La Convención Nacional Demócrata 2008: Discurso Preparado para ser Pronunciado por David...

La Convención Nacional Demócrata 2008: Discurso Preparado para ser Pronunciado por David Saperstein, rabino y director del Religious Action Center of Reform Judaism, Washington, D.C.

PROGRAMADO PARA LAS 5-6 PM EDT, 28 DE AGOSTO


COMPARTE ESTA NOTA

DENVER, 28 de agosto /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — El siguiente texto es la transcripción del discurso, preparado para ser pronunciado por David Saperstein, rabino y director del Religious Action Center of Reform Judaism (Centro de Acción Religiosa del Judaísmo Reformado), Washington, D.C., en la Convención Nacional Demócrata el jueves, 28 de agosto de 2008:

Programado para ser Pronunciado: 28 de agosto del 2008 – 3:00-4:00 pm MT

David Saperstein

La Convención Nacional Demócrata 2008

Jueves, 28 de agosto de 2008

Discurso Preparado para ser pronunciado

Dios eterno,

Dios de nuestros recuerdos y nuestras esperanzas,

Dios de este momento urgente,

Tú ennobleces nuestras vidas

Dándonos la fuerza para hacer tu obra aquí en la Tierra

En la creación de un mundo de justicia y paz para todos.

Para esta tarea, comprometemos nuestras manos, nuestros corazones, nuestro devoto servicio.

Oramos hoy día por la seguridad de los valientes hombres y mujeres de nuestras fuerzas armadas

Y por la recuperación del cuerpo y la mente de aquellos que han sido heridos.

Y a las familias de aquellos que han caído sirviendo a nuestro país

Les decimos, con la tradicional frase hebrea:

Zichronam livrocha:

Que su recuerdo sea una bendición eterna.

Ofrece tu espíritu a esta reunión,

A los delegados aquí reunidos esta noche,

Y a los millones de espectadores y oyentes, para que puedan sentirse estimulados para trabajar por un mundo mejor.

Oramos por América,

Que pueda ser siempre una luz para las naciones,

Un faro de libertad,

Derechos humanos,

Y oportunidad económica; protector de esta preciosa Tierra,

Que has confiado a nuestro cuidado;

Guardián del sueño del Dr. King de igualdad para todos,

Proclamado hace 45 años este día.

Cuando esta elección avance,

Que tu nombre sea invocado sólo para inspirar y unificar a nuestra nación,

Pero nunca para dividirla.

En ese espíritu,

Te pedimos tu bendición para todos los líderes y servidores públicos de nuestra nación,

De todos los partidos políticos,

Que puedan conducir con sabiduría y, con cortesía y educación, trabajar juntos por el bien común.

Y pedimos especialmente que estés junto a ese poderoso guardián de la conciencia americana contemporánea, Edward Kennedy.

Te pedimos tu bendición para Joseph Biden.

Y ahora, en este día histórico, para Barack Obama,

A quien se le encomiendan tan urgentes responsabilidades como candidato para el más alto cargo político de nuestra nación.

Guíalo para que siempre sea un campeón de la justicia.

Estas cosas te pedimos, Dios eterno, a la luz de la esperanza renovada.

Que podamos avanzar con confianza,

Inspirados por los maravillosos logros de América,

Sin desanimarnos ante los desafíos que enfrentamos,

Seguros en el conocimiento de que podemos ser los formadores de un futuro más brillante,

Comprometidos a que la antorcha de la esperanza pase de mano en mano,

de corazón en corazón,

Hasta que el resplandor de la paz y la rectitud para todos los hijos de Dios brille hasta los confines de la Tierra.

Amen.

La Convención Nacional Demócrata 2008: Discurso Preparado para ser Pronunciado por David Saperstein, rabino y director del Religious Action Center of Reform Judaism, Washington, D.C.