Herramientas de primera para la escuela. y mucho más

Herramientas de primera para la escuela. y mucho más



COMPARTE ESTA NOTA

–(HISPANIC PR WIRE – CONTEXTO LATINO)–¿Por qué nos hace sonreír el sonido que provocamos al romper la envoltura de un cuaderno cuando lo abrimos por primera vez? ¿Y el chasquido sutil de una barrita de pegamento Elmer’s cuando retiramos la tapa de color púrpura? Los sonidos, olores y texturas de los artículos escolares y de artes manuales evocan con frecuencia los recuerdos de la niñez, casi tanto como la leche y las galletitas. Esto se debe probablemente a que los efectos escolares están siempre presentes en los primeros años de la niñez, y se transforman en parte de una tradición que se remonta hasta la adultez.

Sólo basta recordar lo que llevábamos bien guardado en la caja de lápices o el maletín escolar. ¿Quién podría salir airoso de la clase de Matemáticas sin el equipamiento obligatorio de lápices No. 2 y borradores? ¿Prestarías tu mini-engrapadora? ¿Preferías los bolígrafos BIC(R), o los más gruesos con botones de colores que, al apretarlos, nos permitían escribir en cuatro tonos diferentes de tinta? ¿Y quién no recuerda haber reparado una hoja de papel rasgada con los adhesivos “O”?

Ecos de nostalgia

En la actualidad, los padres están adquiriendo muchos de los mismos productos que usaron en la niñez. Una encuesta realizada por MomConnections(R), de la revista Parenting(R), que representa a más de 500 madres con hijos en edad escolar, reveló que los artículos básicos ocupan el primer lugar de preferencia. Varios productos de probada efectividad como el pegamento lavable Elmer’s Washable School Glue y Glue Sticks, los lápices No. 2 y los cuadernos Mead(R) están a la vanguardia de la lista de compras. La mayoría de las madres reportan compras de al menos dos frascos de pegamento blanco y tres barritas de adhesivo por año escolar, y afirman que tales productos les hacen evocar con nostalgia el primer día de escuela. Pero hay más: se utilizan tanto dentro como fuera del aula.

“Los padres se sienten atraídos a la compra de ciertos productos que usaron en su niñez”, aseguró Cheryl Wilbur, directora de investigación y desarrollo de marca de Parenting. “Descubrimos que las madres siguen fieles a ciertas marcas, porque crecieron utilizando esos mismos productos”.

Darle utilidad a los efectos escolares

Los artículos que se utilizan en la escuela tienen numerosos usos dentro y fuera de clase. Aunque el término “cortar y pegar” es desde hace tiempo sinónimo de operaciones con procesadores de textos por computación, en el argot escolar se refieren al acto físico de corte y pega de papel, un componente común de los proyectos en el aula. El pegamento y las barritas adhesivas son algunos de los materiales más versátiles utilizados en los primeros grados en la creación de obras maestras para llevarse a casa, mientras que en grados superiores sirven para la elaboración de mapas, carteles y collages.

Pero esos productos también son útiles fuera del aula. La mayoría de los padres también van en busca de esos productos para ayudar a desencadenar la creatividad de sus hijos. El ochenta por ciento de las madres encuestadas compra papel, marcadores, tijeras y pegamento para contribuir con las inspiraciones creativas de sus niños, que puede consistir en modelaje, trabajo artístico, creaciones en papîer maché y elaboración de álbumes. El respaldo a los esfuerzos creativos puede contribuir al desarrollo de un niño integral y listo para triunfar en la escuela y la vida.

“Durante los últimos dos años, hemos sido testigos de una tendencia mediante la cual las madres adoptan y compran herramientas creativas simples pero efectivas, que permiten el vuelo de la imaginación de sus hijos”, explicó Wilbur. “Por tal razón, no es sorpresa que las madres participantes en nuestra encuesta se sienten como las más responsables de fomentar la creatividad de sus niños, seguidas por los maestros, padres y hermanos o hermanas”.

Los tiempos cambian. y la lista de compras aumenta.

Si bien los productos básicos siguen ocupando el primer lugar en la lista de compras para la escuela, en años recientes ha surgido una nueva hornada de artículos. En la actualidad, muchos maestros exigen-o los padres se sienten inclinados a adquirir-desinfectantes para las manos y productos para la limpieza del aula, efectos de computación, marcadores y meriendas. Las compras para el nuevo curso escolar se considera como una sesión de acercamiento entre padres e hijos, por lo que aproximadamente el 50 por ciento de las madres encuestadas afirmó que esperaba con ansia ese momento.

Una razón por la cual padres e hijos disfrutan del frenesí de compras es porque Elmer’s es una de las compañías que se han asociado con un programa familiar gratuito de ahorros para la escuela conocido como Upromise(R). Cada vez que los miembros de Upromise realizan compras calificadas en los comercios participantes, reciben un porcentaje de lo gastado como ahorros escolares. Los miembros que adquieren productos designados con una tarjeta registrada de lealtad para compras de mercado, podrían recibir de vuelta un por ciento de lo gastado en su cuenta Upromise.

Para más información acerca de ideas artísticas y para el nuevo curso escolar, visite el sitio Web http://www.elmers.com.

NOTA A LOS EDITORES: Una imagen de alta resolución estará disponible en la página principal de Hispanic PR Wire en: http://www.hispanicprwire.com/home.php?l=es

Herramientas de primera para la escuela. y mucho más