La Diabetes Es de 2 a 3 Veces Más Común entre los...

La Diabetes Es de 2 a 3 Veces Más Común entre los Hispanos que los Anglos; Conocimientos Culturales Podrían Combatirla

National Hispanic Medical Association Divulga Conclusiones sobre Competencia Cultural en Sesión Informativa del Congreso


COMPARTE ESTA NOTA

WASHINGTON, DC.–(HISPANIC PR WIRE)–22 de julio de 2003–Los médicos y sus pacientes latinos enfrentan obstáculos en el diagnóstico y tratamiento eficaz – entre ellos, la falta de confianza y comprensión, los prejuicios personales y el idioma – que pueden socavar la atención médica y la salud de millones de estadounidenses.

Dichos obstáculos pueden vencerse al ofrecer capacitación sobre competencia cultural a los profesionales de la atención de la salud, según la National Hispanic Medical Association (NHMA), que se reunió con el Congreso en Washington para una sesión informativa el 22 de julio.

“Si los médicos supiesen que los hispanos tienden a tener temor de la insulina y la ceguera, y a ser más fatalistas cuando se trata de su salud, quizá podrían atenderlos mejor”, dijo la Dra. Elena Ríos, presidenta de la NHMA. Ese entendimiento cultural podría ayudar a combatir la diabetes en la comunidad hispana, la cual tiene probabilidades 2 a 3 veces mayores de tener la enfermedad que las personas blancas no hispanas. Aproximadamente 700,000 hispanos padecen de diabetes y no están enterados de ello.

“Cultural Competence and Health Care Services and Training” (La Competencia Cultural y los Servicios y la Capacitación para la Atención de la Salud) fue la primera de una serie de cuatro partes sobre la salud de los latinos presentada en las sesiones informativas del Congreso en Washington. Los oradores invitados incluyeron:

— La Dra. Elena Ríos, presidenta de la NHMA.

— La Rep. Hilda Solís (D-CA), presidenta del Congressional Hispanic Caucus Task Force on Health.

— Richard M. Campanelli, director de la Office for Civil Rights, U.S. Department of Health and Human Services.

— Karen Scott Collins, médica jefe adjunta de New York City Health & Hospitals Corp.

— María Soto-Greene, vicepresidenta/presidenta-electa de Hispanic-Serving Health Professions Schools Inc., y decana asociada principal de educación y directora del Hispanic Center of Excellence, ambos en la University of Medicine & Dentistry of New Jersey en New Jersey Medical School.

“Actualmente hay 40 millones de hispano-americanos, el mayor grupo étnico en los Estados Unidos”, dijo Ríos. “Si no tenemos un entendimiento sobre cómo prestar servicios a este grupo en crecimiento, podemos anticipar problemas médicos terribles para el país en general y no sólo los perjudicaremos a ellos, sino también la salud de la nación. Queremos colaborar con los funcionarios encargados de la salud para promover los programas financiados por los Estados Unidos que puedan detener el curso de los acontecimientos y educar a nuestros médicos sobre las diferencias culturales al prestar atención médica a los hispanos”.

Por ejemplo, los médicos deben comprender que los latinos tienden a ser más formales y confiar menos en sus médicos cuando inicialmente los conocen, a diferencia de los blancos. Además, las barreras culturales pueden resultar en diagnósticos erróneos, falta de consentimiento fundamentado previo, mal acatamiento, desconfianza por parte de los pacientes, mayor tensión entre los pacientes, demandas de mala praxis y malos resultados en la salud. Aquellas y otras conclusiones fueron presentadas en la sesión informativa del Congreso.

Ya que muchos hispanos son bilingües y el español predomina entre ellos, es muy importante ofrecer capacitación a los médicos y estudiantes de medicina sobre el debido uso de intérpretes, dijo Ríos. Aproximadamente 32 millones de estadounidenses hablan un idioma que no es inglés en casa, y el español es el otro idioma principal.

“Sabemos que si los pacientes han de recibir atención médica de calidad en los hospitales, tenemos que hacer que nuestros pacientes se sientan cómodos con los médicos, enfermeros y otro personal”, dijo Karen Scott Collins. “Cuando los pacientes no se sienten cómodos, están poco dispuestos a hacer preguntas. Los estudios recientes han mostrado que en 24 por ciento de los casos con pacientes de habla hispana, ni siquiera hacen una pregunta de vital importancia”.

La sesión informativa ante el Congreso fue patrocinada por NHMA, que representa a médicos hispanos en todo el país, y The California Endowment, una fundación privada de la salud a nivel estatal que fue establecida en 1996 para mejorar el acceso a la atención médica económica y de calidad para las personas y las comunidades subatendidas, y para promover mejoras fundamentales en el estado de salud de todos los residentes de California.

“Es crítico que eduquemos y capacitemos a una fuerza de trabajo más diversa, particularmente a médicos y enfermeros de color, a quienes necesitamos desesperadamente para prestar atención médica culturalmente competente y contribuir a eliminar las disparidades raciales y étnicas que amenazan la salud y el bienestar de nuestra nación”, dijo el Dr. Robert K. Ross, MD, presidente y CEO de The California Endowment. “Instamos firmemente a las facultades de medicina y escuelas para profesionales médicos, además de las instituciones que enseñan a estudiantes de licenciatura, a que continúen reclutando activamente y matriculando a los estudiantes que pertenecen a grupos minoritarios, quienes están insuficientemente representados”.

Ríos dijo que la NHMA y The California Endowment han iniciado una empresa conjunta de dos años de duración para informar al Congreso y a aquellos que formulan políticas sobre cuatro temas prioritarios: el acceso a la atención de la salud, las disparidades raciales y étnicas, los esfuerzos por aumentar la diversidad en las fuerzas laborales de la atención de la salud y aumentar la competencia cultural y los servicios lingüísticos.

Ríos dijo que NHMA desea alentar a los responsables de tomar decisiones a que mejoren las políticas de Medicare e incluyan reembolsos e incentivos económicos para que los médicos puedan estar más dispuestos a trabajar en las zonas subatendidas. NHMA también quiere que la competencia cultural se extienda a los hospitales para que puedan ser reembolsados por tener intérpretes disponibles para los pacientes hispanos.

NHMA también quiere que el gobierno reestablezca el seguro de Medicaid para las madres embarazadas de manera que puedan recibir atención prenatal, y para los niños inmigrantes, para que puedan recibir sus vacunas, exámenes médicos regulares y atención preventiva.

“La competencia cultural es más importante que nunca, ya que las estadísticas muestran que uno de cada seis niños en los Estados Unidos es hispano y para el año 2020, se espera que esa cifra sea casi uno de cada cuatro”, Ríos dijo. “Esos niños merecen un futuro más prometedor y saludable”.

La NHMA, fundada en 1994 en Washington, DC, representa a los médicos hispanos diplomados en los Estados Unidos en su misión mejorar la atención de la salud para los hispanos y los grupos subatendidos.

–30–

CONTACTO:

Carol Castaneda

703-369-0414; celular

703-863-9960

La Diabetes Es de 2 a 3 Veces Más Común entre los Hispanos que los Anglos; Conocimientos Culturales Podrían Combatirla