Inicia campaña 2008 de Cal Grant

Inicia campaña 2008 de Cal Grant

Más de 400 talleres de Dinero para la Universidad ofrecen ayuda en diversos idiomas para que estudiantes y sus familias apliquen para las becas Cal Grant y otras fuentes de ayuda económica hasta el 2 de marzo


COMPARTE ESTA NOTA

Sacramento, CA–(HISPANIC PR WIRE – PRNewswire)–16 de enero de 2008–La Comisión de Ayuda Estudiantil de California anunció hoy el inicio oficial del periodo de aplicación 2008 para las becas Cal Grant en la escuela Luther Burbank High School, con la meta de ayudar a incrementar la tasa cada vez menor de inscripciones universitarias en el estado ayudando a más estudiantes a aplicar para recibir ayuda económica para la universidad, escuelas técnicas o vocacionales.

Con casi 370,000 estudiantes por graduarse de preparatoria en California en junio, la campaña estatal busca incrementar el número de aplicaciones de estudiantes de ingresos medios y bajos para las becas Cal Grant. El periodo de aplicación del programa Cal Grant es del 1º de enero al 2 de marzo.

“Hoy más que nunca, las becas Cal Grant son el boleto que muchos estudiantes necesitan para lograr una educación más allá de la preparatoria, independientemente de cuáles sean sus metas”, dijo la directora ejecutiva de la Comisión, Diana Fuentes-Michel. “Cal Grant no sólo abre la puerta para una educación superior, sino que también mantiene esa puerta abierta para aquellos estudiantes que de otra manera no podrían pagar una colegiatura universitaria o que tendrían que trabajar más — y tomarse más tiempo — para realizar sus metas educativas”.

Además, agregó que “más del 90 por ciento de los estudiantes becados por Cal Grant se reinscriben para cursar un segundo año y que recibir una beca Cal Grant aumenta significativamente la probabilidad de que los becados sigan estudiando para completar programas de cuatro años”.

Las becas Cal Grant cubren las colegiaturas y otras cuotas de las universidades y colegios públicos de California. Algunas becas Cal Grant también ayudan con los costos de los materiales de estudio y de vivienda de los estudiantes. Asimismo, aquellos estudiantes que cursan una carrera técnica o vocacional pueden recibir hasta $576 al año para materiales de estudio, colegiaturas y equipo, y hasta $2,592 para colegiaturas y otras cuotas escolares, si van a un colegio que no sea un colegio comunitario de California (los colegios comunitarios no cobran colegiatura y los estudiantes que califican para una Cal Grant pueden solicitar que se anulen sus cuotas escolares).

Todos los aspirantes universitarios en su último año de preparatoria que califican para una beca Cal Grant tienen la garantía de que la recibirán. Para calificar, los estudiantes deben comprobar necesidad económica, un promedio de calificaciones mínimo de 2.0 y aplicar antes de la fecha límite de Cal Grant, que es el 2 de marzo, además de reunir otros requisitos. Las becas Cal Grant para carreras técnicas o vocacionales no requieren un promedio mínimo de calificaciones.

La Comisión ha unido fuerzas con diversos aliados en todo el estado, incluyendo a expertos en ayuda financiera en universidades, escuelas técnicas y preparatorias, organizaciones corporativas y comunitarias, el Senado del estado y el Departamento de Educación de California, a fin de incrementar el número de estudiantes que aspiran a una educación superior.

“Estamos trabajando duro para cerrar no sólo la brecha educativa sino también la brecha de oportunidad para nuestros estudiantes más necesitados”, dijo el superintendente de instrucción pública del estado, Jack O’Connell. “Las becas Cal Grant ayudan a los estudiantes a aprovechar al máximo las opciones de ayuda económica disponibles para todo tipo de estudios después de la preparatoria”.

Las tendencias más recientes indican que California ocupa el 40o lugar en el país respecto a la tasa de estudiantes de preparatoria que se inscriben directamente a la universidad y el lugar 46o entre todos los estados en cuanto a la tasa de estudiantes que terminan una carrera universitaria. Otros estudios revelan que:

— La proporción de egresados de preparatoria que se inscriben directamente a la universidad ha disminuido en la última década de 61 por ciento en 1995 a 52 por ciento en el 2005.

— Sólo el 35 por ciento de los estudiantes en su primer año de preparatoria se inscriben en una universidad en los cuatro años siguientes, en comparación con el 53 por ciento entre los principales estados.

— La mayoría de los residentes de California (84 por ciento) dicen que en la actualidad, pagar las colegiaturas universitarias es al menos algo problemático para los estudiantes, con el 53 por ciento refiriéndose a ello como un gran problema. Una encuesta estatal del Instituto de Política Pública de California fechada a octubre de 2007 también encontró que dos tercios de la población de California piensa que el costo de una educación universitaria evita que muchos estudiantes calificados traten de obtener una educación superior.

— Tres cuartos de los adultos jóvenes latinos que no están actualmente inscritos en la universidad hubiesen tenido mayor probabilidad de ir a la universidad de haber estado mejor informados sobre sus opciones de asistencia económica, según un estudio reciente del Instituto de Política Tomás Rivera. Más de la mitad de los padres de familia latinos y 43 por ciento de los adultos jóvenes latinos no pudieron nombrar un sólo recurso de ayuda económica.

