La Coalición de Trabajadores de Immokalee y Taco Bell Llegan a un...

La Coalición de Trabajadores de Immokalee y Taco Bell Llegan a un Acuerdo Pionero

CIW terminará su boicot contra Taco Bell(R); Taco Bell pagará el recargo de un centavo por libra que demandaron los trabajadores y colaborará con CIW para mejorar las normas del trabajo agrícola en la cadena de suministro de toda la industria


COMPARTE ESTA NOTA

Immokalee, FL y Louisville, KY–(HISPANIC PR WIRE – BUSINESS WIRE)– 8 de marzo de 2005–En un movimiento que sentará precedentes, el líder de la industria de comidas rápidas, Taco Bell Corp., una división de Yum! Brands (NYSE: YUM), ha convenido en trabajar conjuntamente con la Coalición de Trabajadores de Immokalee (CIW), la organización de trabajadores agrícolas con sede en la Florida, para tratar las condiciones salariales y laborales de los trabajadores de la industria del tomate de la Florida.

Taco Bell anunció hoy día que pagará un centavo por libra a los abastecedores de tomates de la Florida que, a su vez, estos pasaran a los trabajadores, y emprenderá esfuerzos conjuntos con la CIW en diversos frentes a fin de mejorar las condiciones laborales que imperan en los campos de tomates de la Florida. Por su parte, la CIW ha convenido en dar término a su boicot de tres años contra Taco Bell, expresando que el acuerdo “fija una nueva norma de responsabilidad social para la industria de comidas rápidas”.

“Como líder de la industria, nos complace prestar nuestro apoyo y trabajar con la CIW con miras a mejorar las condiciones salariales y laborales de los trabajadores de los campos de tomates de la Florida”, expresó Emil Brolick, presidente de Taco Bell. “Reconocemos que los recolectores de tomates de la Florida no disfrutan de los mismos derechos y condiciones que los empleados de otras industrias, y que es necesario efectuar una reforma. Hemos indicado que cualquier solución debe ser a nivel de toda la industria, ya que nuestra compañía no tiene peso suficiente como para resolver las cuestiones que plantea la CIW, pero estamos dispuestos a desempeñar un papel de liderazgo dentro de nuestro sector para ser parte de la solución”, añadió Brolick.

Taco Bell ha llegado recientemente a un acuerdo con varios de sus abastecedores de tomates, que emplean a trabajadores agrícolas, para pasar el equivalente a un centavo por libra, que aportará la Compañía, directamente a dichos trabajadores.

“Con este acuerdo, seremos los primeros del sector en ayudar directamente a mejorar los salarios de los trabajadores agrícolas”, agregó Brolick, “y para materializar este compromiso, compraremos sólo a aquellos agricultores de la Florida que pasen este centavo por libra a los trabajadores agrícolas, y trabajaremos conjuntamente con la CIW y con nuestros proveedores para vigilar que eso se cumpla. Esperamos que otros integrantes del sector de restaurantes y de la industria minorista de supermercados sigan nuestros pasos”. A su vez, Yum! Brands y Taco Bell trabajarán con la CIW para ayudar a asegurar que los recolectores de tomates de la Florida disfruten de los mismos términos y condiciones laborales que los trabajadores de otras industrias.

“Desafiamos a nuestros proveedores de tomates a que cumplan esas normas más altas y sólo haremos negocios con aquellos que lo hagan”, señaló Jonathan Blum, vicepresidente senior de Yum! Brands. “Ya hemos agregado una enmienda a nuestro Código de Conducta del Proveedor para asegurar que los proveedores tengan terminantemente prohibida la servidumbre temporal bajo contrato (indentured servitude), y exigiremos el cumplimiento estricto de todas las leyes existentes. Finalmente, nos comprometemos a ayudar en los esfuerzos a nivel estatal para buscar nuevas leyes que protejan mejor a todos los recolectores de tomates de la Florida”, agregó Blum. La Compañía indicó que piensa que otras cadenas de restaurantes y supermercados, junto con el Comité del Tomate de la Florida, deberían unirse en la búsqueda de una reforma legislativa porque “los derechos humanos son universales y esperamos que otros sigan el ejemplo de nuestra compañía”.

