La Convención Nacional Demócrata 2008: Discurso Preparado para ser Pronunciado por Jan...

La Convención Nacional Demócrata 2008: Discurso Preparado para ser Pronunciado por Jan Schakowsky, Miembro de la Cámara de Diputados de EE.UU., Illinois

PROGRAMADO PARA HOY, 28 DE AGOSTO, 8:00-9:00 P.M. EDT


COMPARTE ESTA NOTA

DENVER, 28 de agosto /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — El siguiente texto es la transcripción del discurso, preparado para ser pronunciado por Jan Schakowsky en la Convención Nacional Demócrata el jueves, 28 de agosto del 2008:

(Logo: http://www.newscom.com/cgi-bin/prnh/20080331/DNCCLOGO )

Programado para ser pronunciado: 28 de agosto del 2008 – 6:00-7:00 pm MT

Dentro de 145 días, George W. Bush ya no será Presidente de Estados Unidos. Y si hacemos todo lo que debemos hacer en los próximos 67 días, mi amigo de muchos años, Barack Obama, ocupará su lugar.

Imaginen ese día: 20 de enero de 2009. Están en el lado Oeste del Capitolio, rodeados del calor de la emocionada multitud, de todas las edades, de todas las razas. Con su mano sobre la Biblia que sostiene Michelle, Barack Obama jura como 44o. Presidente de Estados Unidos.

Inmediatamente, en ese momento, cambia la historia de nuestro país.

Para las familias a punto de perder sus hogares, el padre que carece de seguro y que reza cada noche para que sus hijos no se enfermen, la camarera que batalla por los altos precios de todas las cosas, para ellos y para otros muchos millones de americanos de clase media que apenas están resistiendo, este momento no debe postergarse.

La opción es clara: continuar con las fallidas políticas de Bush-McCain de los últimos ocho años o forjar en una nueva dirección por el cambio que necesitamos.

De un lado está John McCain, que siente el dolor de los grandes ejecutivos del petróleo preocupados por la posibilidad de perder sus exenciones impositivas. Y del otro está Barack Obama que siente el dolor de la madre o del padre que teme que sus hijos serán parte de la primera generación de americanos en tener menos oportunidades que la anterior.

Barack Obama cree que lo mejor está por llegar para América.

Quienes servimos con él en la legislatura del estado de Illinois, trabajamos con él en el Senado de los Estados Unidos, hemos presenciado cómo realiza las cosas, sabemos que es el líder que puede realizar el cambio que tanto necesitamos.

Ahora depende de nosotros.

El resultado de esta elección histórica está a nuestro alcance y en nuestras manos. En el 2000, tan solo nos faltaron 537 votos para evitar la pesadilla nacional de los años Bush. 537 golpes más sobre la puerta o 537 votantes más podrían haber cambiado los resultados. Tan sólo un puñado de voluntarios podría haber cambiado el curso de la historia.

Hoy, cada uno de nosotros debe comprometerse a tomar la responsabilidad de registrar hasta el último votante, golpear hasta la última puerta, llamar a cada lista dos veces, convocar a todos los que conocemos. Cada uno de nosotros necesita creer que podríamos ser la persona que decide el resultado de estas elecciones y el futuro para nuestros niños.

Mañana nos desplegaremos por todo el país, un ejército de americanos, personas comunes que lograrán algo extraordinario. Juntos reviviremos el sueño americano y elegiremos a Barack Obama como Presidente de Estados Unidos de América.

La Convención Nacional Demócrata 2008: Discurso Preparado para ser Pronunciado por Jan Schakowsky, Miembro de la Cámara de Diputados de EE.UU., Illinois