Homenajean a 43 escuelas en el 3er Foro anual de escuelas saludables

Homenajean a 43 escuelas en el 3er Foro anual de escuelas saludables

A pesar de los desafíos económicos, las escuelas tienen un admirable progreso, ofrecen alimentos más saludables y más actividad física


COMPARTE ESTA NOTA

LITTLE ROCK, Arkansas, 11 de agosto /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — El ex presidente Bill Clinton, creador de la Fundación William J. Clinton, se reunió el miércoles pasado con el Dr. Clyde Yancy, presidente electo de la American Heart Association (Asociación norteamericana del corazón), y con James Marks, vicepresidente senior de la Fundación Robert Wood Johnson (RWJF, por sus siglas en inglés), en el 3er Foro anual de escuelas saludables para homenajear a 43 escuelas de todo el país por su progreso al implementar entornos escolares más saludables para sus estudiantes y empleados.

“A pesar del incremento en los precios de los alimentos y los limitados presupuestos que impactan a los programas nacionalmente, estas escuelas están utilizando enfoques innovadores para controlar las alarmantes tasas de obesidad infantil del país,” dijo el ex presidente Clinton. “Las escuelas de todo el país están intensificando los esfuerzos y progresando. Actualmente, estamos brindando apoyo a casi 3.000 escuelas en este esfuerzo, pero hay más trabajo por hacer para continuar con este impulso hacia adelante”.

Aproximadamente uno en tres niños y adolescentes en Estados Unidos tienen sobrepeso o son obesos. En respuesta a esta epidemia, la Alliance for a Healthier Generation (Alianza para una generación más saludable), una iniciativa conjunta de la American Heart Association y la Fundación William J. Clinton, estableció el Programa de escuelas saludables para ayudar a las escuelas a desarrollar e implementar políticas y prácticas para promover la alimentación saludable e incrementar la actividad física. El Programa de escuelas saludables está respaldado por fondos de la RWJF, que ha destinado 28 millones de dólares para el programa.

El ex presidente Clinton fue el anfitrión del foro realizado en el Centro presidencial William J. Clinton en Little Rock, Arkansas, por tercer año consecutivo.

Las escuelas informan cambios exitosos a pesar de las dificultades económicas

Los presentadores de los premios elogiaron a los líderes de las escuelas por sus logros al eliminar los alimentos poco saludables de las cafeterías y las máquinas expendedoras y por hallar maneras creativas para que los estudiantes estén cada vez más activos durante el día escolar. Esos esfuerzos han sido más difíciles en el último año debido a los altos costos de los alimentos y los recortes de fondos para los programas de actividad física a nivel local, estatal y federal. Aún así, las escuelas homenajeadas el miércoles pasado tuvieron avances importantes desde que se unieron al Programa de escuelas saludables.

En Tampa, Florida, por ejemplo, la escuela primaria Kenly prohibió los dulces en el edificio y los estudiantes usaron neumáticos y troncos para construir un recorrido con obstáculos para hacer entre clases. En Pine Hill, New Jersey, la escuela secundaria Pine Hill ahora tiene un club centrada en actividad física para los estudiantes y los empleados tienen clases de yoga dos veces a la semana.

“Debemos continuar ayudando a las escuelas de todo el país para que cambien sus políticas. Cada estudiante merece comenzar su vida saludablemente y el primer paso se da en una escuela saludable,” dijo el Dr. Clyde W. Yancy, doctor en medicina, miembro del F.A.C.C., F.A.H.A. y F.A.C.P., presidente electo de la American Heart Association y director médico del Baylor Heart and Vascular Institute (Instituto de cardiología y medicina vascular Baylor). “Si bien los incrementos en los costos de los alimentos son un desafío, debemos continuar invirtiendo en nuestras escuelas. La salud de nuestros niños está en juego”.

