Lo que debe saber del virus H1N1

Lo que debe saber del virus H1N1



COMPARTE ESTA NOTA

DALLAS, 22 de mayo /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — El médico Gonzalo Venegas ha enviado el siguiente comunicado de prensa:

Como un médico residente en Dallas he sido testigo de la oleada de pánico en torno al virus H1N1 (gripe o influenza porcina). Se cerraron distritos escolares; se cancelaron eventos deportivos intramuros en todo el estado; incluso hubo sugerencias de cerrar la frontera con México, lugar de paso de aproximadamente 750,000 personas cada día. Ciertamente, los medios alimentaron el pánico; de igual manera, los medios pueden servir para brindar información a la ciudadanía acerca de temas relativos a su salud.

Por eso decidí crear esta columna y responder las preguntas más comunes acerca del virus H1N1, además de tranquilizar a la población respecto a la seguridad de consumir cerdo ahora y en el futuro.

¿Qué es el virus H1N1 (gripe o influenza porcina)?

H1N1 (originalmente denominado “gripe o influenza porcina”) es una enfermedad respiratoria. Se trata de un nuevo virus que fue detectado por primera vez en personas de Estados Unidos en abril de 2009. En otros países, como México y Canadá, se han reportado casos de personas infectadas con este nuevo virus. El virus se contagia de persona a persona, probablemente del mismo modo que otros virus de influenza estacional.

¿Por qué se denominó inicialmente “influenza porcina” al virus H1N1?

Los medios se refirieron al virus como “influenza porcina” porque las pruebas de laboratorio revelaron que algunos de los genes del nuevo virus se parecían a los virus de influenza que se han encontrado en población porcina. Los estudios posteriores han demostrado que el H1N1 se diferencia notablemente de los virus comunes en cerdos en Estados Unidos. De hecho, se trata de una cepa única que no fue reconocida anteriormente en humanos ni en cerdos.

¿Cómo se contagia el H1N1?

Los virus de influenza suelen transmitirse de persona a persona, por lo general a través de la materia húmeda que se encuentra en las secreciones al toser y estornudar. El contagio puede darse cuando las gotitas de la expectoración o el estornudo de una persona infectada son lanzadas al aire y se depositan en la boca o la nariz de otra persona. También es posible que los virus de la influenza se transmitan cuando una persona toca las gotitas de la respiración que están en un objeto o en el cuerpo de otra persona y después toca su propia boca o nariz, o la boca o nariz de alguien más. Es imposible contagiarse de H1N1 por manipular carne cruda de cerdo o consumir carne de cerdo cocida.

¿El virus H1N1 se transmite a través de los animales?

Parece que el virus se contagia entre la población humana. No hay indicios de que alguno de los casos de enfermedad humana sea producto del contacto con cerdos u otros animales.

¿No es mejor tomar precauciones?

De acuerdo con los organismos de salud más serios, incluida la Organización Mundial de la Salud, los Centros Estadounidenses para el Control y la Prevención de Enfermedades, el Departamento de Agricultura y el Departamento de Salud y Servicios Sociales de Estados Unidos, la cepa del virus H1N1 no puede transmitirse por consumir carne de cerdo: la enfermedad no constituye una preocupación de seguridad alimentaria. Las precauciones implican tomar medidas para evitar entrar en contacto con el virus, por ejemplo, lavarse las manos con frecuencia. Si desea más información, consulte la página elcerdoesbueno.com.

No me queda del todo claro.

Los hechos son transparentes. Los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) no han encontrado pruebas de que ninguno de los casos de enfermedad sea consecuencia del contacto con cerdos. El sitio web de los CDC señala: “Los virus de la influenza porcina no se transmiten por los alimentos. Es imposible contraer la influenza porcina por consumir cerdo o productos derivados del cerdo. Consumir productos porcinos que han sido manejados y cocinados correctamente no implica riesgo alguno”.

¿Cuándo debo solicitar atención médica?

Algunos de los síntomas que requieren de atención inmediata son: dificultad para respirar o dolor en el pecho, decoloración de los labios, vómito e incapacidad de retener líquidos, mareo, no orinar o sufrir ataques.

¿El cerdo puede formar parte de una dieta sana?

Sin duda. Los cortes magros como el lomo y las chuletas son comparables con el pollo en tanto fuente ideal de proteína. EL cerdo aporta muchos de los nutrientes que no solemos consumir de otra forma, como potasio, fósforo y vitamina B12, y esta última sólo se encuentra en alimentos de origen animal.

Nota del editor: El Dr. Venegas ejerce la medicina desde 1984. Preside la fundación The Venegas Medical Foundation y es miembro activo de organizaciones comunitarias como LULAC, The Mexico Institute, Casa Guanajuato y Emmanuel Medical Mission.

FUENTE National Pork Board

Lo que debe saber del virus H1N1