Kingsford enciende una nueva briqueta de carbón

Kingsford enciende una nueva briqueta de carbón

Las nuevas Kingsford(R) con Sure FireTM Grooves encienden más rápido y queman por más tiempo


COMPARTE ESTA NOTA

Oakland, CA–(HISPANIC PR WIRE)–12 de abril de 2006–The Kingsford Products Company, el mayor fabricante de carbón en los Estados Unidos, anunció hoy su mayor innovación en la historia de la marca: las nuevas briquetas de carbón Kingsford(R) con Sure FireTM Grooves. Estas briquetas de nuevo diseño están listas en solo 15 minutos después del encendido — casi 25 por ciento más rápidas que lo que tomaría normalmente a las briquetas estar listas para cocinar.

“El aroma del fuego verdadero y el humo de la parrilla con carbón han sido una fuerza que reúne a las familias y amigos para disfrutar una comida de gran sabor”, dice Kevin Maher, gerente de mercadeo de Kingsford. “Kingsford ha encontrado una forma de dar vida a esa experiencia con una briqueta de nuevo diseño. Esta es una excitante noticia para los asadores que adoran el sabor de las comidas asadas con carbón pero buscan la comodidad debido a la vida rápida de hoy en día”.

La nueva briqueta Sure Fire de Kingsford’ tiene una forma original y estrías que exponen una mayor superficie de la briqueta al oxígeno. El nuevo diseño crea canales más efectivos para la circulación del aire, permitiendo que el carbón arda de forma más eficiente. Las briquetas de Sure FIRE minimizan la cantidad de tiempo necesaria para alcanzar la temperatura de cocción, y en última instancia utilizan menos energía en la fase de encendido, ahorrando este tiempo para la fase del asado.

Las nuevas Kingsford con Sure Fire Grooves reemplazarán las briquetas existentes en toda la línea de productos de Kingsford, desde la bolsa azul original al carbón ‘todo-en-uno’ Matchlight Charcoal. En comparación, las briquetas Sure Fire de Kingsford producen:

— Una mejoría del 38 por ciento en el tiempo en que empieza a arder la briqueta — más área y más aristas capturan la llama rápidamente

— Una reducción del 22 por ciento en el tiempo necesario para que las briquetas estén listas para cocinar — las estrías crean canales de aire que permiten a las briquetas calentarse más rápido

— Un incremento del 13 por ciento en el tiempo para cocinar a una temperatura superior a los 380 grados Fahrenheit — las nuevas briquetas queman por más tiempo y se puede cocinar más

“Aun en nuestro mundo de alta tecnología, la comida emparrillada sigue siendo un placer sencillo”, dice David Garrido, chef ejecutivo de “Chuy’s Comida de Luxe” in Austin, Texas, y co-autor de Nuevo Tex Mex. “Mientras más rápido se calientan las briquetas, más rápido podrá su comida llegar a la mesa. Este es realmente el primer avance significativo en materia de carbones”.

“El inconfundible sabor de la comida emparrillada al carbón es lo que hace a una verdadera barbacoa”, dice la experta de cocina Diane Morgan, quien ha exhibido sus conocimientos culinarios en “Today,” the Food Network, HGTV, y en sus libros de cocina Salmon y Dressed to Grill (sin título en español). “Estas nuevas briquetas son más rápidas y hacen más fácil que nunca que los que cocinan a la parrilla en los fines de semana se conviertan en verdaderos asadores que cocinan todos los días”.

Las briquetas Kingsford con Sure Fire Grooves se venderán en bodegas, comercios detallistas, clubes de compra y tiendas de artículos para el hogar en enero del 2006, y estarán disponibles a un mayor público a partir del 1ro. de abril del 2006. El número de briquetas y usos por cada bolsa, las dimensiones del empaque y el precio seguirán siendo los mismos que los del carbón regular de Kingsford: bolsa de 4.5 libras, precio aproximado al detalle: $2.99; bolsa de 9 libras, precio aproximado al detalle: $4.99; bolsa de 18 libras, precio aproximado al detalle: $7.99; dos bolsas de 15 libras (con protección plástica), precio aproximado al detalle: $11.99; y dos bolsas de 21.6 libras (con protección plástica), precio aproximado al detalle: $13.99.

La Historia de Kingsford

En los años ’20, Henry Ford conoció un proceso para convertir restos de madera de la producción del Modelo T en briquetas de carbón, y más tarde construyó una planta de carbón. E.G. Kingsford, pariente de Ford, y Thomas Edison jugaron roles clave en la selección y diseño del lugar para la nueva planta de fabricación de carbón. A finales de 1924, la planta estaba produciendo 55 toneladas de briquetas cada día, que eran primero vendidas a la industria (principalmente de carnes y pescados ahumados) y luego a los clientes de la industria de autos. Ford vendía las briquetas en bolsas, marcadas con el logotipo de la empresa, por 25 centavos, junto a una parrilla de $2. (La idea surgió de un cazador aficionado que trabajaba en la planta de Iron Mountain. El pensó que las briquetas podrían utilizarse para hacer una fogata de campamento fácil y rápidamente.

Luego, Ford Charcoal cambió su nombre a Kingsford Charcoal para honrar a E.G. Kingsford. Hoy, la Kingsford Products Company sigue siendo el mayor fabricante de carbón en los Estados Unidos. Cada año, unas 300 millones de comidas son emparrilladas usando 1,000 millones de libras de carbón Kingsford(R).

Para más información sobre las nuevas briquetas de carbón Kingsford con Sure Fire Grooves, recetas y sugerencias para la parrilla, por favor visite http://www.kingsford.com.

The Kingsford Products Company es una subsidiaria de The Clorox Company, con oficinas corporativas en Oakland, California. The Clorox Company es una de las mayores empresas fabricantes y comercializadoras de productos de consumo, con ingresos en el año fiscal de $4,300 millones. Cloros comercializa algunas de las marcas más confiadas y reconocidas por los consumidores, incluyendo los productos de limpieza que llevan el nombre de la compañía, los productos para el cuidado de autos Armor All(R) y STP(R), productos para gatos Fresh Step(R) y Scoop Away(R), briquetas de carbón Kingsford(R), aderezos y ensaladas Hidden Valley(R) y K C Masterpiece(R), sistema de filtración de agua Brita(R), y bolsas, empaques y contenedores Glad(R). Con 8,600 empleados en todo el mundo, la compañía fabrica productos en 25 países y los comercializa en más de 100 naciones. Clorox está comprometida a marcar una diferencia positiva en las comunidades donde sus empleados trabajan y viven. Fundada en 1980, The Clorox Company Foundation ha otorgado donaciones por un total de más de $58.3 millones a organizaciones sin fines de lucro, escuelas y universidades; y en el año fiscal 2004 hizo donaciones de productos por un valor de $5 millones. Para más información sobre Clorox, visite http://www.thecloroxcompany.com.

Kingsford enciende una nueva briqueta de carbón