La Coalición Don’t Count Us Out (Queremos ser Contados), se une para...

La Coalición Don’t Count Us Out (Queremos ser Contados), se une para Crear Conciencia sobre la Falta de Acción de Nielsen

Una carta a Susan Whiting, CEO de Nielsen insiste en una evaluación independiente de los Medidores Locales de Personas (LPM) por parte de expertos externosA medida que se aproxima la fecha límite, 3 de junio, el informe de Nielsen de Nueva York revela más datos problemáticos que sugieren un subconteo de los telespectadores latinos y de la raza negra


COMPARTE ESTA NOTA

MULTIMEDIA DISPONIBLE: http://www.businesswire.com/cgi-bin/mmg.cgi?eid=4645659

Nueva York, NY–(HISPANIC PR WIRE – BUSINESS WIRE)–21 de mayo de 2004–Hoy, la Coalición Don’t Count Us Out se reunió frente a la sede de Nielsen Media Research para entregar una carta dirigida a Susan Whiting, CEO de Nielsen que afirma que hasta la fecha, Nielsen ha rechazado las repetidas peticiones de la Coalición Don’t Count Us Out pidiendo una demora en la implementación de los Medidores Locales de Personas (LPMs) en Nueva York, o cualquier otro mercado hasta que se conduzca una evaluación independiente. A medida que se acerca la fecha límite del 3 de junio para el lanzamiento de los LPMs programado por Nielsen en la ciudad de Nueva York, Nielsen ya debía haber proporcionado cualesquier datos o evidencia que haya identificado y abordado la causa del subconteo considerable de los telespectadores de las minorías en sus pruebas. La carta dirigida a Susan Whiting, con fecha 19 de mayo, está firmada por Paul T. Williams, presidente de 100 Black Men de Nueva York y Lorraine Cortes-Vázquez, presidenta de Hispanic Federation.

“Este es un aspecto fundamental de justicia, integridad corporativa y precisión”, manifestó Paul Williams, CEO de 100 Black Men. “Nielsen debe invertir en tiempo y recursos para garantizar que su sistema de rating captura apropiadamente los patrones de teleaudiencia de todo el mercado. En lugar de concentrarse en el lanzamiento del 3 de junio en Nueva York, Nielsen debe enfocar toda su atención y recursos a identificar y solucionar el problema antes de desarrollar este sistema en cualquier mercado urbano diverso”.

Haciendo frente a las extensas protestas públicas y audiencias sostenidas por los funcionarios electos federales y estatales, la semana pasada los funcionarios de Nielsen revelaron un informe sobre la prueba de marzo de los LPMs que ellos afirman que comprueba que están progresando en posicionar los medidores locales de personas en Nueva York. Hasta la fecha, sin embargo, Nielsen se ha negado repetidamente a divulgar los datos fundamentales, o de otro modo a proporcionar evidencia de que su sistema de medición de ratings locales de personas ahora cuenta con precisión a los telespectadores latinos y de la raza negra en la ciudad de Nueva York.

“Continuamos profundamente preocupados por la renuencia de Nielsen a aceptar la responsabilidad de sus medidores locales de personas defectuosos”, manifestó Lorraine Cortes-Vázquez, presidenta de Hispanic Federation. “Constantemente insistimos en nuestra buena voluntad de trabajar con Nielsen para hallar una solución para abordar el subconteo de los telespectadores latinos y de la raza negra en su sistema de ratings. Desafortunadamente, Nielsen no se ha conducido como un ciudadano corporativo responsable en este asunto”.

Al plantear las preocupaciones de la Alianza, la carta manifiesta:

“Hasta la fecha, no tenemos conocimiento particular de los datos de la prueba del sistema LPM de marzo y no hemos recibido ninguna explicación válida por parte de Nielsen sobre por qué hubo un cambio considerable en las cifras de un mes a otro. En sí, aún no sabemos si los “medidores de personas” ahora están monitoreando correctamente los patrones de teleaudiencia de todos los telespectadores de la ciudad de Nueva York”.

A pesar de la abrumadora evidencia que los Medidores Locales de Personas (LPMs) registran un subconteo de los telespectadores latinos y afroamericanos, Nielsen Media Research previamente reveló su plan de lanzar los LPMs en Nueva York. Durante la prueba preliminar de los LPMs en la ciudad de Nueva York conducida por Nielsen en febrero de 2004, los programas de mayor audiencia entre los telespectadores latinos y afroamericanos registraron un subconteo por los Medidores Locales de Personas hasta en un 25%. Durante la prueba, varios programas experimentaron una baja inexplicable en la teleaudiencia en más del 60% en comparación con el sistema actual de Nielsen. En una audiencia del Concejo Municipal de Nueva York sostenida el 19 de abril de 2004, bajo la presión de varios Miembros del Concejo, los funcionarios de Nielsen no pudieron explicar el fundamento o razonamiento detrás del dramático cambio en los ratings de la programación de las minorías.

