La salud: Un obsequio duradero

La salud: Un obsequio duradero



COMPARTE ESTA NOTA

–(HISPANIC PR WIRE – CONTEXTO LATINO)–Si su madre está en los cuarenta o los cincuenta, y desea regalarle algo original y único, agradézcale todo lo que ha hecho por usted con el obsequio de una buena salud.

Esos años constituyen una importante etapa de su vida, en la que se llevan a cabo muchos cambios, algunos menos bienvenidos que otros, incluyendo la menopausia. Sin embargo, usted puede a ayudarla a ver esos cambios como recordatorios de que si preserva su salud desde ahora, podrán seguir celebrando su cumpleaños por muchos años.

Menopausia

Las mujeres en sus cuarenta y cincuenta años pueden comenzar a experimentar los síntomas de la menopausia, como accesos de calor, sudoraciones nocturnas y cambios de estado de ánimo, efectos colaterales relacionados con la disminución de la hormona conocida como estrógeno, que también puede tener más efectos a largo plazo, e implica mayores riesgos de osteoporosis, trastornos cardiovasculares, cáncer del seno y otras enfermedades.

Un estudio realizado por la Iniciativa de Salud Femenina en el año 2002 reveló una asociación entre la hormona de terapia de sustitución (HRT, por sus siglas en inglés) y un mayor riesgo de eventos cardiovasculares y de cáncer del seno. Esta inesperada revelación ha cambiado la actitud de médicos y pacientes con respecto a los métodos convencionales de tratamiento, y aumentado su interés en opciones alternativas, especialmente una: el trébol rojo.

Alternativas naturales

El trébol rojo es un fitoestrógeno, compuesto a base de plantas con efectos similares al estrógeno, y contiene isoflavones. Varios estudios clínicos han demostrado que los Isoflavones derivados del trébol rojo, comercializados con la marca Promensil, disminuyen de forma segura y significativa de la cantidad y severidad de los accesos de calor y otros síntomas menopáusicos.

En un estudio publicado en el 2005 en la revista Gynecological Endocrinology, los investigadores afirman que “el interés en los isoflavones presentes en los extractos de trébol rojo está aumentando entre las mujeres y los practicantes, y sus efectos positivos cuentan actualmente con el apoyo de un número creciente de investigaciones con evidencias basadas en investigaciones clínicas”. Atendiendo a una prueba clínica doblemente codificada y comparada con placebo, los investigadores descubrieron que “el suplemento con isoflavones de trébol rojo disminuyó significativamente los síntomas menopáusicos”.

Tratamiento de los síntomas y otros beneficios

Pero eso no es todo. Además, el estudio destaca que el trébol rojo disminuye los niveles de LDL (colesterol “malo”), e incrementa el funcionamiento arterial, reduciendo la rigidez-factor de predicción de mayores riesgos de enfermedad cardiovascular-ejerciendo un efecto positivo en la presión sanguínea.

De forma similar, otros estudios clínicos han demostrado que el historial de seguridad y efectividad del trébol rojo en la solución de otros problemas de salud que preocupan a la mujer: contribuye al incremento de la densidad ósea; no aumenta la densidad mamaria, indicador de mayores riesgos de cáncer de seno; ni contribuye al grosor endometrial, otro factor de riesgo de cáncer.

Vida saludable

Si bien los suplementos naturales como el Promensil pueden ser parte de la solución, las mujeres deben considerar su salud de forma integral. La aparición de síntomas menopáusicos pueden ser un útil recordatorio para las mujeres-y para sus seres más cercanos-a fin de que hagan un inventario de su estilo de vida actual, y adoptar nuevos hábitos que les permitirán de disfrutar de una vida más prolongada y agradable.

Para obtener más información acerca de una vida saludable y del programa de tratamiento de la menopausia idóneo para la mujer que amas, invítala a que hable con su médico o enfermera practicante, y a que visite el sitio Web http://www.promensil.com.

NOTA A LOS EDITORES: Una imagen de alta resolución estará disponible en la página principal de Hispanic PR Wire en: http://www.hispanicprwire.com/home.php?l=es

La salud: Un obsequio duradero