La Cruz Roja Americana pide al público que se prepare para atender...

La Cruz Roja Americana pide al público que se prepare para atender las necesidades afectivas de las víctimas de las tormentas

Apoyo psicológico después de los huracanes


COMPARTE ESTA NOTA

NOTA: Los expertos de la Cruz Roja se encuentran en Florida y están a disposición de los medios para hablar sobre preparación para catástrofes y la respuesta actual. Llame a la Oficina de Asuntos Públicos de la Cruz Roja al (202) 303-5551 (atención las 24 horas del día) para solicitar una entrevista.

Washington, DC–(HISPANIC PR WIRE – US Newswire)–10 de septiembre de 2004–Además de atender las necesidades básicas como la alimentación y el refugio, y de evaluar los daños de los temporales, la Cruz Roja Americana ofrece apoyo psicológico directo a las víctimas de los desastres, al igual que a sus familiares. También alentamos a los damnificados a que se ayuden entre sí en la crisis para comenzar a reconstruir su vida y su comunidad. La repercusión afectiva para las personas que se vieron afectadas por los huracanes Charley y Frances, sumada a la amenaza de otro huracán en camino, está creando un ambiente de muchísima tensión para los residentes de Florida.

“Durante una crisis, la gente puede brindarse apoyo mutuo. Las víctimas de catástrofes como éstas suelen sentirse solas y paralizadas, sin poder pensar ni reaccionar para ayudarse a sí mismas”, declaró Margaret Pepe, funcionaria de Servicios de Salud Mental en Casos de Desastre de la Cruz Roja Americana. “Al comunicarse con otros, las personas que se hallan en medio de una situación de mucha tensión pueden ayudarse a superar algunos de estos sentimientos. Compartir información, ayudar a los vecinos de edad avanzada con labores físicas, por ejemplo, para estabilizar la vivienda, son cosas que podrían ayudar a aliviar la tensión”. Inmediatamente después de una catástrofe, la gente toma decisiones que podrían tener consecuencias graves y efectos a largo plazo. Ayudarlas a sobrellevar la situación a corto plazo puede tener un efecto importantísimo en el bienestar de las personas en el futuro. El apoyo psicológico de este tipo tiene como meta mejorar el funcionamiento de la comunidad, lo cual tiene el potencial de llegar a muchas otras personas. El proceso ayuda a fortalecer y a afianzar el concepto de comunidad en los refugios, hoteles, vecindarios, hospitales y centros comunitarios; es decir, en cualquier lugar que se encuentre la gente antes o después de una catástrofe.

Apoyo psicológico:

— Atienda necesidades urgentes

— Pregunte cómo puede ayudar.

— Ofrezca algo para comer y beber.

* Escuche

— Preste toda su atención. Dedíquese a escuchar a la gente que describe lo que le pasó. Haga lo posible por no interrumpir.

— Asegúrese de estar en un lugar donde haya pocas distracciones.

* Acepte el hecho de que las emociones de las personas pueden cambiar repentinamente.

— Las personas pueden sentirse ansiosas, asustadas, enojadas o culpables por haber sufrido menos consecuencias que otras personas.

* Ayude con el próximo paso

— Pregunte si tienen adónde ir; si no, ayúdelas a buscar un refugio o albergue.

— Pregunte a las personas que regresan a su hogar si tienen alguien que las cuide o alguien con quien hablar.

— Ofrezca datos sobre dónde y cómo pueden obtener recursos que necesiten.

La Cruz Roja dispone de profesionales de salud mental titulados con quienes las personas pueden conversar en forma confidencial, si lo necesitan. Por favor, consulte a uno de estos profesionales voluntarios en los siguientes casos:

— Hay muertos o heridos graves

— Hay niños

— Hay mascotas que se perdieron

— Hay personas que están muy angustiadas, o están muy alteradas y lo que dicen no tiene sentido

— Hay personas que están sumamente enojadas porque las quieren desplazar y se rehúsan a dejar una vivienda que ha sufrido daños

Para obtener información sobre el regreso al hogar después de un huracán, por favor, visite http://www.redcross.org/spanish. Para informarse sobre formas de prepararse para las tormentas tropicales y los huracanes, visite nuestros recursos en línea sobre preparación para desastres, comuníquese con su oficina local de la Cruz Roja, o llame gratis a la línea de asistencia telefónica de la Cruz Roja al 1-866-438-4636 (1-866-GET-INFO, con atención en español).

La asistencia para casos de desastre de la Cruz Roja Americana es gratuita, gracias a las donaciones voluntarias de tiempo y dinero del pueblo de los Estados Unidos. Usted puede ayudar a las víctimas de estos huracanes y de miles de otras catástrofes que ocurren cada año en todo el país haciendo un donativo financiero al Fondo de Ayuda para Desastres de la Cruz Roja Americana. Este fondo permite a la Cruz Roja brindar refugio, alimentos, apoyo psicológico y otro tipo de asistencia a quienes los necesitan. Llame al 1-800-257-7575 (atención en español). También puede enviar un cheque a la orden de “American Red Cross Disaster Relief Fund” a la Cruz Roja local o a la Cruz Roja Americana a la siguiente dirección: P.O. Box 37243, Washington, D.C. 20013. Los usuarios de Internet tienen la opción de donar en línea utilizando su tarjeta de crédito en una transacción segura. Visite http://www.redcross.org/spanish y haga clic en “Ayude ahora mismo”.

–30–

CONTACTO:

Ray Steen

Teléfono: (202) 303-5551

Celular: (202) 439-0721

http://www.redcross.org

La Cruz Roja Americana pide al público que se prepare para atender las necesidades afectivas de las víctimas de las tormentas