Joven madre y amado padre comparten una unión especial luego de un...

Joven madre y amado padre comparten una unión especial luego de un trasplante de riñón a través de un intercambio de donantes



COMPARTE ESTA NOTA

CHICAGO, 19 de diciembre de 2011 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — Nina Sánchez, de 27 años de edad, estaba embarazada de 13 semanas cuando los doctores le dieron la devastadora noticia de que padecía insuficiencia renal. En un momento en que la mayoría de las madres están ansiosas esperando la llegada de sus bebés, Sánchez luchaba con un angustiante diagnóstico. Ahora, su nueva prioridad no era solo su propia salud, sino mantener a su bebé vivo y saludable. Durante el séptimo mes de embarazo, se sometió a diálisis. Poco tiempo después, a pesar de que el parto se adelantó seis semanas, nació su bebé, afortunadamente, saludable.

Ahora que había nacido su hija de manera segura, se abría la serie de opciones terapéuticas para Sánchez. El equipo de especialistas en trasplantes de Northwestern Medicine® decidió que iba a necesitar un trasplante de riñón o tendría que hacerse diálisis el resto de su vida. Fue ahí que comenzó la búsqueda de un donante vivo compatible. El hermano de Sánchez, Sam Vega, se hizo la prueba y pero no era un donante compatible. Justo cuando parecía que nunca iba a conseguir el trasplante que necesitaba con desesperación, Sánchez recibió un llamado del programa de trasplantes de Northwestern donde le avisaban que se había identificado a un candidato compatible a través de lo que se conoce como trasplante de intercambio de donantes. Con esta herramienta, se hace coincidir a una pareja incompatible de donante-receptor con otra, para poder hacer el intercambio de órganos.

“Cuando mi doctor me dijo que habían encontrado un riñón para mí, me sentí muy aliviada. Tenía miedo de no poder estar para criar a mi hija”, dijo Sánchez.

“Con frecuencia, los pacientes pueden encontrar a un donante voluntario”, explicó el doctor Juan Carlos Caicedo, director del Programa de Trasplantes para Hispanos de Northwestern Memorial Hospital y profesor adjunto de Cirugía en la Division of Organ Transplantation (División de Trasplantes de Órganos) de la Northwestern University Feinberg School of Medicine. “Sin embargo, casi un tercio de los donantes vivos no son compatibles con los seres queridos a los que desean donar sus órganos. Los intercambios de donantes son cada vez más comunes y ofrecen la posibilidad de que más pacientes encuentren a un donante compatible”.

Sin saberlo hasta ese momento, Sánchez y su hermano coincidieron con una pareja de padre e hija en términos de compatibilidad. Al igual que Sánchez, Lino Martínez, de 69 años de edad y padre de 7 hijos, padecía insuficiencia renal. Su hija, María Ortega, fue su donante, pero no era compatible. Cuando los doctores sugirieron que participaran en un intercambio de donantes, dijo que la opción fue fácil. “Haría cualquier cosa por mi padre”, dijo Ortega. “Esto fue una pequeña obra que pude hacer para darle una segunda oportunidad de vida”.

Y al igual que Ortega, cuando le ofrecieron a Vega la posibilidad de dar su riñón a un completo desconocido para que su hermana pudiera recibir uno, dijo que no tenía ninguna duda al respecto. “Estaba agradecido de dar vida a otra persona para que mi hermana pudiera tener también una segunda oportunidad”.

Martínez recibió el riñón de Vega y Ortega donó el suyo a Sánchez. Después de realizarse los trasplantes tan esperados, las dos familias manifestaron que había forjado una unión que duraría para toda la vida.

Con los trasplantes con intercambio de donantes, las identidades del receptor y el donante siempre se mantienen en confidencialidad antes y después del trasplante. Siempre se ofrece la posibilidad de conocerse. Sin embargo, salvo que las partes estén de acuerdo, las identidades nunca se revelan. En el caso de las parejas Vega-Sánchez y Martínez-Ortega, todos deseaban conocerse y, casualmente, todos eran de descendencia hispana.

El equipo de trasplantes de Northwestern realizó el primer intercambio de donantes en 2006. Desde entonces, se han llevado a cabo más de 80 trasplantes con intercambio de donantes. Caicedo comenta que el hecho de que el Programa de Trasplantes de Northwestern haga especial hincapié en la comunidad hispana es algo que debería haber sucedido hace mucho tiempo y es, además, una oferta única en materia de atención médica en Chicago.

