LifeMasters Ofrece Consejos Sanos Para las Personas con Diabetes

LifeMasters Ofrece Consejos Sanos Para las Personas con Diabetes



COMPARTE ESTA NOTA

San Francisco, CA–(HISPANIC PR WIRE)–19 de noviembre de 2007–En reconocimiento del mes de la Diabetes en Estados Unidos, LifeMasters — proveedor líder en el país de programas y servicios para el control de enfermedades — anima al público a programar auto-chequeos rutinarios y a mantenerse activo para evitar complicaciones de la diabetes. De acuerdo a cifras de la Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association), 20.8 millones de niños y adultos padecen diabetes, y otros 54 millones tienen pre-diabetes. La diabetes puede provocar enfermedades del corazón, derrames, insuficiencia renal, ceguera o amputación de las extremidades inferiores.

“Aprender a controlar la diabetes es algo que requiere un compromiso personal, pero el tiempo y el esfuerzo valen la pena”, dijo la Dra. Mary Jane Osmick, directora médica de LifeMasters. “Una vez que aprenda a controlar mejor la glucosa en su sangre, manteniendo niveles adecuados de presión sanguínea, peso y colesterol, podra reducir los riesgos de sufrir complicaciones de la diabetes. Además, asegúrese de tomar el examen A1c por lo menos dos veces al año y mantenga su número bajo 7.”

La Dra. Osmick ofrece estas sugerencias para quienes deseen controlar mejor su diabetes.

Consejos de LifeMasters para el control de la diabetes

1. Controle el nivel de glucosa en la sangre: La falta de control de la glucosa (la cantidad de azúcar que circula en su sangre) puede dañar sus ojos, riñones, la circulación en los pies, los nervios e incluso su corazón. Aprenda a revisarse su glucosa en la sangre en casa y si no sabe cómo, pídale a su médico o consejero de salud que le enseñe. Hay otro análisis de sangre, llamado A1c, es un marcador crítico del control de azúcar en la sangre a mayor plazo. El A1c le da una vista del control de la glucosa en la sangre en un período de 3 meses. El A1c debe estar bajo 7 y, en algunos casos aun más bajo. Asegúrese de obtener un A1c por lo menos dos veces al año — o más, si su doctor así lo ordena. Converse con su médico acerca de su examen A1c e infórmese cuál es el nivel óptimo para usted. Cuando la glucosa en la sangre y el A1c están bajo control, este ayuda a proteger al resto de su cuerpo de complicaciones de la diabetes.

2. Deje de fumar: La diabetes aumenta su riesgo de enfermedades cardiovasculares (por ejemplo, los derrames y ataques cardíacos). Fumar añade a sus riesgos ya elevados de diabetes. No es fácil dejar de fumar, pero es una de las mejores cosas que usted puede hacer por su salud. Si usted fuma, colabore con su médico para ayudarle a cesar. Recuerde: dejarlo puede costarle muchos intentos pero, cada vez que usted intenta, se acerca más a convertirse en una persona que no fuma, y esa es la meta.

3. Cuide sus pies: ¡Proteja sus pies! La diabetes puede afectar los vasos sanguíneos y los nervios de sus pies. Esto puede llevar a la pérdida de sensibilidad en sus pies y ponerlo en riesgo de padecer infecciones. Asegúrese de inspeccionar a diario por llagas, cortaduras, ampollas o uñas enterradas en sus pies. Si ve cualquier cambio en la piel o en las uñas, dígaselo inmediatamente a su doctor. Es posible que su médico quiera que usted consulte a un podiatra. Quítese las medias y revise sus pies por lo menos una vez al día. Asegúrese de chequear toda el área, entre los dedos, incluso en la planta de los pies. Si no puede hacerlo — o no puede ver la planta de sus pies — pídale a alguien que le ayude o utilice un espejo. Mantenga sus pies protegidos con medias limpias y siempre calce zapatos. Un último consejo muy importante: si moja sus pies en el baño, asegúrese de probar la temperatura del agua antes de meter los pies para evitar una quemadura inadvertida en su piel.

4. Colabore con su médico para mantener una dieta saludable y controlar su peso: Su proveedor de salud puede recomendarle una dieta para equilibrar la comida que usted ingiere con su insulina y medicinas orales para la diabetes. Si es posible, trabaje con un nutricionista/dietista que le ayude a comprender cómo comer mejor para controlar la glucosa en su sangre, coma bien y deshágase de esas libritas de más. Elija comidas con mucha fibra (lo cual hará que se sienta lleno más tiempo), minerales y vitaminas como los vegetales (p. ej., espinacas, zanahorias, brócoli o ejotes) y frutas. Pregúntele a su médico o nutricionista cuáles — y cuántas — frutas comer, ya que todas las frutas contienen azúcar, y si come demasiadas aumentará el azúcar en su sangre. Añada granos enteros y productos lácteos sin grasa a su dieta. Recuerde que la clave para el comer saludable y para controlar su peso es balancear lo que usted come con las calorías que quema en sus actividades.

5. Controle su colesterol y lípidos en la sangre: Como la diabetes aumenta su riesgo de enfermedades de los vasos sanguíneos, es importante controlar su colesterol y los lípidos en la sangre. Colabore con su médico y hágase unas pruebas de lípidos en la sangre (colesterol total, LDL-c, HDL y triglicéridos), y apréndase sus números y cómo mejorarlos. Comer una dieta baja en grasas y con carbohidratos balanceados (almidón y azúcar) le ayudará a controlar los lípidos en su sangre. Muchas personas con diabetes deben tomar medicinas para controlar los lípidos en su sangre. Pregúntele a su médico si los lípidos en su sangre están en las metas establecidas por la Asociación Americana de la Diabetes. La prevención de las enfermedades de los vasos sanguíneos es la mejor manera de evitar las complicaciones de la diabetes.

