por este concepto se inviertan en el apoyo de programas de educación, salud y desarrollo infantil, para niños desde la etapa prenatal hasta los cinco años. La Comisión es responsable de supervisar la distribución de los ingresos por concepto de impuestos a la venta de tabaco, que otorga anualmente la Comisión Estatal.

–30–

CONTACTO:

Blakey & Agnew

Jeff Agnew

(tel.) 202-828-9100

o

Children and Families Commission

Kelly Pijl

(tel.) 714-834-5186

(cel.) 714-390-9567

Hablar español en casa frecuentemente ayuda a los niños hispanos a aprender inglés