La leche está desapareciendo de la mesa del comedor a la hora...

La leche está desapareciendo de la mesa del comedor a la hora de la cena

Las bebidas azucaradas pueden estar sustituyendo a las bebidas nutritivas


COMPARTE ESTA NOTA

Washington, DC–(HISPANIC PR WIRE)–1 de agosto de 2007–Más y más familias están descubriendo que un elemento importante está faltando en la mesa del comedor durante la hora de cenar: la leche. Desde la década pasada, la presencia de la leche en la cena ha disminuido continuamente y hoy casi 60% de las comidas de los niños no incluyen leche, según nuevos estudios del NPD Group. (1) A la inversa, casi un tercio de todas las comidas de los niños son acompañadas con una soda o una bebida de fruta- bebidas que muchas veces están llenas de azúcar y les faltan nutrientes importantes.

El porcentaje de niños y adolescentes obesos se ha triplicado en las últimas dos décadas y un reporte reciente llamado “Lo que las personas beben en Estados Unidos” (What America Drinks) (2) sugiere que la elección de bebidas puede impactar el peso y la calidad de su dieta alimenticia. Debido a estos estudios, expertos en salud, como la nutricionista Jodie Shield, se están uniendo a la campaña nacional de “Piensa lo que Bebes” para alentar a los padres que piensen más en lo que están bebiendo sus hijos y que hagan que la bebida “oficial” de su familia sea la leche.

“Como padres, es importante que nos demos cuenta que las elecciones de bebida pueden jugar un rol en la batalla contra la obesidad y la malnutrición de los niños y adolescentes” dijo Shields. “Cenar con la familia es una buena manera de comenzar. Al sustituir la soda de sus hijos por leche aumentan los nutrientes de los que ellos carecen.”

La selección de leche en su próxima cena familiar puede tener un verdadero impacto nutricional. En una comida típica servida con un refresco o soda regular que incluye pasta con un acompañante de brócoli, fruta y pan, usted solamente obtiene 120mg de los 1,000mg de calcio recomendados diariamente. Al intercambiar ese refresco por leche descremada aumenta el calcio a 420mg, lo cual es un incremento de 260%. De igual manera, hay un aumento de vitamina D de un 625%, y de potasio y magnesio de alrededor 30% cuando se toma leche descremada. (3)

Adicionalmente, la elección de leche baja en grasa o descremada puede mantener a tu familia en un peso saludable. Los estudios demuestran que tomar las recomendadas 3 porciones de leche descremada o baja en grasa cada día es importante en una dieta saludable para los padres y los niños y puede también contribuir a mantener un peso saludable. (4-9)

De Regreso a la Escuela, De Regreso a la Cena Familiar

Con las personas en EEUU consumiendo de dos a tres veces la cantidad de bebidas azucaradas que de leche, la cena es una comida clave donde los padres pueden controlar lo que beben sus hijos. Investigaciones muestran que- mientras más seguido una familia se reúna a comer, es más probable que sus hijos escogerán bebidas llenas de calcio como la leche y optarán por no consumir bebidas pobres en nutrientes. (10)

“Cenar juntos no sólo promueve la unión entre la familia,” dijo la Dra. Ari Brown de la Academia Norteamericana de Pediatría, “sino que promueve hábitos positivos en la nutrición de los niños.”

Además, cenar juntos puede ser una comida importante para ayudar que niños mantengan un peso saludable. Investigaciones indican que las familias que comen juntas pueden ser menos propensas a tener hijos con sobrepeso. (11, 12)

Tal madre, Tal hija

Los padres juegan un papel importante en hacer que sus familias se mantengan saludables y en ayudar a que sus hijos tomen decisiones positivas. De hecho, estudios dedicados a madres e hijas concluyen que las elecciones de alimentos de las mismas mamás pueden tener mayor impacto que cualquier otro intento por controlar la ingesta de comida de sus hijas. (13) De hecho, la decisión de una mamá de tomar leche con más frecuencia y de comer más frutas, vegetales y granos integrales es probable que tenga un impacto en las elecciones de sus hijas. (14-16)

“Si nosotros como padres no practicamos lo que predicamos, le estamos mandando mensajes mixtos a nuestros hijos,” explicó la Dra. Brown. “Cuando tomas un vaso de leche en vez de un refresco, ellos se dan cuenta.”