La carta de Don’t Count Us Out dirigida a Susan Whiting hace una llamado a Nielsen Media Research para aceptar tres pedidos específicos:

i. “Posponer el lanzamiento de los LPMs en los mercados locales hasta el 1ro. de diciembre de 2004.

ii. Trabajar con la Coalición en la requisición de una evaluación efectivamente independiente de los LPMs por parte de expertos exteriores.

iii. Admitir ante el público televidente de Estados Unidos, en particular los hogares latinos y de la raza negra (que Nielsen ahora aceptó que efectivamente han sido subcontados por nuestros sistemas de rating actuales), que como asunto de buen juicio y como buen ciudadano corporativo, Nielsen hará un mayor esfuerzo para garantizar que el nuevo sistema de LPM propuesto es justo y preciso”.

“El informe de marzo de Nielsen plantea más preguntas de las que responde sobre la justicia y precisión de los medidores locales de personas”, manifestó Alex Nogales, miembro de la Coalición y presidente y CEO de National Hispanic Media Task Force. “Es muy claro que los propios datos de Nielsen confirman que los medidores locales de personas necesitan una evaluación independiente y perfeccionamiento antes de utilizarse en mercados urbanos diversos como Nueva York, Chicago y Los Ángeles.”

Después de revisar el informe de Nielsen sobre el estado de la prueba de los LPMs en marzo, la Coalición Don’t Count Us Out identificó varios asuntos de preocupación planteados en el informe de Nielsen tales como:

— Nielsen jamás ha revelado públicamente ningún estudio que analice cuidadosamente si existe o no alguna diferencia en cómo los LPMs se utilizan sobre la base de edad, sexo, raza u origen étnico.

— El nuevo sistema de ratings de Nielsen no mide el uso de SAP (traducciones simultáneas al español disponibles en algunos programas en inglés).

— Nielsen recluta los hogares en base a los apellidos latinos. Este proceso descalifica inmediatamente a los latinos que viven en Estados Unidos desde hace largo tiempo y pueden tener nombres que no son latinos.

— Nielsen aborda las bajas sorprendentes en los ratings experimentadas por los programas de mayor audiencia entre los telespectadores afroamericanos utilizando el argumento de que las mismas bajas se produjeron entre varios programas con audiencias predominantemente de la raza blanca. Sin embargo, Nielsen compara programas de menor audiencia como American Model 2, Joan of Arcadia, y Jag to The Parkers, el programa de mayor audiencia entre los afroamericanos en el país.

(Consulte el anexo para un análisis detallado del Informe LPM NY de Nielsen de Marzo)

“Bajo estas circunstancias, resulta irresponsable e inaceptable que Nielsen Media Research siga adelante con los medidores locales de personas en Nueva York, o en cualquier otro mercado urbano diverso”, manifestó Paul Williams. “El hecho de que Nielsen se haya rehusado a trabajar con nuestra Coalición, desafortunadamente sugiere que Nielsen no está preparada para abordar este problema de una manera justa necesaria para inspirar la confianza del público en su sistema de ratings”.

La Coalición Don’t Count Us Out fue formada por líderes comunitarios y populares para crear una conciencia pública sobre el subconteo sistemático de los telespectadores minoritarios por parte de Nielsen Media Research, y su potencial para llevar a la cancelación de numerosos programas dirigidos a la teleaudiencia latina y afroamericana, así como para causar un impacto negativo sobre la programación hispanoparlante. El asunto de los medidores de personas locales defectuosos de Nielsen se ha expandido hacia otras ciudades urbanas diversas, tales como Los Ángeles y Chicago, donde Nielsen previamente pospuso el lanzamiento de los LPMs.

MULTIMEDIA DISPONIBLE: http://www.businesswire.com/cgi-bin/mmg.cgi?eid=4645659

–30–SS/ny*

CONTACT:

For Don’t Count Us Out:

Dana Baxter, 212-253-0266; 917-439-3359

o

Nickie Jurado, 212-253-0266; 732-648-9165

o

Ebony Shears, 212-253-0266; 917-753-2311

La Coalición Don’t Count Us Out (Queremos ser Contados), se une para Crear Conciencia sobre la Falta de Acción de Nielsen