6. Hágase una prueba anual de ojos dilatados: La diabetes puede afectar los vasos sanguíneos en sus ojos. Asegúrese de ver a un oculista por lo menos una vez al año para que se haga un examen de ojos dilatados (tenga cuidado, ya que el doctor le pondrá gotas en los ojos para agrandar su pupila). Estos exámenes anuales de los ojos le permiten saber si la diabetes está afectando sus ojos y pueden prevenir la ceguera. Recuerde, si experimenta un cambio en su visión en cualquier momento, llame inmediatamente a su oculista.

7. Aspirina: Pregúntele a su doctor si debe tomar aspirina todos los días. Se ha mostrado que la aspirina protege contra los riesgos de un ataque cardíaco, lo cual ocurre comúnmente en las personas con diabetes.

8. Manténgase activo: Permanecer activo regularmente puede ayudarle a controlar no solo los niveles de azúcar en su sangre, sino que también le ayudarán a controlar su peso. Use zapatos cómodos y salga a caminar, o elija una actividad que le guste. Manténgase en actividad con amigos que le ayuden a seguir su programa. Colabore con su médico o nutricionista para que le ayuden a prevenir la falta de glucosa en la sangre mientras hace ejercicios. Siempre lleve un bocadillo cuando haga ejercicios en caso de que experimente niveles bajos de glucosa en la sangre. Y además, beba mucha agua mientras los hace. ¡A mover esos músculos!

9. Practique buenos hábitos en el cuidado de la piel: De acuerdo a la Asociacion Americana de la Diabetes, casi una tercera parte de las personas con diabetes tendrán en algún momento de sus vidas un desorden de la piel causado o afectado por su condición. Los niveles altos de glucosa tienden a causar resequedad de la piel y reducen su capacidad de mantener alejadas a bacterias que a menudo entran a través de la piel. Asegúrese de mantener su piel limpia y seca, y evite utilizar agua muy caliente cuando se baña. Es importante mantener su piel hidratada, especialmente durante los meses fríos del invierno. Si nota una grieta o cortadura en su piel, limpie o seque el área y manténgala cubierta hasta que sane por completo.

10. Controle su estrés: El estrés es parte de la vida de todos, pero algunas personas lo controlan mejor que otras. ¿Sabía que el estrés puede alterar los niveles de glucosa en su sangre? Por eso, mantener el estrés bajo control es una parte importante de cualquier programa de control de la diabetes. Si siente que se está estresando, tómese un receso de unos minutos y haga ejercicios sencillos de respiración, camine un rato o póngase a escuchar su música favorita.

11. Lea más acerca de la diabetes: La mejor defensa para prevenir la diabetes o evitar que empeore es mantenerse informado. Aprenda sobre las señales de advertencia de las complicaciones de la diabetes y cómo cuidarse mejor. Colabore con su médico para comprender las muchas formas en que la diabetes puede afectar su cuerpo y de pasos concretos para reducir cada riesgo. Hágase responsable de su salud y de sus decisiones de estilo de vida, incluyendo qué comer, fumar o no, y la cantidad de ejercicios que hace. Haga un plan anual con su médico para que obtenga todas las pruebas requeridas y revise los resultados para luego mejorarlos. La Internet y las revistas de salud están llenas de información que puede ayudarle. Recuerde, depende de usted como se desenvolvera la jornada de su salud, así que participe activamente en el mantenimiento de su salud.

Acerca de LifeMasters Supported SelfCare, Inc.

LifeMasters Supported SelfCare, Inc. es un proveedor líder de programas y servicios para la promoción de la salud y el control de enfermedades que crean coaliciones de salud entre las personas, sus médicos y proveedores. La misión de LifeMasters es capacitar a las personas para que logren y mantengan una salud óptima. Los programas mejoran la calidad del cuidado para las personas con factores de riesgo y condiciones crónicas; reducen los posibles costos de cuidado de salud para los proveedores; y proveen recursos e información para apoyar las decisiones de los profesionales de salud. LifeMasters ofrece programas para personas con diabetes, insuficiencia cardiaca congestiva (ICC), enfermedad de las arterias coronarias (EAC), enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), hipertensión y asma (todas ellas están totalmente acreditadas por el National Committee for Quality Assurance (NCQA) y URAC, cáncer, síndrome metabólico y dolor músculo-esquelético. Los programas de LifeMasters son enfocados en forma integral, apoyan co-morbilidades como la depresión y facilitan cambios en el estilo de vida tales como el dejar de fumar y perder peso. LifeMasters provee servicios a más de 650,000 personas en toda la nación.

Fundada en 1994 por un médico, LifeMasters trabaja con algunos de los mayores planes de salud, empleadores, sistemas de jubilación y organizaciones gubernamentales en el país, incluyendo a Aetna, BlueCross BlueShield de Tennessee, el Sistema de Jubilación de Maestros del Estado de Ohio, y Presbyterian Health Services en Nuevo México. Para más información acerca de LifeMasters, por favor visite http://www.lifemasters.com o llame al 1-800-777-1307.

LifeMasters Ofrece Consejos Sanos Para las Personas con Diabetes