Reto Familiar: Piensa lo que Bebes

Como parte de la campaña nacional educacional “Piensa Lo Que Bebes”, los procesadores de leche están alentando a las familias hispanas a hacer de la leche su bebida favorita lanzando el “Reto Familiar de Piensa lo que Bebes” que premiará a 25 familias hispanas por escoger la leche con más frecuencia. Entrar en el concurso es fácil- simplemente saca una foto de tu familia eligiendo leche rica en nutrientes o luciendo el famoso bigote de leche, y súbelo a http://www.thinkaboutyourdrink.com antes del 31 de agosto, 2007. Los participantes tendrán la oportunidad de ganar grandes premios, incluyendo un viaje con la familia a Disney World(R), comidas nutritivas preparadas por un chef personal o una copia del libro de recetas de Family Circle.

Piensa lo que Bebes

Para más información y para obtener herramientas para lograr que tu familia haga mejores selecciones de bebidas, visita http://www.thinkaboutyourdrink.com. Para inscribirte en el concurso en español, visita http://www.2424leche.com

El Programa de Educación de los Procesadores de Leche (Milk PEP), Washington, D.C., recibe financiamiento de los procesadores de leche del país, que están comprometidos con el aumento en el consumo de leche líquida. El Consejo de Milk PEP dirige la campaña “got milk?”, una campaña multifacética diseñada para educar a los consumidores acerca de los beneficios de salud de la leche. Para más información visite http://www.thinkaboutyourdrink.com. El tagline “got milk?”(R) fue creado para el Consejo de Procesadores de Leche de California por Goodby Silverstein & Partners y obtuvo su licencia de los grupos nacionales de procesadores de leche y grupos de productores de leche.

(1) Based on USDA USDA National Nutrient Database for Standard Reference 19.

(2) What America Drinks is a comprehensive analysis of U.S. beverage consumption that was conducted by ENVIRON International Corporation. The report analyzed data from more than 10,000 Americans ages 4 and older who participated in the government’s National Health and Nutrition Examination Survey (NHANES) 1999-2000 and 2001-2002 and provided reasonable dietary reports of food/beverage intakes. Relationships between selected patterns of beverage use, nutrient intakes and body mass index (BMI) were examined. (3) Based on USDA USDA National Nutrient Database for Standard Reference 19.

(4) Moore LL, Bradlee LM, Gao DI, Singer M. Low dairy intake in early childhood predicts excess body fat gain. Obesity. 2006;14:1010-1018.

(5) Novotny R, Daida YG, Acharya S, Grove JS, Vogt TM. Dairy intake is associated with lower body fat and soda intake with greater weight in adolescent girls. Journal of Nutrition. 2004;134:1905-1909.

(6) Phillips SM, Bandini LG, Cyr H, Colclough-Douglas S, Naumava E, Must A. Dairy food consumption and body weight and fatness studied longitudinally over the adolescent period. International Journal of Obesity. 2003;27:1106-1113.

(7) Teegarden D. The influence of dairy product consumption on body composition. Journal of Nutrition. 2005; 135:2749-2752.

(8) Zemel MB, Thompson W, Milstead A, Morris K, Campbell P. Calcium and dairy acceleration of weight and fat loss during energy restriction in obese adults. Obesity Research. 2004. 12(4): 582-590.

(9) Melanson EL, Donahoo WT, Dong F, Ida T, Zemel MB. Effect of low- and high-calcium dairy-based diets on macronutrient oxidation in humans. Obesity Research. 2005;13:2102-12.

(10) Neumark-Sztainer D, Hannan PJ, Story M, Croll J, Perr C. Family meal patterns: Associations with sociodemographic characteristics and improved dietary intake among adolescents. Journal of the American Dietetic Association. 2003;103:317-322.

(11) Sen B. Frequency of family dinner and adolescent body weight status: evidence from the national longitudinal survey of youth, 1997. Obesity. 2006;14:2266-76.

(12) Taveras EM, Rifas-Shiman SL, Berkey CS, Rochett HRH, Field AE, Frazier AL, Colditz GA, Gillman MW. Family dinner and adolescent overweight. Obesity Research. 2005;13:900-906.

(13) Lee Y, Birch LL. Diet quality, nutrient intake, weight status, and feeding environments of girls meeting or exceeding the American Academy of Pediatrics recommendations for total dietary fat. Minerva Pediatrica. 2002;54:179-186.

(14) Galloway AT, Fiorito LM, Francis LA, Birch LL. Finish your soup: Counterproductive effects of pressuring children to eat on intake and affect. Appetite. 2006;46:318-323.

(15) Johnson RK, Panely CV, Wang MQ. Associations between the milk mothers drink and the milk consumed by their school-aged children. Family Economics and Nutrition Review 2001;13:27-36.

(16) Birch LL, Lee Y. Family Influences: Mothers’ and daughters’ use of multivitamin-mineral supplements. Nutrition Today. 2002;37:173-174.

La leche está desapareciendo de la mesa del comedor a la hora de la cena