Informe revela gran frustración de los padres con las escuelas secundarias de...

Informe revela gran frustración de los padres con las escuelas secundarias de los Estados Unidos

Los padres hispanos dicen que necesitan más información para ayudar a sus hijos a triunfar después de la escuela secundaria


COMPARTE ESTA NOTA

WASHINGTON, 23 de octubre /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — Los padres en los Estados Unidos comparten grandes esperanzas con el éxito académico de sus hijos y muchos saben que su participación es vital. Según un informe nacional divulgado hoy, los padres hispanos opinan que carecen de información de las escuelas sobre los requerimientos para la graduación, o cómo pueden ayudar a sus hijos a cumplir con esos requerimientos. Y los padres cuyos hijos estudian en escuelas secundarias de bajo rendimiento están especialmente frustrados ante el hecho de que sus escuelas no les dan las herramientas y la información que necesitan para ayudar con más eficacia a sus estudiantes a triunfar.

“One Dream, Two Realities: Perspectives of Parents on America’s High Schools” (Un sueño, dos realidades: perspectivas de los padres sobre las escuelas secundarias de los Estados Unidos), por Civic Enterprises, y basado en una investigación realizada por Peter D. Hart Research Associates, recoge las opiniones de padres de estudiantes de escuelas secundarias en comunidades urbanas, suburbanas y rurales de los Estados Unidos de diversos orígenes y niveles de ingreso. Los hallazgos apuntan a pasos concretos que pueden mejorar la participación de los padres en las escuelas y fortalecer los esfuerzos por preparar a todos los jóvenes para el éxito en la universidad y el centro de trabajo. El informe fue encargado por la Bill & Melinda Gates Foundation.

“El papel fundamental que los padres desempeñan en la educación de sus hijos a menudo es una suposición ciega o blanco de ataques”, dijo John Bridgeland, presidente y CEO de Civic Enterprises y coautor del informe. “Los hallazgos de este informe piden poner un freno al juego de las culpas. Este informe refuta el mito prevaleciente de que los padres de bajos ingresos no están interesados en el éxito académico de sus hijos. La verdad es lo opuesto. Los padres, especialmente aquellos con hijos atrapados en escuelas de bajos ingresos o de bajo rendimiento, quieren desesperadamente participar y quieren que sus hijos triunfen. Lo que necesitan los padres es un punto de acceso, una vía hacia las escuelas, de modo que puedan participar en la ayuda a los estudiantes para que aprendan y triunfen”.

Muchos padres encuestados creen que las escuelas deberían esforzarse más por acercarse a ellos o involucrarlos como asociados, sobre todo a los padres de estudiantes en escuelas de bajo rendimiento. De hecho, el 80 por ciento de todos los padres encuestados, y el 85 por ciento de los padres de estudiantes en escuelas de bajo rendimiento, creen que los padres deben participar como defensores de sus hijos a la hora de escoger cursos y maestros.

El informe revela un marcado contraste entre las experiencias de padres con estudiantes en escuelas de bajo rendimiento y aquellos con estudiantes en escuelas de alto rendimiento. Según el estudio:

— Sólo el 15 por ciento de los padres con estudiantes en escuelas de bajo rendimiento opina que su escuela está haciendo un trabajo muy bueno estimulando a los estudiantes, frente al 58 por ciento de los padres con estudiantes en escuelas de alto rendimiento.

— El 47 por ciento de los padres con estudiantes en escuelas de bajo rendimiento dijeron que sus escuelas estaban haciendo un buen trabajo al alentar a los padres a participar, frente al 85 por ciento de los padres con estudiantes en escuelas de alto rendimiento.

— El 25 por ciento de los padres con estudiantes en escuelas de bajo rendimiento dice que su escuela les informó sobre problemas académicos y de disciplina, frente a más de la mitad (53 por ciento) de los padres con estudiantes en escuelas de alto rendimiento.

— Menos del 20 por ciento de los padres con estudiantes en escuelas de bajo rendimiento cree que las escuelas hacen un trabajo muy bueno al preparar a sus estudiantes en cuatro categorías: preparación para la universidad; ayudar a los estudiantes a desarrollar confianza, madurez y habilidades personales; desarrollar un talento especial; y prepararlos para un buen trabajo. La mitad de los padres con estudiantes en escuelas de alto rendimiento opina así.