No obstante, un título universitario tiene mayor importancia ahora que nunca. Mejor educación significa mejores ingresos. La educación superior está vinculada con la salud económica del estado y el valor económico de un título universitario. Considere lo siguiente:

— Casi dos tercios de la población de California piensa que una educación universitaria es necesaria para ser exitoso en el ámbito laboral actual, según una encuesta estatal realizada en octubre de 2007 por el Instituto de Política Pública de California.

— Un informe de la Comisión de Educación Postsecundaria de California publicado en el 2007 dice que el ingreso promedio de alguien con un diploma de preparatoria es de $27,000 al año, mientras que el ingreso promedio de alguien con un título de licenciatura es de $56,000 al año.

— Dicho informe dice también que obtener un título universitario incrementa 47 por ciento el potencial de ingresos de un egresado de preparatoria que obtiene un título de asociado y 189 por ciento para un titulado con licenciatura u otro título profesional.

Para aplicar para una beca Cal Grant, los estudiantes deben completar y presentar dos formas — una Solicitud Gratuita de Asistencia Federal para Estudiantes (FAFSA) y una Forma de Cal Grant de Verificación de GPA — antes de la fecha límite del 2 de marzo. Debido a que este año la fecha límite para aplicar cae en domingo, las Formas de Cal Grant de Verificación de GPA recibidas el lunes 3 de marzo serán aceptadas también. Para mayores informes sobre las becas Cal Grant, así como para obtener las formas necesarias para aplicar y para encontrar el taller de Dinero para la Universidad más cercano, se recomienda visitar http://www.calgrants.org o llamar gratis al 888-CA-GRANT (888-224-7268).

Cuando un estudiante aplica para una beca Cal Grant, también está aplicando para obtener miles de dólares en ayuda económica por parte del gobierno federal, incluyendo las becas federales Pell Grant, que recientemente recibieron un incremento, y ciertos préstamos federales que ofrecen una tasa de interés baja, así como ayuda económica de las escuelas mismas, como la anulación de las cuotas en los colegios comunitarios. En conjunto, los diversos tipos de ayuda económica estatal, federal y universitaria pueden ayudar a que los costos universitarios sean más accesibles para los estudiantes de California.

Los estudiantes y sus familias pueden confiar que tendrán las mejores oportunidades de obtener toda la ayuda económica para la que califican al asistir a uno de los talleres gratuitos de Dinero para la Universidad de la Comisión. Los talleres se llevan a cabo localmente en 90 por ciento de los condados del estado en enero y febrero. Los participantes reciben ayuda para completar las formas necesarias línea a línea. Casi un millar de expertos financieros y de voluntarios capacitados participan en los talleres para ayudar a los estudiantes de bajos ingresos a completar satisfactoriamente el proceso para solicitar ayuda económica.

Además, los estudiantes en su último año de preparatoria que asistan a un taller de Dinero para la Universidad y apliquen para Cal Grant y otras fuentes de ayuda económica antes del 2 de marzo, pueden calificar para recibir una beca adicional de $1,000, de entre un total de 500 becas que se ofrecen para motivar a los estudiantes a aplicar para Cal Grant. Estas becas se otorgarán después del 2 de marzo gracias al generoso donativo de $800,000 de la Fundación de Acceso a la Universidad de California. Desde 2005, la Fundación – la mayor organización de este tipo en California – ha provisto más de $7 millones en fondos para programas de becas de la Comisión, como los programas de Dinero para la Universidad en California y Cal-SOAP, a fin de motivar a aquellos estudiantes con necesidad económica a aplicar para recibir ayuda económica estatal y federal.

Un elemento clave de la campaña Cal Grant 2008, es el College Cash Crew, un grupo de estudiantes universitarios actuales y egresados recientemente, todos becados por Cal Grant, que están trabajando duro para motivar a otros estudiantes a aplicar para recibir ayuda económica.

“Ir a la universidad ni siquiera era parte de mis planes después de graduarme de la preparatoria. En vez de eso, decidí enlistarme en el ejército”, expresó Salvador Salazar-Gómez, estudiante de CSU Stanislaus y becario de Cal Grant, quien forma parte del College Cash Crew. “Tras servir a mi país en el exterior y comenzar una familia, me doy cuenta de lo importante que es tener un título universitario, no sólo por mí, sino también por el bienestar de mi familia. Ahora estoy estudiando para obtener mi título en justicia criminal y pienso trabajar como parte del departamento de policía después de graduarme”. Salazar-Gómez añadió que jamás se hubiera inscrito a la universidad de no haber sido por la ayuda del programa Cal Grant. “Cal Grant me ha permitido continuar con mis estudios, lo cual me permitirá ofrecer la mejor vida posible a mi familia”, dijo.

Brindar acceso a una educación superior sigue siendo la prioridad de la Comisión en estos tiempos en que el estado confronta recortes difíciles en su presupuesto. Informar a los estudiantes sobre sus opciones de ayuda económica y la importancia de aplicar, es hoy más urgente que nunca.

Durante el ciclo escolar 2007-08, la Comisión ofreció aproximadamente $800 millones en Cal Grants y otros recursos de ayuda económica a más de 299,000 estudiantes que calificaron en todo California.

Inicia campaña 2008 de Cal Grant