Los hijos de inmigrantes latinos están más propensos al hambre y a...

Los hijos de inmigrantes latinos están más propensos al hambre y a la malnutrición



COMPARTE ESTA NOTA

WASHINGTON, 7 de septiembre de 2011 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — Casi uno de cada cinco niños en Estados Unidos es parte de una familia que no tiene asegurado el alimento diario, según el Departamento de Agricultura de EE.UU. Los niños latinos están aún más propensos a sufrir hambre, según el Instituto de Bread for the World

Más del 30 por ciento de los niños latinos están en tal situación y una de cada tres familias latinas depende de los bancos de comida para alimentar adecuadamente a su familia. Datos recientes de la Oficina del Censo sobre pobreza muestra que más de uno de cada cuatro latinos vive por debajo de la línea de pobreza en el 2009 y el 56 por ciento de los niños inmigrantes viven en familias de bajos recursos.

“Más de la mitad de los niños inmigrantes en Estados Unidos viven en hogares de escasos ingresos donde el alimento no siempre es seguro”, afirma Ivone Guillen, fellow de política inmigratoria para Bread for the World Institute. “Desgraciadamente, muchos niños, que son ciudadanos estadounidenses, no participan en programas federales de ayuda como SNAP (antiguamente, las estampillas de comida) o para almuerzos escolares gratuitos debido a leyes que limitan la ayuda a inmigrantes tanto legales como indocumentados”.

Según el análisis los hijos de inmigrantes latinos presentan mayores índices de hambre porque sus padres no participan de la asistencia del gobierno federal debido a su condición migratoria, o debido a la falta de conocimiento de estos programas y la barre del idioma. “Algunos padres creen que los inmigrantes serán deportados a sus países, pero eso no es cierto. Pueden solicitar la ayuda del gobierno porque sus hijos son ciudadanos de EE.UU.”, dijo Guillen.

Programas federales que reciben fondos del gobierno y que ayudan a mantener a millones de estadounidenses sin hambre en 2010, se encuentran actualmente bajo la lupa cuando el Congreso reanude esta semana las conversaciones sobre la reducción del déficit. La siguiente fase para equilibrar el presupuesto y reducir el déficit recae ahora en el Comité de Selección o “Súper Comité”, que debe identificar $1,5 billones en reducciones del déficit federal.

Un programa que se está considerando es el Programa de Asistencia de Nutrición Suplementaria (SNAP). Más de 45 millones de estadounidenses -uno de cinco- actualmente recibe beneficios de SNAP. Algunos legisladores han propuesto recortes y cambios en los cupones que se traducirá en millones de estadounidenses que sufrirán de hambre. La participación de personas en SNAP se ha incrementado en los últimos años debido a las altas tasas de desempleo.

“Instamos a los legisladores a formar circulo de protección alrededor de los programas que son vitales para las personas pobres y que padecen de hambre”, agregó Guillén.

Para información adicional sobre datos y seguridad alimenticia. Visite http://www.bread.org.

Bread for the World (http://www.bread.org) es una voz colectiva cristiana que pide a los encargados de tomar decisiones acabar con el hambre aquí y en el extranjero.

FUENTE Bread for the World

Los hijos de inmigrantes latinos están más propensos al hambre y a la malnutrición