La Administración de Medicamentos y Alimentos de los EE.UU. lanza una campaña...

La Administración de Medicamentos y Alimentos de los EE.UU. lanza una campaña educativa para informar a la comunidad hispana acerca de los peligros de comer ostiones crudos

La muerte de siete hombres hispanos en 2002 motiva el llamado a la acción


COMPARTE ESTA NOTA

Rockville, Maryland–(HISPANIC PR WIRE)–30 de julio 2003–La Administración de Medicamentos y Alimentos de los Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) anunció hoy el lanzamiento de una campaña educativa en salud pública dirigida a la comunidad hispana.

La campaña se ha creado a fin de aumentar el conocimiento público sobre los riesgos de comer ostiones crudos para las personas que tienen problemas de hígado y otras enfermedades que los hacen más susceptibles a la infección de la bacteria Vibrio vulnificus. La FDA aconseja a estas personas con “riesgo alto” que sólo coman ostiones cocinados, ya que la cocción destruye a la bacteria.

“Estamos lanzando esta campaña en respuesta a las muertes de siete hombres hispanos, quienes murieron el año pasado luego de comer ostiones crudos contaminados con V. vulnificus, una bacteria comúnmente encontrada en muchas aguas donde se cultivan los ostiones, especialmente durante los meses más cálidos”, dijo Mark B. McLellan, M.D., Ph.D., comisionado de Medicamentos y Alimentos. “El asunto es causa de preocupación debido a que los ostiones crudos son una comida popular en la comunidad hispana, particularmente entre los hombres, quienes pueden desconocer estos riesgos”.

Los ostiones crudos se consumen generalmente en fiestas y celebraciones junto con bebidas alcohólicas. El hecho de que el consumo de los ostiones crudos puede ser peligroso para las personas que padecen estas enfermedades no es muy conocido en la comunidad.

“El consumo diario de dos a tres bebidas alcohólicas puede causar problemas al hígado. La función hepática se puede deteriorar años antes de que una persona comience a sentir los síntomas”, dijo Rosario Quintanilla Vior, especialista en asuntos públicos para el FDA. “Estas personas pueden correr riesgos más elevados de sufrir la infección del Vibrio vulnificus sin siquiera saberlo”, agregó Quintanilla Vior.

“Uno no puede darse cuenta si un ostión está contaminado con el Vibrio vulnificus al mirarlo u olerlo”, dijo Vior. “Puesto que el calor mata a las bacterias, la única manera de asegurarse que usted no está comiendo un ostión contaminado es cocinarlo antes de comerlo.”

A fin de evitar las enfermedades serias e incluso la muerte, la FDA recomienda a todas las personas cuyos sistemas inmunológicos estén debilitados que eviten comer ostiones crudos y que cocinen los ostiones completamente cuando los coman en la casa o los pidan cocidos al comer en un restaurante.

De todas las enfermedades causadas por los alimentos, la infección con Vibrio vulnificus es una de las más graves. Cuando los individuos sanos se ven afectados, pueden experimentar síntomas gástricos moderados tales como diarrea o dolores. Sin embargo, el 50% de los individuos con riesgo alto que se infecta con el Vibrio vulnificus muere.

La campaña se implementará en alianza con organizaciones comunitarias de salud y los medios de comunicación. Además se distribuirá información de salud en forma de fotonovela (un cuento ilustrado que muestra lo que podría suceder si las personas con sistemas inmunológicos débiles comen ostiones crudos infectados con Vibrio vulnificus) y se emitirán mensajes de interés público.

Más información sobre los riesgos asociados con el consumo de ostiones crudos está disponible al llamar al Centro de Seguridad Alimenticia y Nutrición Aplicada del FDA al 1-888-SAFEFOOD o en el Internet en http://www.cfsan.fda.gov (Inglés solamente).

–30–

CONTACTO:

Magnet Communications

Deborah Kazenelson-Deane

818-788-1679

o

FDA / Distrito Los Ángeles

Rosario Quintanilla Vior

949-798-7607

o

Sandra Bernardo

909-272-1888 x24

714-393-8242 celular

La Administración de Medicamentos y Alimentos de los EE.UU. lanza una campaña educativa para informar a la comunidad hispana acerca de los peligros de comer ostiones crudos