Las grandes compañías petroleras no quieren pagar por el enorme derrame de...

Las grandes compañías petroleras no quieren pagar por el enorme derrame de petróleo

La medida respaldada de Exxon Mobil evitaría a las petroleras pagar la limpieza ambiental


COMPARTE ESTA NOTA

SACRAMENTO, California, 11 de mayo /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — A medida que la enorme mancha de petróleo se acerca a la Costa del Golfo, una hábil campaña de las grandes compañías petroleras se acerca a las urnas de California. Las petroleras Chevron, ConocoPhillips, Shell y Exxon Mobil se han unido a la Cámara de Comercio de California para impulsar una propuesta de medida para las votaciones que las protegería de pagos para aliviar sus efectos dañinos sobre el medioambiente.

Chevron ha aportado más de $250,000 a la autobautizada Stop Hidden Taxes Campaign (Campaña contra los Impuestos Ocultos) (http://www.nomorehiddentaxes.com/), que ya ha gastado cerca de un millón de dólares en recolectar firmas para calificar para las votaciones de noviembre. La semana pasada, la campaña comenzó a presentar peticiones a las oficinas de elecciones de condado. La propuesta reclasificaría los “pagos” cobrados a los contaminadores como impuestos, sujeto a la aprobación con voto calificado de la Legislatura (dos tercios), o a una costosa elección local que también requiere una mayoría calificada (dos tercios).

“La campaña, engañosamente llamada Stop Hidden Taxes, está ocultando sus verdaderos motivos, ni siguiera están haciendo un buen trabajo con eso”, dijo Lenny Goldberg de la Asociación para la Reforma Tributaria en California. “Su propio sitio web menciona un ‘pago por indemnización por petróleo’ para “aliviar” la limpieza del derrame de petróleo, como ejemplo de un ‘impuesto oculto'”.

La propuesta también requeriría dos tercios de los votos para cualquier medida dura contra los refugios fiscales y los evasores fiscales. “No solo se está protegiendo a los que contaminan, sino que también se está protegiendo a los refugios fiscales para los ricos contribuyentes y corporaciones”, agregó Goldberg.

Si los gobiernos locales o estatales no calculan los pagos que corresponde a las petroleras, el costo de limpiar los desastres medioambientales, como el actual Derrame del Golfo, deberán ser pagados por los contribuyentes. Los votantes de California rechazaron una iniciativa idéntica, apodada la “Ley de Protección de Contaminantes”, en 2000. Se ha cuestionado el momento en que se hace la propuesta de este año dado que las ganancias del primer trimestre de Chevron para el año subieron 148% y superaron los $4,550 millones.

“Es realmente atroz que Chevron, Exxon Mobil y su amigotes de las grandes petroleras pidan a los californianos que los “ayuden” durante el peor desastre medioambiental de nuestro país”, dijo Doug Linney quien encabezó la coalición que venció a la Ley de Protección de Contaminantes en 2000. “Aparentemente, las enormes ganancias extraordinarias que las petroleras han recaudado recientemente no son suficientes. Los votantes no fueron engañados la última vez, y las tácticas engañosas de la campaña de las grandes compañías del sector correrán una suerte similar esta vez”.

El impacto de la iniciativa resonará mucho más allá de la comunidad ambiental. “Las protecciones ambientales no solo estarían debilitadas, sino que los pagos que se usan para seguridad pública, salud pública y educación también se verían comprometidos”, señala Bruce Lee Livingston, Director Ejecutivo del Instituto Marin, entidad dedicada al control de la industria del alcohol. “Es una propuesta muy amplia y muy peligrosa; incluso los pagos usados para prevenir la bebida en menores han sido etiquetados como impuestos ocultos”.

Otros “impuestos ocultos” identificados por las campañas de patrocinio de las grandes petroleras y la /Cámara de Comercio son:

–Pagos relacionados con la inmunización infantil

–Pago de costos farmacéuticos para dar cobertura a personas pobres y/o de edad avanzada

–Pagos para ayuda en caso de alimentos arruinados/afectados

–Pagos para reparar daños a rutas y puentes causados por camiones pesados

Contacto: Doug Linney, vocero de campaña

Teléfono: (510) 444-4710 int. 309

Correo electrónico: dlinney@nextgeneration.org

Contacto: Lenny Goldberg, Asociación para la Reforma Tributaria en California.

Teléfono: (916) 446-4300

Correo electrónico: info@caltaxreform.org

Contacto: Michael Scippa,

Instituto Marin

Teléfono: (415) 548-0492

Correo electrónico: michaels@marininstitute.org

FUENTE Marin Institute; California Tax Reform Association

Las grandes compañías petroleras no quieren pagar por el enorme derrame de petróleo