“Esta es una victoria importante para los trabajadores agrícolas que establece una nueva norma de responsabilidad social para la industria de comidas rápidas y produce un gran cambio inmediato en la vida de los trabajadores. Este es un claro desafío para los otros líderes del sector”, expresó Lucas Benítez, líder de la Coalición de Trabajadores de Immokalee.

“Hemos aguardado por mucho tiempo el cambio sistémico para asegurar los derechos humanos de los trabajadores agrícolas. Taco Bell ha asumido ahora un importante papel de liderazgo al asegurar que sus proveedores de tomates pasen un centavo por libra a los trabajadores, y mediante otros esfuerzos que se ha comprometido a emprender para ayudar a que los trabajadores agrícolas tengan los mismos derechos”, añadió Benítez. “Ahora llamamos al Consejo Nacional de Iglesias, la Iglesia Presbiteriana (EE.UU.), el Robert F. Kennedy Memorial Center for Human Rights y a otras organizaciones para que se unan a la CIW y den término al boicot contra Taco Bell, y reconozcan a la Compañía mediante el apoyo a su liderazgo actual en nuestra lucha contra los abusos de los derechos humanos. Pero nuestro trabajo aún no ha concluido. Ahora debemos convencer a las otras compañías que tienen el poder de cambiar el modo en que hacen los negocios y el modo en que se trata a los trabajadores”.

Los representantes del Carter Center asistieron a las discusiones y la resolución entre las dos organizaciones. “Elogio a la Coalición de Trabajadores de Immokalee por su liderazgo con principios en esta campaña muy importante. Me complace que Taco Bell haya desempeñado un papel de liderazgo para ayudar a reformar las condiciones laborales de los trabajadores agrícolas de la Florida y se haya comprometido a usar su poder para materializar un cambio positivo en los derechos humanos. Ahora efectúo un llamado a los otros integrantes de la industria para que sigan el ejemplo de Taco Bell y ayuden a los recolectores de tomates”, manifestó el ex Presidente Jimmy Carter.

Taco Bell Corp., con sede en Irvine, California, es una subsidiaria de Yum! Brands, Inc., (NYSE:YUM) y la principal cadena nacional de restaurantes de servicio rápido que ofrece comidas al estilo mexicano como tacos, burritos, quesadillas de marca, Border Bowls, nachos y otras especialidades. En 2004, Taco Bell compró aproximadamente 10 millones de libras de tomates de la Florida, lo cual representa menos del 1 por ciento de la producción de tomates de este estado. Taco Bell atiende semanalmente a más de 35 millones de consumidores en más de 6.500 restaurantes en los EE.UU.

La CIW es una organización de trabajadores agrícolas con sede en Immokalee, Florida, que busca la justicia para los trabajadores agrícolas y promueve el tratamiento justo de acuerdo con las normas laborales nacionales e internacionales. Entre sus logros, la CIW ha ayudado al Departamento de Justicia en el enjuiciamiento de cinco operaciones de esclavitud y la liberación de más de 1.000 trabajadores. La CIW emplea métodos creativos para educar a los consumidores sobre el abuso de los derechos humanos en la industria agrícola estadounidense, la responsabilidad social de las empresas y cómo los consumidores pueden ayudar a los trabajadores a lograr sus metas de cambio social.

–30–SH/na*

CONTACTO:

CIW

Lucas Benitez

239-503-0133

or

Julia Perkins

239-986-0891

or

Taco Bell Corp.

Laurie Schalow

949-863-3915 o en el sitio al 949-637-1153

La Coalición de Trabajadores de Immokalee y Taco Bell Llegan a un Acuerdo Pionero