La Convención Nacional Demócrata 2008: Discurso preparado para ser pronunciado por Elbra...

La Convención Nacional Demócrata 2008: Discurso preparado para ser pronunciado por Elbra Wedgeworth, Presidente, Comité Anfitrión de Denver



COMPARTE ESTA NOTA

PROGRAMADO PARA LAS 6-7 P.M. EDT HOY, 28 DE AGOSTO

DENVER, 28 de agosto /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — El siguiente texto es la transcripción del discurso, preparado para ser pronunciado por Elbra Wedgeworth en la Convención Nacional Demócrata el jueves 28 de agosto de 2008:

Discurso programado para ser pronunciado: 28 de agosto de 2008 – 04:00-5:00 pm MT

Elbra Wedgeworth

Convención Nacional Demócrata 2008

Jueves 28 de agosto del 2008

Discurso preparado para ser pronunciado

Buenas tardes. Es fantástico estar con ustedes hoy en el Mile High Stadium. Y tengo que decirles que ahora mismo me siento a una milla de altura.

Quiero contarles sobre una joven afroamericana que creció en los barrios más pobres de Denver, pero que tuvo el apoyo de una familia cariñosa para que sus sueños se hicieran realidad. Esta joven creció y fue una mujer que cumplió funciones en el Concejo Municipal de Denver, y durante ese periodo se unió a sus colegas para competir por la Convención Nacional Demócrata, para traerla a su ciudad natal. Y ahora que esa mujer está frente a ustedes, en este maravilloso estadio, y en este día histórico, en que vamos a oír sobre el próximo presidente de los Estados Unidos, para darle la bienvenida a América a mi ciudad natal, Denver, Colorado.

Como presidente del Comité Anfitrión de la Convención de Denver 2008, y en nombre de todos los residentes de Denver, ha sido un gran placer para nosotros tenerlos como huéspedes esta semana. Esperamos que hayan llegado a conocer un poco mejor nuestra gran ciudad y el maravilloso estado de Colorado, y que vuelvan.

A esto le llamamos el Nuevo Oeste; los estados de Colorado, Nuevo México, Utah, Nevada y Arizona, todos campos de batalla en esta elección crítica. Aportamos una nueva energía y una nueva oportunidad a través de nuestra innovación, nuestras ideas y nuestra pasión por el cambio. Y en noviembre, es esa energía del Nuevo Oeste la que aportará el cambio que necesitamos, cuando ayudemos a América a enviar a Barack Obama a la Casa Blanca.

Denver ha sido siempre una orgullosa ciudad demócrata, que cree en la diversidad. Desde su primer alcalde hispano, Federico Peña, a su primer alcalde africano americano, Wellington Webb, a nuestro actual alcalde y mi amigo, John Hickenlooper, elegimos líderes en función de su capacidad para traer el cambio que necesitamos. Y el 4 de noviembre, Denver va a cumplir para Barack Obama.

Y sé que Denver no está sola. Déjenme preguntarles: ¿Están listos para un cambio? ¿Están listos para elegir a Joe Biden y a Barack Obama? Como una vez dijo Nelson Mandela: “Es la luz, y no la oscuridad, lo que más nos asusta.” Como individuos necesitamos encontrar esa luz dentro de nosotros. Como dijo Michelle Obama antes en esta semana, es hora de dejar de dudar y empezar a soñar. Y en esto, el aniversario número 45 del discurso “Tengo un sueño” de Martin Luther King, tenemos la oportunidad de convertir este sueño en realidad.

Así que es hora de hacer campaña como nunca antes lo hemos hecho. Hagamos lo que estamos destinados a hacer, y honremos el legado de todos los que han hecho posible esta candidatura histórica. En la gran tradición americana, el senador Obama no ha dejado que las circunstancias lo definan. Se ha definido a sí mismo por su trabajo duro, el coraje de sus convicciones y el contenido de su carácter. Y con su ayuda y su trabajo, el presidente Obama nos guiará para ser una nación mejor.

Gracias, y a ganar esta elección.

La Convención Nacional Demócrata 2008: Discurso preparado para ser pronunciado por Elbra Wedgeworth, Presidente, Comité Anfitrión de Denver