Los consumidores comparten su rituales personales favoritos cuando comen al aire libre...

Los consumidores comparten su rituales personales favoritos cuando comen al aire libre – parrilladas

La Asociación Dietética Americana y la Fundación de ConAgra Foods revelan en una encuesta los distintos estilos de hacer parrilladas y ofrecen consejos sobre la seguridad de los alimentos en el hogar para cada uno de estos estilos


COMPARTE ESTA NOTA

Chicago, IL–(HISPANIC PR WIRE – BUSINESS WIRE)–31 de agosto de 2005–Una nueva encuesta nacional realizada por la Asociación Dietética Americana y el programa de la Fundación de ConAgra Foods- La seguridad de los alimentos…Está en tus manos (Home Food Safety…It’s in Your Hands(TM)) sugiere que el éxito de hacer parrilladas puede estar relacionado tanto al estilo personal y a las características del cocinero como a las recetas e ingredientes que se utilicen. Con casi todos los estadounidenses (el 98 por ciento) aventurándose a hacer parrilladas al aire libre, resulta que la personalidad individual afecta la experiencia total del cocinar al aire libre, el ambiente, el menú, y cuan segura permanece la comida al manejarse y al servirse.

La encuesta realizada por la ADA y ConAgra Foods reveló variados tipos de personalidad en los cocineros de parrilladas – Desde los que les gusta entretener (el 38 por ciento), que cocinan para los demás y quieren ser el centro de atracción, los innovadores (el 33 por ciento), que experimentan con distintos ingredientes interesantes y técnicas modernas de cocinar, hasta los cocineros que van “por el libro” (el 21 por ciento) y que son muy metódicos en su práctica y emplean recetas básicas para cocinar a la parrilla, y los maestros fanáticos de la salud quienes sólo incluyen los ingredientes que son absolutamente saludables. Si bien el deseo de hacer parrilladas lo provoca mayormente el sabor, la encuesta reveló que también viene del deseo a la conveniencia (el 59 por ciento), el deseo de entretener, (el 44 por ciento), y de relajarse (el 44 por ciento), el cocinar saludablemente (el 32 por ciento), y el costo (el 29 por ciento).

“Independientemente de las características del cocinero de parrilladas, más y más gente está cocinando y comiendo al aire libre. Según el sabor y el clima se calientan, así también aumenta el riesgo de enfermedades causadas por la comida”, dice la dietista graduada Jackie Newgent, portavoz nacional de la Asociación Dietética Americana y el programa de la Fundación de ConAgra Foods- La seguridad de los alimentos…Está en tus manos (Home Food Safety…It’s in Your Hands(TM) ). “Sepa su propio estilo de cocinar a la parrilla e incluya siempre las prácticas saludables en el manejo de su comida, ya sea cuando esté cocinando una hamburguesa para usted o una gran parrillada para todos sus vecinos”.

Examine estos estilos de cocinar y los consejos de seguridad para la comida que les acompañan, de la Asociación Dietética Americana y la Fundación de ConAgra Foods, y descubra al maestro de parrilladas en usted.

Los innovadores

Para los que se proclaman como los innovadores de parrilladas (el 33 por ciento), la regla general es, “Cuando encuentres una buena receta, busca otra!”.

Estos cocineros, así como más de la mitad de todos los cocineros de parrilladas, (el 57 por ciento), dicen que les gusta cocinar a la parrilla para probar nuevas recetas y combinaciones de sabores—con la salsa de barbacoa como el ingrediente más usado, seguido de aderezos para adobar, ingredientes para dar sazón e ingredientes secos que se frotan en la carne.

Pero si bien a estos cocineros les gusta aventurarse, también juegan con el desastre. De acuerdo a la ADA y la encuesta de ConAgra Foods, más de una de cada cuatro personas (el 26 por ciento) típicamente vuelve a usar el líquido de marinar y las salsas de la comida cruda, y la usan para humedecer la carne ya cocida—una manera de propagar bacterias.

“Mantenga segura sus creaciones culinarias hirviendo el líquido de marinar antes de usarlo para darle sabor a la carne que ya está cocida”, dice Newgent. “También, use distintas brochas, una para marinar la carne cruda y otra para la cocida o lávelas con agua caliente y jabón entre usos, para evitar contaminar la carne cocida con la cruda”.

Los cocineros que van “por el libro”

“No todos los cocineros se arriesgan con sus recetas. De hecho, el 21 por ciento se define como cocineros “por el libro” prefiriendo quedarse con lo que funciona cuando se trata de dar de comer a su familia. Las hamburguesas, los perros calientes y chorizos, son los primeros en la lista de comidas favoritas a la parrilla, escogidos por el 94 por ciento de los cocineros de parrilladas. Entre otros platos populares se incluyen, el bistec, el pollo, el pescado y los mariscos.

Si bien el quedarse con lo que funciona puede ser bueno, vale la pena romper algunos hábitos. De acuerdo a la ADA y la encuesta de ConAgra Foods, más de uno de cada cuatro cocineros en el hogar (el 27 por ciento) dice que típicamente descongela la carne en el mostrador de su cocina, o afuera donde está la parrilla o la mesa de hacer picnic—práctica inaceptable en las reglas de seguridad para la comida ya que la bacteria puede propagarse rápidamente si la carne llega a una temperatura más alta de los 40º F.

Tenga un buen comienzo en cuanto a la seguridad de su comida descongelando su carne en el refrigerador ajustado a una temperatura de menos de 40º F, en el microondas en “defrost”, o bajo agua fría en el fregadero de la cocina (asegúrese que la carne esté empacada en una envoltura plástica al vacío y cambie el agua cada 30 minutos para mantenerla a menos de 40º F.