En sus primeros dos años en funcionamiento, el Programa de escuelas saludables creció de manera significativa, alcanzando ahora a casi 3.000 escuelas y a más de 1.66 millones de estudiantes. Actualmente, el Programa de escuelas saludables brinda apoyo en persona a 1.364 escuelas, de las 230 escuelas del 2007, y orientación online a más de 1.500 escuelas, de las 900 escuelas de finales del año pasado. Continuando con este impulso, el programa apunta a brindar apoyo en persona a 8.000 escuelas para el 2010 y alcanzar a otras decenas de miles con la orientación online. El Programa de escuelas saludables trabaja con escuelas en los 50 estados de Estados Unidos y le da mucha importancia a llegar a aquellos estados con las tasas más altas en obesidad, incluyendo Alabama, Alaska, Arkansas, Georgia, Indiana, Kentucky, Louisiana, Michigan, Misisipi, Missouri, Nebraska, Carolina del Norte, Oklahoma, Carolina del Sur, Texas, Tennessee y West Virginia. Los homenajeados de hoy llegaron de una docena de estados.

Las escuelas necesitan compromiso sostenido y recursos para continuar con el progreso

Los directivos escolares están muy conscientes de la necesidad de mantener a los padres, funcionarios de salud, políticos, fundaciones y organizaciones sin fines de lucro involucrados en la lucha contra la obesidad infantil. El pasado abril, la RWJF llevó a estudiantes y empleados de 24 escuelas que participan en el Programa de escuelas saludables a Washington, D.C., donde le informaron a los senadores y diputados cómo las escuelas están ayudando a los estudiantes y al personal a comer más sano y moverse más, y los invitaron a visitar los campus para ver en persona los esfuerzos realizados.

“Las escuelas están llevando a cabo cosas maravillosas con recursos limitados, pero si queremos ayudarlas a avanzar al siguiente nivel, debemos brindarles el compromiso y apoyo económico correspondientes”, dijo la Dra. Risa Lavizzo-Mourey, master en gestión de empresas, presidente y directora ejecutiva de la RWJF. “Si continuamos reforzando la energía que crean las escuelas, podemos realizar cambios drásticos en la salud de nuestros niños. Todos tenemos un rol que cumplir cuando se trata de revertir la epidemia de obesidad infantil. No podemos esperar que las escuelas carguen con todo el peso y trabajen con mera creatividad y entusiasmo”.

Las escuelas que participan en el Programa de escuelas saludables reúnen los requisitos necesarios para ganar el premio de bronce, plata, oro o platino; que se basan en su rango de programas y políticas sobre alimentación saludable y actividad física. Los criterios del riguroso programa se desarrollaron en conjunto con un panel de expertos, que incluye representantes de la American Heart Association, Centros para el control y la prevención de enfermedades y la RWJF, entre otros.

Para más detalles sobre cada escuela ganadora y los estándares de reconocimiento del Programa de escuelas saludables; y para saber cómo inscribirse para transformarse en una escuela saludable, visite http://www.HealthierGeneration.org/schools .

El programa del Foro, historias de éxito en escuelas, y fotografías de representantes de escuelas reconocidas pueden ser descargadas para su uso en medios de comunicación en: ftp://healthiergeneration.org/media .

Sobre la Alliance for a Healthier Generation (Alianza para una generación más saludable)

La American Heart Association y la Fundación William J. Clinton se asociaron en mayo de 2005 para crear una nueva generación de norteamericanos saludables, al combatir una de las principales amenazas contra la salud pública: la obesidad infantil. La alianza se concentra en prevenir la obesidad infantil y crear estilos de vida más sanos para todos los niños, y se centra en varias áreas para provocar cambios y reducir la creciente tasa de obesidad infantil en los Estados Unidos. Los esfuerzos se focalizan en cuatro áreas clave: industria, escuela, asistencia sanitaria y niños. Para más información visite http://www.HealthierGeneration.org o http://www.clintonfoundation.org .

Sobre la Fundación Robert Wood Johnson.

La Fundación Robert Wood Johnson se enfoca en los apremiantes problemas de salud y asistencia sanitaria que enfrenta el país. Como la filantropía más grande del país dedicada exclusivamente a mejorar la salud y la asistencia sanitaria, la fundación trabaja con un grupo diverso de organizaciones e individuos para identificar soluciones y lograr cambios integrales, significativos y oportunos. Durante más de 35 años, la fundación ha traído experiencia, compromiso y un enfoque riguroso y equilibrado a los problemas que afectan la salud y la asistencia sanitaria de aquellos a los que sirve. Cuando se trata de ayudar a que los norteamericanos lleven una vida más sana y reciban el cuidado que necesitan, la fundación espera marcar una diferencia en su vida. Para más información, visite http://www.rwjf.org .

Homenajean a 43 escuelas en el 3er Foro anual de escuelas saludables