La elección de grasas ‘buenas’ en vez de ‘malas’ es vital para...

La elección de grasas ‘buenas’ en vez de ‘malas’ es vital para la salud cardiaca

Las recomendaciones se sustentan aún más con las nuevas Normativas Dietéticas para los Estadounidenses


COMPARTE ESTA NOTA

Untitled Document

Irvine, CA–(HISPANIC PR WIRE)–22
de febrero de 2005–Como febrero es el Mes Nacional de la Salud Cardiaca, los
expertos están recordándoles a los estadounidenses que deben tomar
medidas esenciales para proteger el músculo vital, sustituyendo las grasas
“malas” por grasas “buenas”, así como aumentar la ingestión
de ácidos grasos omega-3, y consumir una dieta abundante en frutas y vegetales.
A propósito, los aguacates de California  son fuentes de importantes
nutrientes que cumplen con las recomendaciones mencionadas.

El aguacate es virtualmente
el único fruto que contiene grasa monoinsaturada “buena”(1),
vinculada a la reducción de los riesgos de enfermedades cardiacas, pues
disminuye los índices de colesterol “malo” LDL, y aumenta los
correspondientes al colesterol “bueno” HDL.(2) Los aguacates también
contienen grasas poliunsaturadas, que contienen ácidos grasos omega-3,
los cuales protegen al organismo contra las enfermedades cardiacas.

“Los aguacates se conocen
bien por su contenido de grasas monoinsaturadas, pero, a diferencia de las demás
frutas y vegetales, también son fuentes de importantes nutrientes que
combaten enfermedades, como la fibra, que contribuye a la protección
del corazón. Los aguacates son también una fuente natural de beta-sitosterol,
sustancia que bloquea la absorción de colesterol. Además, son
la fruta con mayor contenido de luteína, un beneficioso antioxidante”,
afirmó la Dra. Aliza Lifshitz, M.D. Conocida en la comunidad hispana
como “la Dra. Aliza”, la experta es una importante promotora de información
de salud desde hace más de una década, a través de sus
programas en la cadena televisiva Univisión, y en diversos espacios radiales.

Los investigadores de la
Asociación Americana del Corazón y de la Universidad de Harvard
coinciden en que una dieta abundante en frutas, vegetales y grasas insaturadas,
puede evitar la incidencia de enfermedades cardiacas.(3)    Estas
recomendaciones cuentan además con la sustentación adicional de
las Normativas Dietéticas para los Estadounidenses, de reciente publicación,
las cuales estimulan al consumo diario de 5 a 13 raciones de frutas y vegetales,
y la ingestión de grasas “buenas” en vez de las saturadas o
transgrasos. 

Las grasas saturadas existentes
en productos lácteos y cárnicos sin desgrasar, pueden aumentar
los niveles del colesterol “malo” LDL. Por su parte, los ácidos
transgrasos contenidos en los productos horneados y las meriendas procesadas
también pueden elevar los riesgos de enfermedades cardiacas, elevando
los índices de colesterol LDL, y disminuyendo los del colesterol “bueno”
HDL.

La sustitución en
la dieta de las grasas saturadas—que obstruyen las arterias—por grasas
insaturadas, se puede lograr fácilmente, mediante la incorporación
de los versátiles aguacates de California, los cuales pueden untarse
en una tostada como reemplazos de la mantequilla, o en un sándwich como
sustitutos de la mayonesa. También pueden formar parte de ensaladas con
vinagre balsámico, como alternativa saludable a los aderezos con alto
contenido de grasas.

Perfiles de los nutrientes
en los aguacates de California y otros “Ingredientes para untar al pan
y al dip”

Productos para   
Calorías  Grasa     Total Grasa     Colesterol

untar (1 oz.)              
(g)       Saturada (g)    (mg)

Aguacate          50
       5         0.7
            0

Mantequilla de    170
      15        2.9            
0

maní

Queso crema       100
      10        6.2            
31

Mayonesa         
200       23       
3.4            
17

Margarina        
200       23       
3.9            
0

Crema agria      
60        6        
3.7            
12

Medidos onza a onza, los
aguacates ocupan el lugar más alto en contenido de grasas monoinsaturadas,
vitamina E, ácido fólico, potasio, magnesio, luteína, beta-sitosterol
y glutatión; en comparación con las frutas de consumo más
común. Según la Administración de Alimentos y Medicamentos
(FDA, por sus siglas en inglés), las dietas abundantes en frutas y vegetales
pueden reducir los riesgos de padecer varios tipos de cáncer y otras
enfermedades crónicas. Los aguacates de California forman parte del Programa
Nacional “5 al Día” del Instituto Nacional del Cáncer
y la Fundación de Productos Agrícolas para Una Salud Mejor (Produce
for Better Health Foundation)(4).  Para más información acerca
de la nutrición, visite el sitio de Internet http://www.aguacate.org.

Fuentes:

(1) Code of Federal Regulations,
Title 21: Food and Drugs, 2002.  Appendix C to Part 101 – Nutrition
Facts for Raw Fruits and Vegetables.

(2) Krauss RM, Eckel RH,
Howard B, Lawrence JA, Daniels SR, Deckelbaum RJ, Erdman JW, Kris-Etherton P,
Goldberg IJ, Kotchen TA, Lichtenstein AH, Mitch WE, Mullis R, Robinson K, Wylie-Rosett
J, St. Jeor S, Suttie J, Tribble DL, and Bazzarre TL.  Revision 2000: 
A Statement for Healthcare Professionals From the Nutrition Committee of the
American Heart Association.  J Nutr 131:132-146, 2001.

(3) Hu FB & Willett
WC, Optimal diets for prevention of coronary heart disease.  J Am Med Assoc
288:2569-2578, 2002.

(4) National 5 A Day Program
Products Promotable Criteria, Revised 9/2003 http://www.5aday.gov/promotable-products-criteria.shtml

–30–

Contacto:
Liz Wilkins/Irene Cabanas
949.833.3822
Lwilkins@intgmktg.com
ICabanas@intgmktg.com

La elección de grasas ‘buenas’ en vez de ‘malas’ es vital para la salud cardiaca