Los que entretienen

Casi el 40 por ciento de los estadounidenses se clasifica como cocineros que entretienen, afirmando que la razón principal para hacer parrilladas es para entretener a sus familiares y amigos—y el 68 por ciento afirma que el hacer parrilladas es una actividad de familia, con sus cónyuges, parientes y niños ayudando al éxito del la gran festejo.

Al hacer parrilladas para un grupo grande de personas el quedarse con sobras es inevitable, así que asegúrese de usarlas correctamente. De acuerdo a la ADA y la encuesta de ConAgra Foods, el 25 por ciento de las personas creen que los sobrantes pueden permanecer fuera por más de dos horas aún en un calor de 90 grados antes de que sea necesario refrigerarlas. “Es una hora de más”, dice Newgent. Cuando la temperatura afuera es de 90 grados o más, las dos horas para comida perecedera se disminuye a sólo una hora, el momento en el cual bacterias peligrosas comienzan a multiplicarse rápidamente”.

Aumente el tiempo en que la comida perecedera puede permanecer fuera en su próxima parrillada planeando con anterioridad. Prepare dos grupos de comida como (frutas, ensaladas, aderezos etc.) y para estar al tanto del paso del tiempo ponga un reloj de tiempo en la mesa.

Una vez haya pasado una hora, cambie el grupo de comida y ponga el otro grupo que ha estado en el refrigerador. ¿No está comiendo en su casa? Mantenga entonces la comida en una neverita portátil con hielo y ponga dentro un termómetro para asegurarse que la temperatura se mantiene a menos de 40º F.

Los fanáticos

Aunque usted se considere un innovador o uno que va por el libro, usted también puede ser uno del 48 por ciento de los estadounidenses que son fanáticos y afirman que todas las épocas son buenas para hacer parrillada. El hacer parrilladas en la lluvia, con granizo, con agua congelada, o con nieve no es inconveniente sino un modo de vida. Los fanáticos no sólo hacen parrilladas frecuentemente sino que el 64 por ciento cocina más de un tipo de comida a la vez.

Sin embargo, con tanto que hacer pueden a veces saltar pasos importantes que podrían llevarlos a sufrir enfermedades causadas por la comida. De acuerdo a la ADA y la encuesta de ConAgra Foods, más de dos de cada tres personas no sabe la temperatura interna apropiada para cocinar una hamburguesa y el 84 por ciento no está seguro de la temperatura interna apropiada a que debe cocinarse una pechuga de pollo. Aún más, los resultados demuestran que la mayoría de la gente (el 92 por ciento) no usa continuamente un termómetro para asegurarse que la carne está cocida.

Algunos cocineros de parrilladas con experiencia creen que con sólo mirar o probar la comida pueden saber si está cocida, pero esto es una receta para enfermarse con la comida,” advierte Newgent. “La única manera precisa de asegurarse que la carne esté completamente cocida y lista para comer es usando un termómetro”. Las hamburguesas deben cocinarse a una temperatura interna de 160 grados Fahrenheit, y la pechuga de pollo a 170 grados Fahrenheit.

Consejos adicionales para hacer parrilladas

El programa de la ADA y ConAgra Foods La seguridad de los alimentos en el hogar…está en sus manos (Home Food Safety…It’s in Your Hands(R)) enseña a los consumidores que la seguridad de los alimentos en el hogar es un asunto muy serio y provee soluciones para que las personas en los Estados Unidos puedan manejar con facilidad y seguridad la comida en sus propias cocinas. Este programa complementa las iniciativas auspiciadas por el gobierno en relación a la seguridad de los alimentos señalando la mayoría de las violaciones críticas en el manejo de la comida y poniendo énfasis en los cuatro mensajes claves que siguen: 1) lávese las manos frecuentemente; 2) mantenga separada la carne cruda de la comida lista para comer; 3) cocine a la temperatura apropiada; 4) ponga la comida en el refrigerador rápidamente a una temperatura de menos de 40 grados Fahrenheit.

Para más información visite el sitio en la red http://www.homefoodsafety.org o llame la línea de la ADA de Información sobre Nutrición para el Consumidor (ADA’s Consumer Nutrition Information Line) al 1-800-366-1655 donde mensajes grabados en inglés y en español están disponibles las 24 horas al día.

Con casi 65,000 miembros, las Asociación Dietética Americana (American Dietetic Association) es la organización nacional más grande de profesionales dedicados a la comida y a la nutrición. La ADA con cede en Chicago sirve al público promoviendo la máxima nutrición y salud y el máximo bienestar. Visite el sitio de ADA en http://www.eatright.org.

ConAgra Foods, Inc. (NYSE: CAG) es una de las compañías más grandes de alimentos en América del Norte que sirve a tiendas minoristas de comida, así como restaurantes y otros lugares de servicios alimentarios. Este programa educativo sobre la seguridad de los alimentos en el hogar, fue financiado por la Fundación de ConAgra Foods (ConAgra Foods Foundation) la rama filantrópica de ConAgra Foods, la cual trabaja para mejorar la calidad de vida de muchas comunidades por toda la nación.

Fuente: Impulse Research, junio del 2005

–30–

CONTACTO:

American Dietetic Association

Lori Ferne

800-877-1600, ext. 4802

o

Edelman

Jaclin Szafraniec

312-240-3362

http://www.homefoodsafety.org

Los consumidores comparten su rituales personales favoritos cuando comen al aire libre – parrilladas