Líderes de salud pública denuncian nuevos anuncios dirigidos a los jóvenes latinos;...

Líderes de salud pública denuncian nuevos anuncios dirigidos a los jóvenes latinos; Hacen un llamado por aumentar el gasto en la prevención del consumo del tabaco



COMPARTE ESTA NOTA

Washington, DC–(HISPANIC PR WIRE – US Newswire)–16 de noviembre de 2005–Líderes de la comunidad de la salud pública denuncian nuevas tácticas publicitarias y de mercadotecnia por parte de la industria del tabaco, dirigidas a la comunidad latina, en especial a los jóvenes. Los grupos de salud pública, que incluyen la Campaña para tener niños libres de tabaco y el Consejo nacional latino sobre alcohol y tabaco, exigen que las compañías tabacaleras detengan sus esfuerzos dirigidos a la comunidad latina y hacen un llamado a los estados para que aumenten los fondos para los programas de prevención de consumo de tabaco.

En los últimos meses, R.J. Reynolds Tobacco Company ha lanzado una campaña de mercadotecnia nueva, elaborada y cara para los cigarrillos Kool, mediante la cual se han incluido anuncios en publicaciones que son populares entre jóvenes latinos, como Latina y Cosmopolitan en Español. Esta campaña de anuncios, que incluye una inserción de ocho páginas en algunas revistas, cuenta con imágenes y lemas multiculturales dirigidos para atraer las aspiraciones de minorías étnicas, como “Todo se relaciona con la clase del viejo mundo y el estilo del nuevo mundo”, y “Todo se relaciona con la búsqueda de lograr tus ambiciones y mantenerse vinculado con tus raíces” (los anuncios Kool se pueden ver en http://www.tobaccofreekids.org/reports/ethnic).

Además de los anuncios en revistas, la nueva campaña de Kool ofreció conciertos en 14 ciudades por todo el país con músicos de éxito,, bien conocidos por la comunidad latina. La mercadotecnia agresiva de la industria del tabaco está dirigida a tiendas de conveniencia en Miami y otras ciudades con grandes poblaciones que hablan español; saturan de publicidad tanto en inglés como en español.

La nueva campaña publicitaria de Kool no es el primer intento con el que las compañías tabacaleras se dirigen a la comunidad latina. En 1999-2000, Philip Morris emprendió una campaña de anuncios en revistas para los cigarrillos Virginia Slims que usaban el lema “Find Your Voice” (Encuentra tu voz) y presentaba latinas y mujeres de otros grupos étnicos. La campaña sugería que la independencia y el encanto se podían encontrar fumando (los anuncios de “Find Your Voice” se pueden ver en http://www.tobaccofreekids.org/reports/ethnic; desplácese hacia abajo para ver estos anuncios). Philip Morris dejó el lema de “Find Your Voice” después de que la criticaron por dirigirse a mujeres y niñas de grupos étnicos y por ser ofensiva para los fumadores con cáncer en la garganta.

Mientras los índices de fumadores disminuyen en Estados Unidos, los líderes de salud pública señalan que las compañías tabacaleras se dirigen a nuevos mercados para mantener sus utilidades, y el mercado latino es un objetivo atractivo, pues actualmente los latinos fuman a un índice más bajo que la población total. Actualmente 15 por ciento de hispanos adultos en EE.UU. fuman, comparado con 20.9 por ciento del total de la población. En el año 2004, 20.5 por ciento de los estudiantes hispanos de escuelas secundarias fumaban, en comparación con el índice de fumadores en general de escuelas secundarias, de 21.7 por ciento. Los expertos en salud dicen que la mercadotecnia del tabaco tiene un gran impacto, pues los índices de fumadores entre estudiantes hispanos de escuela secundaria aumentaron de 19.8 por ciento en el 2002 a 20.5 por ciento en el 2004, mientras los índices generales de fumadores disminuyeron.

“Las compañías tabacaleras buscan con agresividad al mercado latino, en especial a los jóvenes, de tal manera que la comunidad de salud pública decide expresarse ahora para detenerlas”, comentó Patricia Sosa, Vicepresidenta de relaciones de circunscripción en la campaña Niños libres de tabaco. “Es exasperante que las compañías tabacaleras exploten las aspiraciones, la cultura y las imágenes de la comunidad latina para mercadear productos de tabaco adictivos y mortales para nuestros niños”.

A pesar de las promesas de la conciliación estatal del tabaco de 1998 de detener la mercadotecnia dirigida a los niños, las compañías tabacaleras en realidad la han aumentado en 125 por ciento desde 1998 a un récord de $15.1 mil millones al año en todo el país, o $41.5 millones al día, de acuerdo a la Comisión federal de comercio de EE.UU.

En contraste, todos los estados combinados tienen programado gastar este año sólo $551 millones en programas de prevención de consumo de tabaco. Eso significa que las compañías de tabaco gastan para mercadear cigarrillos más de 27 veces lo que gastan los estados para evitar que los niños fumen. Actualmente, sólo cuatro estados: Maine, Colorado, Mississippi y Delaware financian programas de prevención de consumo de tabaco en los montos mínimos recomendados por los Centros para control y prevención de enfermedades de EE.UU. Estos programas incluyen publicidad contra el tabaco, programas de educación escolares y comunitarios y estricto cumplimiento de las leyes contra la venta de tabaco a menores de edad.

“Las compañías tabacaleras gastan más que nunca para ir tras nuestros niños, entre ellos los niños latinos. Por esa razón es tan importante que respondamos con programas sólidos que protejan a nuestros hijos”, dijo Guillermo Brito, director ejecutivo del Consejo nacional latino sobre prevención de consumo de alcohol y tabaco.

El consumo de tabaco es la causa de muerte prevenible número uno en Estados Unidos, la cual mata a más de 400,000 personas y cuesta al país más de $180 mil millones al año en costos de atención de la salud y productividad perdida. El tabaco mata a más gente cada año que alcohol, SIDA, accidentes automovilísticos, drogas ilegales, asesinatos y suicidios combinados. Casi 90 por ciento de todos los fumadores comienzan a fumar de adolescentes o más jóvenes. Cada día en EE.UU., aproximadamente 4,000 niños prueban su primer cigarrillo y otros 1,500 niños se convierten en fumadores habituales.

Líderes de salud pública denuncian nuevos anuncios dirigidos a los jóvenes latinos; Hacen un llamado por aumentar el gasto en la prevención del consumo del tabaco