Las altas incidencias de obesidad, hepatitis B y hepatitis C entre la población hispana de nuestro país hacen que estas comunidades se encuentren en alto riesgo y experimenten más situaciones de necesidad de trasplantes. La National Kidney Foundation estima que entre las 90,000 personas que integran la lista de espera para trasplante de riñón, aproximadamente 16,000 son hispanos. Más aun, los datos suministrados por la United Network for Organ Sharing califica a los hispanos en el segundo puesto de representación étnica entre las personas que esperan trasplante de hígado.

El Programa de Trasplantes de Northwestern atiende las necesidades culturales particulares de todos los pacientes. Para los pacientes hispanos ofrece servicios particulares que incluyen, entre otros, sesiones educativas para pacientes y familiares en español, así como información en la Web en español sobre las ofertas que tiene la ciudad universitaria de Chicago y las clínicas satélites para trasplantes.

“Como proveedores de atención médica sabemos que la atención personalizada del paciente es importante para todos”, expresó Caicedo. “Las diferencias culturales inciden en cómo los pacientes responden a la atención—es tan sencillo como eso. Para muchas familias de habla hispana, los familiares mayores toman la mayoría de las decisiones importantes. Por ello, sabemos que logrando la participación de la familia y facilitando la comunicación y su acceso a la información, estamos frente a una situación mucho mejor que nos permite vivir experiencias exitosas tanto en lo que respecta a los pacientes como los donantes”.

Martínez y Sánchez estuvieron de acuerdo con que después de años de estar enfermos y hacerse diálisis, tenían una nueva perspectiva de la vida. “Esta experiencia ha cambiado todo para mí”, dijo Sánchez. “Ahora puedo vivir una vida saludable y plena y ser la madre que mi hija merece”.

Para obtener más información acerca del Programa de Trasplantes para Hispanos del Northwestern Memorial, visite el sitio http://trasplante.nmh.org, o para comunicarse con un operador bilingüe, llame al 312-695-0828.

Sobre Northwestern Memorial HealthCare

Northwestern Memorial HealthCare es la casa matriz del Northwestern Memorial Hospital de Chicago, un hospital con centro médico académico con 894 camas, y el Northwestern Lake Forest Hospital, un hospital comunitario de 205 camas ubicado en Lake Forest, Illinois.

Sobre Northwestern Memorial Hospital

El Northwestern Memorial es uno de los hospitales con centro médico académico más importantes del país y es el principal hospital académico de la Northwestern University Feinberg School of Medicine. Junto con su Prentice Women’s Hospital y Stone Institute of Psychiatry, el hospital cuenta con 894 camas, 1,603 médicos afiliados y 7,144 empleados. Northwestern Memorial es reconocido por prestar una atención médica ejemplar a sus pacientes y contar con los últimos avances en las áreas de atención cardiovascular; salud femenina; oncología; neurología y neurocirugía; trasplantes de órganos sólidos y tejido blando y ortopedia.

Northwestern Memorial obtuvo el Magnet Status en enfermería, que es el más elevado reconocimiento nacional a la atención de pacientes y excelencia en enfermería. Además, se ha incluido en la lista de 13 especialidades clínicas en la publicación estadounidense de la guía de News & World Report 2011 de los “Mejores Hospitales de los Estados Unidos” (“America’s Best Hospitals”) y ocupa el No. 1 en Chicago en la lista de mejores hospitales de la zona metropolitana de 2011 de la publicación estadounidense News & World Report. Durante 12 años consecutivos, el Northwestern Memorial se ha incluido en la guía de las “100 Mejores Compañías para las Madres Trabajadoras” (“100 Best Companies for Working Mothers”) de la revista Working Mother. El hospital ha recibido el prestigioso premio nacional a la calidad de la atención médica “National Quality Health Care Award” y ha sido elegido por los habitantes de Chicago como la Opción del Consumidor según la encuesta anual de la National Research Corporation durante 11 años.

FUENTE Northwestern Memorial Hospital

Joven madre y amado padre comparten una unión especial luego de un trasplante de riñón a través de un intercambio de donantes