La National Hispanic Medical Association y la New York Academy of Medicine...

La National Hispanic Medical Association y la New York Academy of Medicine mostraron reforma para el cuidado de la salud para comunidades minoritarias durante reseña de políticas el 15 de julio



COMPARTE ESTA NOTA

NUEVA YORK, 16 de julio /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — Entre precios de alimentos y de gasolina que andan por las nubes, las comunidades de todo el país también están preocupadas por los costos en aumento que se ven alimentados por las disparidades sanitarias, dijo la National Hispanic Medical Association (Asociación Nacional Médica Hispana) en una reseña de políticas, el 15 de julio.

Ése es el tema que los principales líderes trataron cuando la National Hispanic Medical Association (NHMA) y la New York Academy of Medicine (NYAM) (Academia de Medicina de Nueva York) presentaron una reseña de políticas sobre “Reforma para el cuidado de la salud y disparidades sanitarias”. El evento tuvo lugar el 15 de julio, de 6.00 a 8.30 p.m. en la New York Academy of Medicine, 1216 5th Ave. y 103rd St., Sala 21, en Manhattan, Nueva York.

“A pesar de las cada vez peores noticias económicas que estamos escuchando — desde la depresión en el mercado de las viviendas, hasta la gasolina que supera los US$4 el galón, los precios de los alimentos que se triplican, el desempleo que subió a 5.5 por ciento el mes pasado — hay algo de luz. No tenemos que enfrentar un panorama económico más oscuro en cuidado de la salud, si abordamos las disparidades sanitarias de manera adecuada. Ése es un costo que podemos y debemos controlar”, dijo Elena Ríos, MD, MSPH, Presidenta y CEO de NHMA, un grupo sin fines de lucro en Washington, DC, que representa a médicos hispanos en los EE.UU.

La reseña de políticas mostró los esfuerzos nacionales en reforma para el cuidado de la salud, centrándose en las plataformas del cuidado de la salud de los candidatos a presidente Barack Obama y John McCain y en cómo eliminar las disparidades y mejorar la salud de las poblaciones hispanas.

“Las comunidades de color continúan enfrentando numerosas barreras cuando tratan de tomar decisiones saludables sobre sus estilos de vida y cuando buscan cuidado médico. Es fundamental para la salud de nuestro país prestar una seria atención a los pasos que deben darse para derribar esas barreras; así, incluir atención a la salud de estas poblaciones en las plataformas de los candidatos a presidente es un paso de gran importancia en la dirección correcta”, dijo Jo Ivey Boufford, M.D., Presidenta de la New York Academy of Medicine. “A medida que nos movemos hacia una reforma nacional de la salud, no debemos dejar atrás a nuestras comunidades más vulnerables y desatendidas”.

Entre los oradores se encontraban Joseph R. Betancourt, M.D., M.P.H., Asesor de Políticas para el Cuidado de la Salud, de la campaña Obama para los Estados Unidos; el congresista de los EE.UU. Michael C. Burgess, MD, R.-Texas, de la campaña John McCain 2008; y Elizabeth Lee-Rey, MD, MPH, Profesora Adjunta de Medicina Familiar y Social, Codirectora del Hispanic Center of Excellence (Centro Hispano de Excelencia) del Albert Einstein College of Medicine de la Yeshiva University.

La obesidad, la diabetes, el infarto y el cáncer se encuentran entre las enfermedades que azotan cual plaga a hispanos, afro estadounidenses, estadounidenses nativos y estadounidenses asiáticos. A medida que crezcan esos grupos — las minorías representarán casi el 50 por ciento de la población de los EE.UU. en los próximos años — y lo mismo harán los costos asociados de las disparidades sanitarias.

Según el National Center on Minority Health and Health Disparities (Centro Nacional de Salud de las Minorías y Disparidades Sanitarias), si la tendencia de las disparidades sanitarias continúa desenfrenada, los EE.UU. se enfrentarán a un sistema sanitario escaso de recursos, donde gran parte de la población y de la fuerza de trabajo tendrá una salud pobre.

Las disparidades sanitarias son costosas. Los hispanos tienen el doble de probabilidades de morir de enfermedades al corazón que los blancos, y dos mujeres negras mueren de diabetes por cada blanca.

“La gente tiene la responsabilidad de hacer elecciones saludables, pero nosotros como nación tenemos la responsabilidad de abordar las causas de las disparidades y hacer que las elecciones saludables estén disponibles para todos, sin importar la raza, el ingreso ni la educación”, dijo Ríos.

La New York Academy of Medicine (NYAM) ha estado mejorando la salud de las personas en las ciudades desde 1847. Como organización independiente, la NYAM aborda los desafíos en salud que enfrentan las poblaciones urbanas del mundo a través de acercamientos interdisciplinarios en liderazgo político, educación, compromiso con la comunidad e investigación innovadora. Apoyándose en la experiencia de diversos socios en todo el mundo y de más de 2,000 colegas (Fellows) elegidos de distintas profesiones, nuestras prioridades actuales son crear entornos en ciudades que apoyan el envejecimiento saludable; fortalecer los sistemas que evitan las enfermedades y promueven la salud pública; e instrumentar intervenciones que eliminen las disparidades sanitarias.

La NHMA fue establecida en 1994 en Washington, DC. Es una asociación sin fines de lucro que representa a médicos hispanos matriculados en los EE.UU. en su misión de mejorar el cuidado de la salud para los hispanos y los desatendidos. Para más información, visite http://www.nhmamd.org .

La National Hispanic Medical Association y la New York Academy of Medicine mostraron reforma para el cuidado de la salud para comunidades minoritarias durante reseña de políticas el 15 de julio