— La mitad de los padres con estudiantes en escuelas de bajo rendimiento dijo que se sienten bienvenidos en las escuelas, frente a cuatro de cada cinco padres con estudiantes en escuelas de alto rendimiento.

Cada año, más de un millón de estudiantes no se gradúa puntualmente de la escuela secundaria. La investigación muestra que cuando los padres participan, los estudiantes tienen un mejor rendimiento y menos probabilidades de que abandonen la escuela. Sin embargo, varios estudios han mostrado que cuando los estudiantes crecen, los padres tienden a participar menos en la vida académica de sus hijos debido, en parte, a barreras únicas como dificultades en ayudarlos con la tarea o falta de recursos para padres de estudiantes de escuela secundaria.

El informe es un seguimiento de la encuesta de estudiantes de escuela secundaria de 2006, costeada por Gates, “The Silent Epidemic: Perspectives of High School Dropouts” (La epidemia silenciosa: perspectivas de desertores de escuela secundaria). El informe de la Epidemia Silenciosa señaló la falta de participación de los padres como una de las principales razones que dieron los desertores escolares para dejar la escuela. De 470 desertores escolares encuestados en el país, sólo el 21 por ciento dijo que sus padres “participaban mucho” en su enseñanza. Más del 70 por ciento de los desertores escolares dijo que una clave para mantenerlos en la escuela era una mejor comunicación entre los padres y las escuelas, y aumentar la participación de los padres en su educación. “Un Sueño, Dos Realidades” sugiere que los padres pueden tener un papel significativo en la reversión de esta tendencia.

“Desafortunadamente, los padres de estudiantes atrapados en escuelas de bajo rendimiento –los que necesitan más apoyo– son los que tienen menos probabilidades de participar en las escuelas de sus hijos”, dijo Geoff Garin, presidente de Peter D. Hart Research Associates. “Pero sabemos que hay una vía clara para mejorar el logro del estudiante en estas escuelas de bajo rendimiento, y es que las escuelas y los padres trabajen juntos para crear oportunidades en las que los padres puedan tener un papel activo en el éxito académico de sus hijos”.

El informe contiene recomendaciones de los padres para fortalecer las oportunidades de apoyar el éxito académico de sus hijos. El informe sugiere que las escuelas se reúnan con los padres antes de que empiecen las clases en la escuela secundaria para aclarar lo que constituye el éxito en la escuela. Otras sugerencias son: dar rápidamente una notificación si hay problemas académicos; establecer un diálogo continuo, no sólo cuando ocurra un problema; asociarse con organizaciones comunitarias para ofrecer clases de participación de los padres; proporcionar paquetes de información que den a los padres detalles sobre la escuela y los cursos que cada niño está tomando; asignar un solo punto de contacto dentro de la escuela para que cada padre pueda recibir respuestas a preguntas o inquietudes sobre sus hijos; captar padres voluntarios para que sirvan de enlaces entre la escuela y otros padres, con el fin de identificar formas de interesar a padres que no participan; e incluir perspectivas de los padres en las 100 cumbres sobre deserción escolar de America’s Promise Alliance en los 50 estados en los tres años próximos.

“Sabemos que garantizar que cada estudiante esté preparado para triunfar en la universidad, en la carrera y en la vida significa mantener abiertas a los padres las puertas de nuestras escuelas secundarias y líneas de comunicación”, dijo Vicki Phillips, directora de educación en la Bill & Melinda Gates Foundation. “Este informe muestra que debemos hacer más para garantizar que a todos los padres, sobre todo a aquellos con hijos en escuelas de bajo rendimiento, se les den formas nuevas y mejores de lograr su participación plena y comprometerlos como defensores aún más fuertes del éxito de sus hijos”.

Civic Enterprises es una firma de desarrollo de política pública dedicada a informar discusiones sobre temas de importancia para la nación. www.civicenterprises.net

FUENTE Civic Enterprises, LLC

Informe revela gran frustración de los padres con las escuelas secundarias de los Estados Unidos