La Convención Nacional Demócrata 2008: Discurso Preparado para ser Pronunciado por Howard...

La Convención Nacional Demócrata 2008: Discurso Preparado para ser Pronunciado por Howard Dean, Presidente del Partido Demócrata, ex gobernador de Vermont



COMPARTE ESTA NOTA

DENVER, 28 de agosto /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — El siguiente es una transcripción del discurso, tal como se preparó para ser pronunciado, de Howard Dean en la Convención Nacional Demócrata, el jueves 28 de agosto de 2008: Programado para ser pronunciado el: 28 de agosto de 2008 – 5:00-6:00 p.m. (MT)

(Logo: http://www.newscom.com/cgi-bin/prnh/20080331/DNCCLOGO )

Honorable Howard Dean

Convención Nacional Demócrata 2008

Jueves, 28 de agosto de 2008

Discurso Preparado para ser Pronunciado

Soy Howard Dean, Presidente del Comité Nacional Demócrata. Sé exactamente cuántas casas tengo.

No hace mucho tiempo, muchos de nosotros deseábamos saber qué fue lo que le sucedió a nuestro partido. La mala suerte nos acompañó en las pasadas dos elecciones. Quedamos en la minoría del Congreso y del Senado.

Pero teníamos una esperanza. Un plan: “Mostrarnos”. Sabíamos que si golpeábamos las puertas y le hablábamos a la gente sobre las cosas en las que creemos, nos respetarían y nos darían su voto. Esto es exactamente lo que ustedes han hecho. Y porque así lo hicieron, al día de hoy nuestro partido compite en los 50 estados. El día de hoy, somos un partido que volvió a ocupar los sillones del Congreso de Luisiana y Misisipi, y que va a ganar en Virginia y Alaska. El día de hoy, nuestro partido es el que tuvo 35 millones de votos en las elecciones primarias. El día de hoy, nuestro partido sabe que el poder crece desde las raíces hacia arriba.

Si eres un joven estadounidense que busca el cambio, si buscas un gobierno que esté de tu lado, somos tu partido. Y Barack Obama será tu presidente.

Si eres un trabajador estadounidense que busca el cambio, somos tu partido. Y Barack Obama será tu presidente.

Si usted es un estadounidense de edad avanzada o un veterano de guerra en busca del cambio, merece un gobierno que le reconozca como persona y valore su sacrificio, tanto cuando está sirviendo como cuando vuelva a casa, somos su partido.

Y Barack Obama será su presidente.

Barack Obama y Joe Biden saben que esto no se trata solamente de hacer que los estados en rojo se conviertan en azules. Se trata de recorrer a nuestro país. No podemos permitir cuatro años más de lo mismo. Sin importar cuántas veces John McCain trate de disimularlo, es un hecho: A lo largo del pasado año, John McCain ha apoyado y ha votado a favor de las políticas de George Bush en el 95 por ciento de las oportunidades.

John McCain no es un inconformista o una persona independiente. John McCain es un subordinado servil. Al igual que George Bush, John McCain permitiría que las compañías que recortan los puestos de trabajo de los estadounidenses y los llevan al extranjero, mantengan sus beneficios impositivos. Barack Obama terminaría con esos alivios impositivos y en su lugar recompensará a las empresas que generen puestos de trabajo en Estados Unidos.

¿A quién queremos como nuestro presidente?

Al igual que George Bush, John McCain no ve que los costos de la atención sanitaria están terminando con los ahorros de las familias estadounidenses y el capital de las pequeñas empresas. Barack Obama reducirá los costos y hará que la cobertura esté disponible para todos los estadounidenses.

¿A quién queremos como nuestro presidente?

Al igual que George Bush, John McCain propone gastar $10,000 millones de dólares por mes en Irak y no tiene inconvenientes en que permanezcamos ahí durante 100 años más. Barack Obama y Joe Biden creen que deberíamos hacer que la guerra en Irak termine responsablemente, traer a nuestras tropas de regreso, e invertir en nuestro país.

¿A quién quieren ustedes como nuestro presidente?

Hemos estado trabajando duro para registrar a los votantes. Recientemente, esos esfuerzos me llevaron hasta Macon, en Georgia. Allí conocí a una joven mujer llamada Randa, cuyo esposo, un primer sargento del Ejército de Estados Unidos, está cumpliendo su tercer período de servicio en Irak. Randa tiene tres pequeños hijos. Aunque está muy ocupada, de algún modo se las arregló para registrar 450 nuevos votantes.

Al igual que millones de estadounidenses en todo el país, Randa desea el cambio. Quiere que su esposo regrese a casa sano y salvo. Desea mejores oportunidades para sus hijos. Desea votar por un líder que esté más allá del partidismo y reúna a la totalidad de nuestro país.

Entonces, ¿a quién queremos como nuestro presidente?

En nombre de todos los Demócratas, demos esta noche la bienvenida a Randa. Randa sabe que Barack Obama y Joe Biden no solamente creen en el cambio. Saben cuán desesperadamente los estadounidenses necesitan el cambio.

Y con la ayuda de ustedes, calle a calle, vecindario a vecindario, voto a voto, elegiremos a Barack Obama como el próximo Presidente de Estados Unidos.

FUENTE Comité de la Convención Nacional Demócrata 2008

La Convención Nacional Demócrata 2008: Discurso Preparado para ser Pronunciado por Howard Dean, Presidente del Partido Demócrata, ex gobernador de Vermont