La Convención Nacional Demócrata 2008: Discurso Preparado para ser Pronunciado por Federico...

La Convención Nacional Demócrata 2008: Discurso Preparado para ser Pronunciado por Federico Peña, Ex Secretario de Energía y Ex Alcalde de Denver, Colorado

Programado para ser Pronunciado: 26 de agosto del 2008 - 7:00-8:00 pm MT


COMPARTE ESTA NOTA

DENVER, 26 de agosto /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — El siguiente texto es la transcripción de un discurso, preparado para ser pronunciado por Federico Peña en la Convención Nacional Demócrata el martes, 26 de agosto de 2008:

Programado para ser Pronunciado: 26 de agosto del 2008 – 7:00-8:00 pm MT

Queridos Demócratas, ¡bienvenidos a Denver! ¡Bienvenidos a Denver! Bienvenidos a nuestra bella ciudad en este estado lleno de colores en el país más increíble del mundo. Nosotros en Colorado estamos orgullosos de nuestro estado. Pero con el tiempo, hemos pasado por tiempos difíciles.

Cuando llegué a ser alcalde de Denver in 1983, todos sabían que teníamos un problema grave con la contaminación del aire. En un día malo, apenas se veían nuestras montañas impresionantes. Algunos decían que era imposible solucionarlo. Nuestra economía estaba pasando por una recesión, y estábamos sufriendo del shock de una crisis de energía. ¿Les suena conocido? Pero sabíamos que no podíamos arriesgar tener más de lo mismo y decidimos por el cambio.

Empezamos a usar combustibles más limpios. Invertimos en el transporte público. Todos contribuimos e hicimos nuestra parte. Y lo más gracioso ocurrió. Nuestra ciudad se hizo más limpia y nuestra economía empezó a crecer. Tomamos el futuro en nuestras propias manos. Construimos un nuevo aeropuerto digno del nuevo siglo.

Hoy, nuevas compañías de energía se están moviendo a Colorado y están construyendo turbinas eólicas y plantas solares. Estamos creando más y más trabajos de ingeniería y de manifactura y pagando buenos salarios. Pero estamos reunidos aquí hoy en la sombra de un desafío aun más grande, un desafío que va mas allá de Colorado.

Hoy, nuestro país se enfrenta con otra crisis de energía. Todos los días, estadounidenses se preguntan cómo es que van a pagar por la gasolina que necesitan para ir al trabajo, como van a pagar la cuenta de luz, las cuentas de calefacción y de área acondicionado. Se preguntan si les alcanzará para una educación universitaria, en caso de una emergencia médica o para la jubilación. Y se preguntan: ¿Cómo ocurrió esto?

Nuestra adicción a la gasolina, nuestra dependencia a los importes y nuestra contaminación de gases invernaderos están empeorando cada año. Estados Unidos está en una correa liquida, una correa que está ahorcando a nuestros cheques de sueldo y la prosperidad de nuestra nación. Ya han pasado ocho años, que el Presidente Bush y Dick Cheney han sellado una póliza de energía escrita por las grandes compañías de petróleo y sus personas de cabildeo en Washington.

¿Y qué quiere hacer John McCain ahora? Las mismas cosas que siguen fracasando: mas rebajas de impuestos para las grandes compañías de petróleo que están disfrutando de ganancias históricas. Mas de los mismos obstáculos en frente de los vehículos que consumen poco combustible. Mas del mismo rechazo de apoyar la energía avanzada y renovable. Los estadounidenses que tuvieron que pagar $4 por galón de gasolina este verano saben que no podemos arriesgar más de lo mismo.

Barack Obama traerá el cambio que necesitamos. Para reducir nuestra dependencia al petróleo extranjero, para aumentar nuestro uso de combustibles limpias del país, para crear 5 millones de nuevos empleos verdes. El invertirá $150 mil millones durante 10 años para crear nuevas tecnologías de energía aquí en el país y luego exportarlos por todo el mundo. El aumentará los criterios de largometraje para que nuestros autos puedan conducir más con menos gas. Él ayudará a la industria estadounidense actualizar la construcción de autos del futuro y les dará crédito de impuestos a aquellos estadounidenses que compren de estas industrias.

Estos no son solo sueños. Este es el futuro de los Estados Unidos: reclamando nuestro propio destino de energía. Poniendo nuestras mejores mentes de nuestras grandes universidades y centros de investigación a trabajar – como lo hicieron cuando John Kennedy, un presidente Demócrata, nos dedicó a poner un hombre en la luna. La energía estadounidense, la tecnología estadounidense, los trabajos estadounidenses, listos de ser creados, hoy. Ese es el cambio que necesitamos.

Y para aquellos quienes dudan de que podemos resolver nuestros problemas de energía y crear nuevos trabajos estadounidenses y un crecimiento económico al mismo tiempo, yo les digo: vengan a Denver. Vayan a los estados como Pennsylvania, Nuevo México y Colorado, todos transformados por gobernadores Demócratas creando nuevas economías verdes.

Así que esta noche, yo le pido a cada uno de ustedes, tanto como a los estadounidenses por alrededor de esta gran tierra, que creen que podemos dejar de depender del petróleo extranjero. Podemos crear millones de trabajos en las industrias verdes. Podemos desarrollar nuestros propios recursos de energía. Con Barack Obama como nuestro presidente, un presidente que nos ha desafiado a creer en nosotros mismos, tendremos el cambio que necesitamos, vamos a transformar nuestro futuro, y empoderar a este país por las generaciones siguientes.

La Convención Nacional Demócrata 2008: Discurso Preparado para ser Pronunciado por Federico Peña, Ex Secretario de Energía y Ex Alcalde de Denver, Colorado